Conéctate con nosotros

INFORMACIÓN GENERAL

Un problema informático de Prefectura casi paraliza el tráfico marítimo

El 31 de marzo pasado vencieron todas las licencias de embarque y el sistema para reempadronarse colapsó, lo que dejó a muchos trabajadores fuera de servicio. Tuvo que salir el sector empresario a pedir que se extiendan las licencias.

Publicado

|

Dependencias de Tigre en la que los trabajadores esperan turno

A la falta de trabajo se le suman las complicaciones burocráticas propias de este país; y acaso recaudatorias; y con otro agravante: la falta de aggiornamiento de los sistemas de registración que dispone Prefectura. De acuerdo a la documentación que aquí se publica a todo el personal embarcado se les venció la libreta de embarque el 31 de marzo, pero cuando los trabajadores fueron a revalidarla recibieron (lo que aún sigue ocurriendo) como respuesta que «no hay sistema» . El desmadre, que arrancó el viernes pasado, llegó a tal punto que los trabajadores empezaron a perder presentismo y días de trabajo y las empresas a no poder ofrecer los servicios de transporte fluvial que ofrecen.

Fue así que la pata empresaria, encuadrada en la FENA (Federación de Industrias Navieras Argentinas), salió a pedir que se extiendan los plazos de vencimiento de las licencias a modo de parche como para que se sigan prestándose los servicios tanto nacionales como internacionales; lo que se consiguió por lo que la Armada Argentina finalmente extendió el plazo de vencimiento de las cédulas de embarque hasta junio (cabotaje) y diciembre (internacionales), lo que destrabó el conflicto.

Prórroga de excepción de los Títulos y Certificados Nacionales e Internacionales cuyo vencimiento operó dur… by Mundo Gremial on Scribd

Trabajadores a los que consultó Mundo Gremial se quejaron de la inacción gremial: «El sindicato no hizo nada y no se anticipó a lo que venía«, apunta el timonel profesional Ricardo Carreras refiriéndose al Centro de Patrones. Otro trabajador que prefirió el anonimato que vive en Lanús comentó: «Ya van dos días que viajo hasta Tigre para hacer el trámite aunque no tuve suerte, lo que sí sé es que llevo dos días de trabajo perdido».

Esa indiferencia también quedó de manifiesto cuando Mundo Gremial llamó a Marcos Castro, de Capitanes de Ultramar y evitó responder el llamado. No ocurrió así con Mariano Moreno, flamante secretario general del Centro de Patrones.

En charla con este medio, Moreno reconoció que «hay un problema grave porque si no se daba marcha atrás no habría habido relevo de personal para cubrir a todos aquellos que se les caían las libretas». Especifica: «Si esto no se hubiera frenado la flota pesquera hubiera estado totalmente paralizada, mientras que la petrolera no hubiera tenido capacidad de respuesta porque se hubiera quedado sin personal con la problemática que le hubiera causado al país».

De acuerdo a sus registros la inhabilitación de las licencias por parte de Prefectura «alcanza a más del 50% del personal embarcado» y aclara: «Acá hay una cuota de responsabilidad de todos los involucrados: esto afecta a todos aquellos trabajadores que tienen libreta desde antes de 2011, pero desde 2017 se sabía que hay que hacer el trámite de reempadronamiento y validación de títulos, pero evidentemente la gran mayoría no lo hizo entre 2018 y 2019; luego vinieron dos años de pandemia donde no se pudo hacer nada y recién el personal civil de Prefectura retomó tareas presenciales en abril de este año. Todo eso, acompañado de un sistema que solo habilita cinco turnos por día para los miles de trabajadores, generó un colapso».

Comunicado del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje

Agrega: «Nosotros le estamos pidiendo a la Subsecretaría de Puertos que extienda el plazo a un año y además el viernes pasado a última hora cuando todavía no estaba la resolución de postergación de los vencimientos lanzamos una medida de fuerza en la que dispusimos la demora en la zarpada de todos los buques». Esa medida de fuerza duró de 17.30 a 20 horas.

La resolución de Prefectura de caducar todas las licencias el 31 de marzo alcanza a todo el personal embarcado como pueden ser: marineros en general, timonel patrón, maquinistas, cocinero y oficial mayor; entre las muchas categorías existentes. El trámite de renovación cuesta $1.400. Pero hay más. La mayoría del personal recibe cursos que otorga Prefectura y que deben ser revalidados ahora también a razón de $5.500 pesos por cada uno de ellos habiendo hasta cinco. Y aquí otro problema: no hay turnos para rehacer los cursos hasta fines de año.

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno