Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Teletrabajo: “Es importante esta ley para que la discusión no quede supeditada a sindicatos y empresas”

Ignacio Lonzieme, en su calidad de secretario general de la Unión Informática, expondrá hoy ante los diputados que conforman la Comisión de Trabajo. Sí considera que las especificidades se deben discutir por separado y por actividad.

Publicado

|

La Unión Informática, sindicato que desde hace años viene siendo un sector clave de la economía hoy toma una mayor relevancia por el tema del Teletrabajo. Constituido oficialmente el 11 de marzo de 2011, aunque muchos de sus promotores venían trabajando enrolados en un sindicato de jerárquicos telefónicos bajo paraguas de la CTA.

Ignacio Lonzieme es, desde 2018, su segundo secretario general. Trabajador de IBM desde el año 2007, empresa a la que entró como “operador de monitoreo” para después pasar al sector de “e-business” y finalmente trabajar en el sector de “cumplimiento de la seguridad informática”. Cuentan con 3.000 afiliados en nómina con mil cotizantes por la alta rotación de trabajadores en el sector.

“Es para celebrar que se esté dando este debate por más que sea en forma intempestiva porque no quedó otra”, analiza Lonzieme en su diálogo con Mundo Gremial. Hoy expondrá su punto de vista en la reunión informativa.

Ignacio Lonzieme

¿Cómo ves el tratamiento de ley del Teletrabajo?

Desde el momento en que se vislumbró que se iba a tratar en el Congreso me puse en contacto con Facundo Moyano (es diputado y tiene proyecto propio por tema Teletrabajo) para acercar nuestra experiencia a la presidenta de la Comisión de Trabajo, Vanesa Siley, ya que vivimos esta evolución. En los noventas ya había casos de Teletrabajo y a partir de los 2000 fue creciendo de manera exponencial. En muchas empresas del sector se hace desde hace rato, ya sea mixta o permanente.

¿Podrías resumir los cinco puntos básicos sobre los que hay que legislar?

Que haya límites claros de la jornada de trabajo y de las tareas que debe realizar el trabajador, lo que debe estar por escrito. Otro punto es la provisión de los insumos: llámese la terminal desde donde se ejerce el teletrabajo, que incluye silla ergonómica y la discusión del pago de servicios ya que las empresas reducen un costo importante de lo que es infraestructura. En Suiza, por ejemplo, se ha propuesto que el trabajador alquile a la empresa el lugar de su casa donde realiza el Teletrabajo. En la ley también tienen que figurar que los sindicatos deben estar presente en las discusiones: para eso hay que entender que esto es una modalidad de trabajo y no una actividad ya que cada sindicato de esa actividad debe ser el que discuta las cuestiones específicas con su contraparte empresarial. El quinto punto es que no salga del Congreso como una ley por separada a la Ley de Contrato de Trabajo, sino que vaya como un capítulo de esta. En definitiva, es importante que salga este proyecto de ley y no que quede como parte de discusión entre sindicatos y empresas.

¿De los 14 proyectos que hay dando vueltas por diputados hay algo que se vaya del andarivel del consenso por el que debería salir la ley?

En términos generales veo muy buenos proyectos y creo que metiendo un poco de cada uno se puede llegar a un gran proyecto: considero que es necesario no dejar librado a libre interpretación ningún punto, y en ese sentido hay que ser detallista. Hay uno en el que se incluye un artículo que el empleador podría hacer control de los trabajadores a través de herramientas digitales y yo con eso soy muy reservado. De hecho, considero que no debe figurar nada por el estilo.

Lonzieme, junto a Christian García, secretario adjunto de la UF

¿Cuáles son las principales diferencias entre un proyecto oficialista y uno opositor?

De parte del oficialismo veo que los proyectos van para el lado de preservar los principios que están en la Ley de Contrato de Trabajo y trasladarlos a esta modalidad. De parte del PRO veo lo de incluir elementos exógenos a la discusión actual y meramente laboral.

¿Qué tema no está considerado?

Por ejemplo, el tema de la transnacionalidad: ¿qué hacemos con los freelancers del exterior? Como sindicato no queremos que estén fuera de regla y de su lado porque genera una competencia desleal porque trabajan para afuera sin tributar acá y sin hacer aportes. Esto se relaciona con el concepto de la soberanía tecnológica.

¿Cómo es la estadística de trabajadores bajo esta modalidad?

Hoy, bajo pandemia, tenemos a un 20% de la masa laboral haciendo Teletrabajo y pensamos, por distintos estudios, se podría llegar hasta un 27% en estas condiciones.

¿Puede haber bajas salariales, por ejemplo, por sacar vales de comida o presentismo?

En principio te digo que son derechos adquiridos. Ahora lo que habría que pensar es en una transformación de esos ítems. Es verdad que el trabajador no gastará en transporte y cocinar en casa es más económico; ahora también es cierto que nadie está obligado a tener una PC o internet y es cantado que se gasta más luz. Por eso la discusión particular pasa por cada sindicato del sector.

¿Y las plataformas, ¿cómo juegan?

Las plataformas digitales pueden afectar a todo el mundo, no solo lo que es logística y transporte como estamos más acostumbrados a ver. Un caso, por ejemplo, ya se da en EEUU: un hospital privado contrata enfermeras por turno. Cualquier actividad puede hacer eso. Hay casos más brutales a nivel mundial es que Amazon contrata Data Entry y Recopiladores de datos en forma freelance en Turquía directamente por internet.

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno