Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Dante Sica: “Los salarios le están empezando a ganar a la inflación”

En exclusivo para Mundo Gremial, el ministro opinó desde Ginebra sobre la realidad de los trabajadores argentinos y ratificó que lo peor de la crisis ya pasó.

Juan Manuel Morena

Publicado

|

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, inició este viernes su participación oficial en la 108° Conferencia Internacional del Trabajo en Suiza.

Lo hizo con su exposición ante la Comisión Plenaria donde ratificó la predisposición del Estado argentino de mantener y fortalecer el diálogo tripartito con empresarios y trabajadores.

El funcionario nacional concedió una entrevista exclusiva a Mundo Gremial, único medio argentino con cobertura especial en la Conferencia del Centenario de OIT.

Sica ratificó sus dichos sobre la crisis y adelantó que seguirán con las negociaciones sectoriales por cambios en las condiciones laborales, para llegar finalmente a una modernización laboral que de respuestas a las problemáticas de los trabajadores, según afirmó.

– En las últimas horas, usted recibió fuertes criticas del sector sindical por asegurar que “lo peor de la crisis ya pasó”, ¿ratifica sus dichos?
– Sí, sí, estamos más lejos del epicentro de lo que fue la crisis. Estamos entrando en la etapa de recuperación, todavía tenue, observando algunos indicadores que nos permiten mostrar una tendencia, ya que empieza a mejorar tanto desde el punto de vista de la baja de la inflación, las actividades están desacelerando su caída, y algunas, en especial indicadores líderes como es cemento, acero, aluminio, gráficos, en especial papel, empiezan a dar señales de que estamos quizá, ya saliendo de la etapa de caída o de amesetamiento, y empieza una etapa de recuperación.

– Pero el impacto ha sido notorio…
– Claramente, esto ha tenido un impacto muy fuerte en algunos sectores, como en el industrial de venta de bienes destinados a la demanda interna, se notó el impacto sobre el empleo y salarios en el año pasado, pero también estamos viendo que el tema respecto a salarios a partir de lo que es el cierre de paritarias, los salarios le están empezando a ganar a la inflación y empieza a cambiar la tendencia, por eso, claramente reafirmo lo que dije.

– Otro de las temas en agenda es la reforma laboral, y sobre esto, dijo que le hubiera gustado avanzar mucho mas en materia de modernización laboral, ¿cuáles son los puntos que considera revisar y modificar de la legislación laboral?
– Primero, claramente nosotros somos conscientes de que tenemos un doble desafío como país. Por un lado, adaptarnos a las nuevas formas prácticas de cambios tecnológicos que están cambiando el modo de conexión, y la aparición de nuevas plataformas económicas y nuevas formas de trabajo.

Y por otro lado, tenemos una deuda enorme: casi un tercio de nuestros trabajadores están en situación informal. Tenemos que darnos un debate muy serio todos los actores sociales, en especial empresarios y sindicatos, como para poder saldar la deuda y empezar los cambios del mundo que viene.

Si uno mira en los últimos tres años y medio avanzamos poco en materia de costos extras salariales en especial los temas de judicialización, pudimos avanzar con ART, no todas las provincias adhirieron a la ley, aquellas que adhirieron de alguna manera los costos bajaron y eso mejoró la expectativa desde el punto de vista empresarial.

Hemos avanzado casi nada en el blanqueo, eso es una deuda que tenemos pendiente creo que hasta ahora espero poder saldarla antes de fin de año, eso es no poder ir a dar un instrumento que hubiese permitido mejorar la posición de muchos trabajadores que, como te decía antes, no tienen ningún tipo de derechos.

– El sindicalismo adelantó que no va a acompañar reformas en la Ley de Contrato de Trabajo, ¿es posible avanzar sin el respaldo de los gremios?
– Nosotros creamos la Comisión de Diálogo Social donde convocamos a las tres centrales obreras, a todos los empresarios, participa el gobierno y la OIT sirve como árbitro. Ahí es donde tenemos que dar el debate y empezar a buscar cuáles son todos los instrumentos que tenemos que adaptar, todas las normas que tenemos que modificar, todos los cambios que tenemos que hacer, en función de tener trabajo formal y decente.

– Si no hay diálogo, si no se avanza, ¿hay posibilidad que salga por decreto esa reforma?
– Nosotros vamos a trabajar y vamos a insistir todos los días en mantener los canales abiertos de diálogo, en mantener todos los contactos necesarios, las mesas sectoriales nos sirven como un puente mientras madura el proceso de conversación, esto nos ha permitido mejorar en sectores como la energía a través de la mesa sectorial de Vaca Muerta, la productividad del sector; estamos trabajando con el gremio del calzado, estamos trabajando con textiles, estamos avanzando con gastronómicos, hemos avanzado en la mesa de maquinaria agrícola.
Creo que esos son instrumentos, de nuevo, de diálogo donde participan todos los sectores y a lo mejor sector por sector podemos ir madurando y viendo los cambios. Muchas veces las reacciones tienen más que ver con desconocimiento, con miedo, con la idea de que esto va en contra de los trabajadores. Algunos usan la figura de los trabajadores porque piensan que va en contra de los sindicatos, creo que tenemos que tener un diálogo muy abierto, sin miedos, sin esconder la cabeza en la tierra como el avestruz, creo que es la única forma de poder avanzar.

– Estamos ya en junio del 2019, ¿qué balance tiene de las paritarias al día de hoy?
– Hasta ahora debemos tener de los 6 millones de trabajadores conveniados, 4 millones ya con paritarias que han cerrado. No han sido conflictivas, salvo algunos casos puntuales. Hubo cordura en ambas partes; por un lado reconocimiento de la realidad que se enfrentaba, de ver la tendencia hacia adelante, de darse cuenta que a lo mejor llevar a un conflicto perjudicaba más a los trabajadores porque atrasaba el impacto de la mejora remunerativa, mirar también sector por sector cuáles eran los márgenes de maniobra que tenía cada sector.
Así que han cerrado la mayoría, te diría hasta ahora un 90% ha cerrado paritarias anuales con revisiones, con cláusula de revisión, con desembolsos mensuales, bimensuales o trimestrales, según el nivel de actividad y te diría con las fricciones propias de una negociación colectiva pero no ha habido grandes inconvenientes.

Carlos Foradori (embajador de Argentina), Daniel Funes de Rioja (UIA), Dante Sica, Guy Ryder (DIrector General OIT) y Gerardo Martínez (CGT – UOCRA).

– En el marco de la Declaración del Centenario sobre el Futuro del Trabajo, ¿cuáles son los mayores desafíos que tiene la República Argentina?
– No hay uno puntual, tenemos el doble desafío de hacernos cargo del futuro y resolver el pasado, y creo que eso va a requerir una apertura de diálogo permanente, de comprensión, de entender todos, sectores empresariales, sectores políticos, el gobierno, los trabajadores, que tenemos que hacer todo para que haya trabajo formal, decente, que es lo que de alguna manera genera el núcleo de bienestar para la población. Ahí el desafío es superar las barreras ideológicas, para poder tener un diálogo constructivo.

– ¿Va a ser el Ministro de Producción del próximo gobierno?
– Claramente, nosotros vamos a seguir siendo gobierno, vamos a ganar las elecciones, yo tengo en principio un contrato hasta el 10 de diciembre después dependerá del Presidente lo que quiera resolver. Las ganas las tengo.

Juan Manuel Morena, director de Mundo Gremial.

Seguir leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Cómo fue la primera semana de paritarias de Axel Kicillof

El gobernador bonaerense debutó en las negociaciones con los gremios estatales. Las reuniones seguirán esta semana con marcados focos de conflicto.

Mundo Gremial

Publicado

|

Axel Kicillof tuvo su debut paritario. Docentes, estatales, judiciales y profesionales de la salud protagonizaron el primer cara a cara con los funcionarios del gobierno para discutir la pauta salarial 2020.

Con las particularidades de cada sector, en todas las citas quedó un punto claro: la cláusula gatillo, la vedette de la temporada anterior, está fuera de competencia y ahora las partes buscarán un mecanismo que protega el poder adquisitivo.

El otro punto en común fue la necesidad de recomponer el salario, un punto que preocupa a la todalidad de los gremios pero que desde el gobierno anticiparon, en voz de la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, que “es imposible recuperar lo que se perdió en 4 años de un día para el otro”.

Docentes. Es tal vez la negociación con mayor relevancia hoy en el país. El primer encuentro fue el lunes 10 y contó con la presencia de las primeras líneas gremiales, como Roberto Baradel, Miguel Díaz y Mirta Petrocini, y con la visita del gobernador Kicillof.

No hubo oferta salarial ni se habló de sueldos. El debate se pasó para el jueves, en donde los funcionarios bonaerenses discutieron la cuestión salarial pero tampoco hubo propuesta. Sólo se confirmó que el pago del remanente adeudado se hará efectivo el 12 de marzo.

El Frente de Unidad Docente (SUTEBA, FEB, UDOCBA, AMET y SADOP) ) demandó la recuperación del poder adquisitivo perdido y una recomposición salarial con la incorporación de sumas no remunerativas al básico.

Asimismo, solicitó implementar un mecanismo de aplicación automática que garantice que no se pierda el poder adquisitivo del salario en manos de la inflación. Esta semana seguirá la negociación.

Estatales. Los gremios de la Ley 10430 (la paritaria general del Estado) rechazaron por unanimidad la primera propuesta de Kicillof: dos bonos de 1500 pesos, uno para recuperar lo perdido en 2019 y otro para empezar la discusión de este año.

FEGPPBA, UPCN y ATE compartieron la negativa a la oferta, y la negociación pasó a cuarto intermedio hasta este lunes a las 15 horas. Los sindicatos piden de manera “urgente” se comience a buscar la forma de recomponer el salario de los estatales.

Las entidades reclaman “el reconocimiento de los porcentajes perdidos en 2019, luego discutir el 2020 retroactivo a enero y aumento del básico”.

Judiciales. La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) concretó la primera reunión con el Ejecutivo. Fue el pasado viernes, en lo que fue una formalidad y el inicio de las conversaciones. No hubo oferta salarial.

“Pudimos plantear todo los reclamos; nos pareció importante la presencia de los tres ministros del área, Economia, Justicia y Trabajo. Y expresamos la necesidad de constituir cuatro mesas de trabajo para abordar la complejidad de los reclamos”, explicó Pablo Abramovich, tituar de la AJB.

El jueves 20 será recibidos por el ministro de Justicia, Julio Alak.

El dato: la paritaria judicial se reactivó luego de dos años paralizada.

Profesionales de la salud. La reunión por la Ley 10.471 fue el martes 11. Los gremios del sector puntualizaron los reclamos en aumento salarial y condiciones laborales. Estuvieron presentes, entre otros, referentes de los médicos de CICOP y enfermeros del Sindicato de Salud Pública (SSP).

En este caso tampoco hubo propuesta salarial, y se acordó dar esa discusión en el transcurso de esta semana, aunque hasta el mediodía de este lunes no había convocatoria.

La CICOP adelantó que pedirá cláusula gatillo y convocó a reunión de Consejo Directivo para evaluar los pasos a seguir.

Seguir leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

¿Alfombra roja al sindicalismo?

La película American Factory ganó un Oscar al mejor documental y puso en debate los derechos laborales y el rechazo a la sindicalización anexado a un régimen opresor de la cultura laboral en China. Aunque sin premios también participó El Irlandés, que roza la vida de Jimmy Hoffa, el líder del sindicato camionero yanqui.

Pablo Maradei

Publicado

|

American Factory

Con la ganadora como mejor documental, American Factory, y el film de Martin Scorsese, El Irlandés, el hermético mundillo sindical llegó a Holywood. Siempre atractivo por su oscuridad las historias están basadas en hechos tomados de la realidad: AF trata de la reapertura -a manos de un multimillonario chino- de una fábrica de parabrisas para automóviles mientras que la otra recrea la vida de Frank Sheeran, un mafioso que asesinó por encargo al líder sindical del poderosísimo sindicato de Camioneros norteamericano, Jimmy Hoffa. En este último largometraje claro está se muestran conductas mafiosas del jefe gremial.

En American Factory la reapertura de la autopartista, bautizada como Fuyao Glass América, viene acompañada de persecución sindical: el dueño no quiere bajo ningún punto de vista que el sindicato entre a su negocio bajo amenaza de arrear las banderas e irse de suelo americano. A fuerza de volanteo y presión, el máximo pataleo que logran los que van por la sindicalización es que los trabajadores voten: así lo hacen y pierden. Asunto terminado: sindicato afuera. La versión sui generis argentina le da otra vuelta de rosca: hay casos en que el empresario arregla con el sindicato un pago global bajo cuerda para que el sindicato no se pueda meter. Es más: si a alguno se le ocurriera consultar con el gremio para ver cómo afiliarse puede ser despedido.

La película muestra que el empresario chino traslada las condiciones laborales de su país a EEUU: trabajadores chinos sufridos con horarios laborales full time que van de lunes a lunes y sin vacaciones versus los trabajadores occidentales acostumbrados a tener descanso, período vacacional pago y otros tantos derechos. De hecho, los trabajadores de Fuyao deben encarar jornadas de 12 horas de trabajo con solo dos días libres al mes y, para colmo, sin condiciones de seguridad. Dato: tener en cuenta que en China, donde funciona una economía socialista de mercado, impera el Partido Comunista. El axioma del PC es que nadie puede defender mejor a los trabajadores que sus dirigentes que tiene 90 millones de miembros.

El irlandés, de Martin Scorsese

Teorías conspirativas hablan de que en el documental se cuela la guerra comercial China Estados Unidos dejando muy mal parada a la potencia oriental por su desprecio a la vida humana al someter al trabajador a prácticamente regímenes de esclavitud. Y para colmo le dan el Oscar que potencia su poder de fuego a nivel mundial. Sin embargo “a la película le falta contar que si el empresario es americano le ocurrirá lo mismo: desde unos años a hoy cada vez hay más desafiliación sindical y esto es porque hay negociación directa entre el empresario y las comisiones sindicales puertas adentro. Esto da una plasticidad al sistema que no da el sindicalismo tradicional”, explica a este diario un diplomático que tuvo residencia tanto en el gigante asiático como en la mayor potencia mundial. Esta tendencia de la negociación directa patrón obrero viene desde la época de Samuel Gompers (1850-1924), quien fuera presidente de la American Federation of Labor. También fue uno de los firmantes y promotores del título XIII del Tratado de Versalles y por lo tanto uno de los promotores de la OIT (Organización Internacional del Trabajo).

Con el descrédito del sindicalismo local, ¿por qué no nos encontramos en un proceso de desafiliación? preguntó Mundo Gremial a expertos en la materia.

Estadística: según el último sondeo de la consultora Opinaia, realizado en mayo de 2019, solo un 12% de los argentinos confía en los sindicatos. “Tenemos un desempleo fenomenal con una sindicalización como si estuviéramos con pleno empleo; los que se van de los sindicatos son los que se caen del sistema y terminan cobrando subsidios del Estado en forma de planes”. Otro apunta que “en Argentina no hay equilibrio y nadie quiere ceder”. Agrega un analista: “Hoy el poder de la calle lo tienen las organizaciones populares” quienes paradójicamente vienen pidiendo entrar a la CGT y son rechazados continuamente. ¿Llegarán primero a Holywood?

Seguir leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Los detalles de la interna gremial en el SOEME

Crece la disputa entre Marcelo Balcedo y el sector que conduce Adrián Di Marco, consagrado como secretario general en las elecciones convocadas por el juez Kreplak y que hoy son cuestionadas por la justicia laboral.

Mundo Gremial

Publicado

|

El conflicto interno del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME) se ganó este miércoles los principales títulos de todos los portales y diarios del país. La situación generó confusión, y algunas apreciaciones erróneas dibujaron un manto de desconcierto entre los afiliados y trabajadores de la actividad.

¿Toma? ¿Ocupación? La noticia comenzó a circular por redes sociales pasadas las 10 de la mañana. Las visiones eran, al menos, dos: afiliados recuperan el gremio, por un lado; y violentos entraron por la fuerza al sindicato, por otro.

Cada versión nació de un sector del SOEME. La primera, de la recuperación, del liderado por exsecretario general Marcelo Balcedo -detenido con prisión domiciliaria en Uruguay-, y la restante, del ala conducida por Adrián Di Marco, que se consagró como nuevo titular del gremio en las elecciones de normalización dictadas por el juez federal Ernesto Kreplak.

Aquí la disputa. Desde el sector de Balcedo desconocen el acto electoral amparados por un fallo de la justicia laboral que declaró incompetente a Kreplak en cuestiones relacionadas al ámbito de trabajo.

Misma postura tomó la Corte Suprema ratificando la “incompetencia” del juez federal, dictada por la jueza del fuero laboral, Analía Vigano. Pero lo que desató la idea de “recuperar” el sindicato en el seno de Balcedo fue una decisión del ministerio de Trabajo de la Nación.

La cartera laboral, en una Providencia con fecha 28 de enero de 2020, no dio curso al pedido de certificación de autoridades presentado por Di Marco y definió suspender la tramitación hasta tanto la justicia laboral dirima la situación institucional del gremio.

Esta disposición ministerial fue entendida por los allegados a Balcedo como una declaración de acefalía del SOEME teniendo en cuenta el fin de la intervención establecida por Kreplak y la falta de certificación de autoridades a la lista que se proclamó ganadora en las elecciones realizadas en agosto pasado.

En consecuencia, y con el “gremio acéfalo”, los afiliados se acercaron a la sede del gremio en calle Salta al 500 para recuperar el control de la organización, “sacar a los intrusos” y reclamar a la justicia del trabajo una pronta resolución definitiva y el establecimiento de una nueva intervención para avanzar en una normalización.

Ante esta situación, Di Marco y los integrantes de su espacio denunciaron una toma violenta de la sede y responsabilizaron a Balcedo por los daños causados. Mientras que el propio extitular del gremio, hoy detenido en Uruguay, acusó a su contrincante gremial como el instigador de los hechos violentos.

El conflicto tendrá continuidad en las próximas semanas. Se espera una actuación de la justicia laboral ante el pedido de Balcedo de dar legitimidad a la comisión directiva vigente al momento de la intervención hace dos años.

Seguir leyendo
Aviso
Aviso
Aviso
Aviso
Aviso

LAS MÁS LEIDAS

Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno