Conéctate con nosotros

TEXTUALES

Sica: “Los mismos empresarios y trabajadores fijaron paritarias del 23% para 2019”

Lo dijo el ministro de Producción y Trabajo al referirse a las recientes firmas paritarias. El porcentaje responde al estipulado en el Presupuesto 2019.

Mundo Gremial

Publicado

|

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, aclaró este miércoles que los acuerdos del 23% para las paritarias 2019 responden a un entendimiento entre los sectores empresarial y sindical.

En ese marco, dijo que “si se mantiene el programa económico”, los próximos cierres salariales estarán en “en esos valores”.

Sica recalcó que “los mismos empresarios y trabajadores fijaron paritarias del 23 por ciento para 2019, que es la pauta del presupuesto”.

También afirmó que desde el gobierno “no tenemos más metas de inflación”, al serconsultado por Luis Novaresio durante una entrevista en A24 sobre las proyecciones para 2019.

El funcionario se atrevió a dejar algunas proyecciones favorables para el próximo año en cuanto a la marcha de la economía y los sectores productivos, e inclusive afirmó que la tendencia ya comenzó a cambiar.

“A partir de acá deberíamos empezar a ver indicadores intermensuales en donde algunas actividades empiezan a desacelerar la caída“, indicó.

Recalcó de todos modos que la Argentina “viene de una crisis muy fuerte, es un año malo y en especial la segunda parte”, por lo tanto “no va a haber un rebote de todos los sectores a la vez”.

En ese sentido, explicó que “los sectores que dependen del consumo interno se van a recuperar más lentamente“.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Seguir Leyendo

TEXTUALES

Caló: “En cuatro años, se perdieron 60 mil empleos metalúrgicos”

El titular de la UOM reclamó medidas para las pymes y alertó sobre el sistema de obra social del sindical que sufre una notoria baja en la recaudación.

Mundo Gremial

Publicado

|

El secretario nacional de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, reveló que el sector perdió en cuatro años casi 60 mil trabajadores y hoy hay 20 mil suspendidos.

También alertó sobre la crítica situación de la obra social, que recauda cada vez menos y que acarrea una deuda de las patronales de 1.200 millones de pesos, según publicó el Diario La Capital de Rosario.

El dirigente dijo que “sin industria no hay país y acá las pymes cierran todos los días. Además de las decenas de miles de cesantías, actualmente hay “7 mil suspendidos en Tierra del Fuego, 2 mil en Buenos Aires,y mil en Rosario, son 20 mil en total”, dijo en el marco del encuentro.

Por su parte, el secretario general de la UOM Rosario, Antonio Donello, pidió “respuestas para las pymes, sobre todo con las tarifas. En nuestra zona hay mil trabajadores suspendidos y no sabemos si los van a despedir”, lanzó.

En ese marco, Donello agregó que la “crisis afecta a todas las líneas de producción”.

En ese sentido Caló sostuvo que “las pymes son de lo más comprometido porque no pueden competir, y la UOM se nutre de 22 mil pymes”. De allí que el gremio viene reclamando por la declaración de la emergencia metalúrgica nacional.

“Todas las regiones están perjudicadas, no hay una que se salve. La línea blanca está muy deteriorada, nadie compra. Cuando la gente no tiene para comer, no compra otras cosas. Hay casi 400 mil televisores en stock, y se va de moda”, graficó el metalúrgico.

Caló asimismo alertó sobre el sistema de obra social del sindicato: “La recaudación es cada vez menos. Los empresarios a veces hacen el descuento a los trabajadores y no los aportes. La UOM tiene para cobrar en la calle 1.200 millones de pesos y no los puede cobrar”.

Seguir Leyendo

CONGRESO OIT | GINEBRA 2019

Unai Sordo: “En España, la reforma laboral precarizó y no generó nuevos empleos”

GINEBRA (Enviado Especial) – Entrevista al secretario general de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras de España.

Juan Manuel Morena

Publicado

|

Unai Sordo tiene 46 años y es el secretario general de las Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO), la central gremial que representa a los trabajadores de España.

El líder sindical es el representante de los obreros españoles en la Conferencia Internacional de Trabajo 2019 y uno de los principales detractores de la reforma laboral y las políticas de ajuste en su país.

Durante su estadía en Ginebra, Suiza, habló en exclusivo con Mundo Gremial y explicó las consecuencias de las medidas anticrisis y el impacto que tuvieron sobre la generación de empleo y pérdida de condicionas laborales.

– ¿Cuál es el posicionamiento de las CCOO respecto a la reforma laboral, el pedido de reedición que están llevando adelante y la experiencia en términos del impacto del trabajo?
– Nosotros venimos de una forma de entender las políticas anticrisis que se hizo en Europa y particularmente en el Sur de Europa, en los países mas sobre endeudados, donde se hizo una especie de prescripción que había que ir a un proceso de devaluación interna y particularmente de devaluación de los salarios y para eso se impulso una reforma laboral que profundizaba en algunos de los elementos de precarización del empleo que ya existía en España y agravó otras cuestiones como lo que tiene que ver con el ataque a la negociación colectiva.

“La reforma laboral empeoró la calidad del empleo”

Se precarizó aún más la contratación, en España teníamos un modelo laboral en donde tres de cada diez trabajadores con puesto de trabajo tenían contratos temporales, se facilitó y abarató el despido, las causas de despido y sobretodo se promovió un proceso de desvertebración de la negociación colectiva, otorgando mucho más poder al empresariado para poder modificar la condiciones de trabajo pactadas en el convenio colectivo y para posibilitar que los convenios colectivos de la empresa pudieran disminuir los salarios que se pactaban como base en los convenios sectoriales del sector. En definitiva, un proceso de desregulación del marco laboral pensado en devaluar, en bajar los salarios.

– El Banco de España habla de una perdida de 125mil empleos para este año y el discurso de la reforma laboral era que esa desregulación que iba a generar mayor empleo, ¿cuál es la experiencia, termina siendo contradictorio?
– Sí, la experiencia es que la reforma laboral no ha generado empleo. En España con la misma regulación laboral, con la misma norma laboral hay territorios que tiene el triple de tasa de paros que otros con la misma norma laboral, quiere decir que la destrucción de empleo y la creación de empleo tiene que ver con la actividad económica, con la dinámica económica.

Lo que sí ha hecho la reforma laboral es empeorar la calidad del empleo. El Banco de España es uno de los estamentos que ha hecho bandera de esta causa de la desregulación laboral. Y ahora la previsión que hace de destrucción de más de 100mil empleos tiene que ver con la subida del salario mínimo interprofesional hasta 900 Euros.

Los datos dicen lo contrario, dicen que la subida del salario mínimo interprofesional no ha tenido un efecto en la destrucción del empleo, ha tenido un efecto marginal y por el contrario lo que va a hacer en medio plazo es generar más empleo porque inyecta entre 1500 millones de euros, aproximadamente, en masa salarial que va activar la demanda interna del país, más actividad económica y por tanto más empleo. Por tanto el Banco de España no debería seguir haciendo esa especie de apología de las políticas de devaluación que se han demostrado fracasadas en España y Europa.

– En la Argentina, el debate de la reforma de alguna manera se genera a partir de la utilización de las APP de un mundo uberizado, ¿cuál es la experiencia que tienen ustedes de España?
– En España yo creo que la utilización de esta plataforma que al principio la llamaban económica colaborativa, en mi opinión lo que hacen es una utilización perversa de las potencialidades que tienen la digitalización y se utilizan las plataformas como una especie de fetiche que no deja de esconder una precarización brutal del empleo, en España, en Europa y en todo el mundo desarrollado desde hace bastante años, se ha promovido lo que se llama la “externalización de riesgos”, desde la empresa hacia la condiciones de trabajo de la gente a través de las cadenas de subcontratación, a través de las fórmulas de falso trabajo autónomo y ahora digamos que estas plataformas lo que hacen es trata de transformar la relación laboral que se rige por el derecho laboral a una relación mercantil entre una empresa y un trabajador, y aunque en este nuevo paradigma se le denomine una especie de emprendedor, empresario autónomo, un empresario que va con bicicleta repartiendo pizzas.

Entonces, esto es un absurdo donde lo que esconde es una relación de dependencia: quién organiza el trabajo, quién pone el precio del trabajo y quién exige resultados es la empresa, es la plataforma, y esto es trabajo asalariado falseado como trabajo autónomo, por la tanto esta utilización de la económica de plataforma, en mi opinión, es una trampa para una precarización extrema del empleo.

– ¿Este es el futuro del trabajo?
– No puede ser el futuro del trabajo, una cosa es que se utilice la digitalización que bien empleada tiene un potencial para mejorar la productividad de las empresas muy importante y otra cosa es que se utilice como una excusa, como un fetiche para lo que es trasladar la responsabilidad que tiene que tener alguien que hace una empresa sobre las condiciones, sobre las espaldas de las condiciones de trabajo de gente, que es dependiente, por eso no puede ser el futuro del trabajo, todo lo contrario.

– Ante la declaración del Futuro del Trabajo que impulsa el Centenario de la OIT, ¿cuáles son las reflexiones que tiene que dar el movimiento obrero en cada uno de sus países?
– Yo creo que sobre todo el gobierno de las transiciones de empleo, que es la gran reflexión sobre el futuro del trabajo, cómo el salto tecnológico, la digitalización va a transformar una buena parte del mundo del empleo y hay que gobernar sindicalmente esas transformaciones, si no lo van a hacer unilateralmente las empresas, pero para gobernar sindicalmente esas transiciones de empleo que tienen que ver con mantener derechos laborales con sistemas de formación permanente a lo largo de toda la vida laboral porque va a haber que adaptarse a esos cambios, para que los cambios no nos pasen por encima.

“Hay que gobernar sindicalmente las transformaciones en el mundo del trabajo”

Toda esa necesidad de gobernar esas transiciones de empleo en la opinión de las Comisiones Obreras es incompatible con la orientación de las reformas laborales del austericismo, que parten de una versión neoliberal, de una visión ortodoxa de neoliberalismo que viene a decir que la relaciones de trabajo se tienen que precarizar, se tienen que mercantilizar y se tienen que dar solo en el ámbito de la empresa como una especie de previo para su individualización radical, bueno, si queremos sindicatos e incluso organizaciones empresariales como agentes sociales potentes, como vemos gobernar esas transiciones de empleo, no sirve esa especie de modelo fragmentado de relaciones laborales, tenemos que tener marcos sectoriales de negación colectiva y espacios de diálogo social de verdadero poder sindical y es lo que se ha tratado de debilitar en Europa y en los países del Sur en los últimos diez años.

Seguir Leyendo

CONGRESO OIT | GINEBRA 2019

Piumato: “La protección social no puede estar sujeta a una mirada mercantil o financiera”

GINEBRA (Enviado Especial) – El líder de la UEJN fue uno de los oradores en la reunión de la Comisión de Aplicación de Normas. Expuso sobre la Recomendación 202 de protección social.

Mundo Gremial

Publicado

|

El secretario general de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación(UEJN), Julio Piumato, ofreció un discurso durante la segunda jornada de la Conferencia del Centenario de OIT.

En Ginebra, Suiza, Piumato se expresó en relación del informe de Expertos sobre los pisos de protección social.

Lo hizo en el marco de la Comisión de Normas por la discusión de la Seguridad Social, en la 108° Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

A continuación, el discurso completo de Piumato, también Secretario de Derechos Humano de la CGT, en relación a la Recomendación 202 sobre los pisos de protección social:

“Gracias Sr. Presidente.

Los trabajadores sabemos que la verdadera vía de reparar la exclusión social es la consolidación de sistemas integrales de protección social. La Declaración por la Justicia Social para una Globalización Equitativa nos proporciona el continente: los cuatro componentes del trabajo decente son inseparables y se potencian entre sí.

De allí que una mejor protección social no depende solamente de una normativa favorable. Resulta funcional al objetivo de extensión y a la universalización de la cobertura, una política de empleo productivo y de calidad, una transición de la economía informal hacia la formalización y un espacio de diálogo efectivo con los actores sociales representativos. Esta es una de las lecciones que nos dejan los años de vigencia de la Recomendación 202.

Pese a los esfuerzos normativos de extensión de la protección social en muchos países, sólo el 29 % de la población mundial tiene acceso a sistemas de seguridad social integrales, y el 55 % de la población mundial no está protegida efectivamente en ningún ámbito.

El informe puesto a consideración recopila datos concluyentes sobre el papel que desempeñan los sistemas de protección social en la reducción y prevención de la pobreza, la desigualdad, la exclusión social y la inseguridad social.

Creemos que para que esto sea una realidad, la protección social no puede estar sujeta a una mirada mercantil o financiera. Es el Estado quien debe asumir la responsabilidad de esta forma de organización de la sociedad frente a la desigualdad. Una sociedad que no tenga como centro el trabajo decente y como objetivo el logro del pleno empleo digno y productivo no puede garantizar la sustentabilidad de los sistemas de seguridad social y protección social.

Si los Estados, como afirma el informe, son los responsables últimos de la marcha de los sistemas integrales, sus funciones deben ir más allá de la mera supervisión. La gestión de sistemas públicos que aseguren acciones tendientes a resolver las fallas de mercado a las que esta sujeta la protección social.

La referencia en la R 202 a las garantías de protección social supone la necesidad de una base de presupuestos nacionales creciente teniendo en cuenta las necesidades de cobertura frente a los fenómenos de exclusión característicos en nuestros países y que son de naturaleza estructural.

Un dato concluyente del informe respecto a la suficiencia presupuestaria de los sistemas nacionales es el porcentaje de gasto en protección social del PBI.

El valor máximo es del 6% para países de Europa central mientras que América se encuentra en el 3%. Este nivel de gasto resulta claramente insuficiente para dar respuesta al paquete de garantías previsto por la R202.

Escasa mención se hace de la necesidad de revisión de la arquitectura tributaria. El solo hecho de aumentar la presión tributaria en sistemas regresivos para financiar el paquete de garantías previsto, puede resultar viable desde el punto financiero pero es socialmente injusto.

Es necesario pensar soluciones de la mano de la expansión del empleo, aumento de la contributividad, fortalecimiento de la capacidad de tributación con progresividad e inclusión de colectivos laborales. Esta es una vía virtuosa de sustentabilidad social para sistemas de protección social que den respuestas a las asignaturas pendientes del modelo industrial tradicional y a los desafíos del trabajo influenciado por los cambios tecnológicos hacia el futuro. La mejor manera de impulsar definitivamente la Recomendación 202 tal como fuera concebida requiere de un cambio de mirada sobre las medidas de austeridad que el orden económico impone a los países emergentes.

La Recomendación 202 va mucho más allá. Cumplir con las garantías previstas en ella requiere de todo un plan de desarrollo que supone la construcción de una infraestructura adecuada para proporcionar unos sistemas de prestaciones integrales que permita, en forma sostenida, alcanzar las metas de la agenda 2030.

Necesitamos darnos cuenta -en especial los gobiernos que son responsables de las políticas públicas-, que no estamos avanzando por el buen camino.

Seguimos inmersos en lo que el Papa Francisco llama la “cultura del descarte”, que condena a gran parte de la población mundial a la exclusión, fruto de la concentración económica y el aumento de las desigualdades y la pobreza. Solo centrándonos en la justicia social, podremos encaminar la agenda 2030 hacia el horizonte que prometen.

Muchas gracias”.

Seguir Leyendo
Aviso

LAS MÁS LEIDAS

Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno