Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Guincheros: guerra gremial y judicial con final abierto

Una Asamblea desplazó de su cargo al segundo de Roberto Coria, quien decidió redoblar la apuesta judicialmente y enviando cartas documentos al Sindicato y al ministro Claudio Moroni para declarar nulo el encuentro virtual.

Publicado

|

Roberto Coria, actual secretario general del Sindicato de Guincheros. Foto: CATT Prensa.

El Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles de la República Argentina (SGYMGMRA) viene siendo un polvorín interno, entre el secretario general, Roberto Coria, y su adjunto, Daniel Amarante, desde que a fines del año pasado se desafectó el uso de la Terminal Número 5 cuya operación ejecutaba Bactssa, de capitales chinos. De ello dio cuenta Mundo Gremial.

Portuarios: acusan a dirigentes de corrupción por desactivar una terminal portuaria

Pero ahora y frente al proceso eleccionario que tiene posible fecha de realización el 18 de noviembre todo se recrudeció. En el campamento de Amarante se especulaba con que iba a ser expulsado del gremio; lo que no sucedió: el lunes pasado, en una Asamblea Extraordinaria, que primero había sido rechazada por la directora de Asociaciones Sindicales, Mónica Risotto, y luego avalada, el Consejo Directivo resolvió desafectar a Amarante de su cargo de Adjunto dejándolo como afiliado raso.

La jugada del oficialismo fue correr el plano judicial si finalmente lo expulsaban. Coria lo explica así: “En nuestra organización existe plena Democracia Sindical. Cualquier afiliado puede presentar su lista para conducir el destino de los Guincheros”.

También, allegados a la conducción de Guincheros, hicieron saber que “si Amarante estaba en desacuerdo con la Comisión Directiva debería haber renunciado”. Completan: “La votación en el Zoom que fue legalizado fue contundente: de los 36 miembros de la Comisión Directiva ninguno respaldó a Amarante y lo mismo ocurrió con todo el cuerpo de delegados, que de los 70 miembros que votaron por su apartamiento, solo el delegado de San Nicolás votó en contra”.

Mundo Gremial quiso saber la posición de Amarante y parte de la respuesta fueron las dos cartas documentos que enviaron sus abogados, tanto al SGYMGMRA como a Claudio Moroni; y que se adjuntan en esta nota.

Al sindicato le hace saber que “impugna la Asamblea Extraordinaria” y la rechaza “por falsa, maliciosa, temeraria e improcedente (…) por no estar contemplada en el Estatuto Social”.

Al ministro le indica: “Pretenden proscribir mi participación democrática en los próximos comicios (…) sancionándome de manera virtual”. Exige la “declaración de nulidad de la Asamblea (…) bajo apercibimiento de iniciar acciones legales” y considera que de avalar ese Asamblea, el Ministerio de Trabajo “será cómplice de violaciones groseras emanadas de los principios de Libertad y Democracia Sindical”.

—¿En qué afecta que le saquen el cargo si puede armar lista y presentarse?, quiso saber Mundo Gremial.

—No puedo ejercer el rol gremial con los compañeros ante las empresas para hablar y reclamar cosas por ellos. En definitiva para hacer todo esto es que deben estar con algún temor con la presentación de nuestra lista- respondió Amarante.

Pese a que la estrategia del oficialismo fue evitar judicializar las elecciones, a las cartas documento se le sumaron una cautelar pedida en la Justicia laboral para que también desestimen la Asamblea Extraordinaria.

Repasando, Roberto Coria tiene vencido el mandato desde diciembre de 2020 y prorrogado por las resoluciones que dictaminó el Ejecutivo. Con todo, Amarante se presentará con la lista Agrupación Guincheros Unidos.

El origen del problema

La terminal 5, bajo liderazgo de Amarante y en la que se desempeñan unos 560 operarios, está sin trabajo alguno desde marzo; pese a que judicialmente puede operar hasta noviembre de 2021: con esta desafectación se buscaba concentrar en APM, controlada por Maersk y que está a cargo de la Terminal 4; y Terminales Río de la Plata (TRP), que controla las zonas 1,2 y 3 y tiene como accionistas a Dubai Ports Word y al grupo argentino Román, la operatoria de Bactssa. A nivel sindical “también lo hicieron para correrme a mí y para generar negocios propios con las otras terminales”, acusa Amarante.

En aquellos momentos Amarante encontró respaldo en la familia Moyano quien movilizó tropa para engrosar la protesta de la Terminal 5 y quien hoy asesora legalmente a Amarante.

Pese a estar con operatoria cero, la empresa sigue pagando los salarios e incluso cerró paritaria este año: el paquete salarial más todos los gastos de mantenimiento implican que esa terminal pierda 5 millones de dólares mensuales. ¿Hasta cuándo aguantará?

El puerto es un coto de caza por la cotización de esas tierras: Cambiemos tenía en la mira su cierre y entrega de operatoria al puerto de Montevideo. Este Gobierno mira con ganas activar el puerto de La Plata, en detrimento del de Buenos Aires. Las peleas entre gremios no ayudan a mantener una postura firme contra posibles avances inmobiliarios.

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno