Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Planes Sociales: APOC presentó un proyecto de ley para que la AGN mida su impacto social y económico

La Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC) en asociación con el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA-UCA) ya había realizado un trabajo para medir el impacto de la Asignación Universal por Hijo.

Publicado

|

Las dos premisas que motorizaron a la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC) a armar el proyecto de ley para estudiar el impacto social y económico de los planes sociales los cuenta a Mundo Gremial su secretario general, Hugo Quintana: “No se sabe cuántos planes hay y cuánta plata le sale al Estado; solo se sabe que del presupuesto argentino se destinan las dos terceras partes a planes sociales y jubilaciones; y lo peor de todo es que a ambas poblaciones, vulnerables por cierto, no les alcanza para vivir dignamente”.

Agrega: “El proyecto ya está en poder de Sergio Massa y consideramos que ningún congresal se puede negar a votarlo porque poder saber el impacto sobre las poblaciones a las que alcanza es fundamental para tener las herramientas que permitan realizar las modificaciones que sean necesarias, dejando lo que está bien que no es poco y sacando lo que está mal”. Completa Quintana: “Lamentablemente, tanto la AUH como la mayoría de los planes siguen los vaivenes de la política y la economía y dejan de ser eficientes”.

El dirigente sindical considera que la Auditoría General de la Nación es el organismo que puede llevar adelante este control. Justifica: “El presidente de la AGN es de la oposición y el resto de los auditores se eligen de acuerdo a las bancas que tengan los espacios políticos en el Congreso. De hecho, es un organismo que depende del Congreso pero que tiene libertad económica y financiera”.

El antecedente de la AUH: la asociación entre APOC y ODSA-UCA

En el documento elaborado por la asociación entre APOC y ODSA-UCA llamado “Evaluación de impactos de la Asignación Universal por Hijo para la protección social” da cuenta que el programa de la Asignación Universal por Hijo ha extendido su cobertura desde su implementación en 2010 hasta 2020 a más de un tercio de los Niños, Niñas y Adolescentes (NNyA) del país.

Quintana, junto a Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social Argentina CONICET-UBA-UCA, Agustín Salvia, durante la presentación del informe sobre la AUH

Detalla Quintana: “A nadie se le había ocurrido medir el impacto de la AUH y gracias a ello rescatamos que trae un montón de beneficios, y a su vez hacer estos controles transparenta la política”.

-¿Hay posibilidad de volver a creer en la política?, le preguntó Mundo Gremial.

-Sí. La gente va a creer en la política en la medida que los estados nacionales, provincias y municipales sean transparentes. Siempre cuento que en un pueblo hay, lo que se llama, “Control social”; algo que en las grandes urbes no existe. Y eso es que el vecino ve lo que hace, lo que tiene y lo que compra el intendente, los concejales y los distintos funcionarios”.

En aquella oportunidad también fue la Auditoría General de la Nación quien evaluó el desarrollo de los procesos de liquidación, pago y los controles aplicados por la ANSES en el otorgamiento de tales prestaciones durante el período comprendido entre el último semestre de 2015 y el primero de 2016. Como parte de esa auditoria señala que “la liquidación fue absolutamente correcta” sin perjuicio de lo cual observa que “no existen procedimientos claros y uniformes ante la falta de presentación de la libreta de escolaridad y vacunación”.

Recordemos que la AUH tiene como contraprestación escolarizar a los chicos y brindarles cobertura de vacunación.

Otro pasaje del dossier señala que “se observaron efectos positivos de la AUH en la reducción de distintos déficits en indicadores de salud (vacunación, control médico y odontológico. Sin embargo, los indicadores en la dimensión de salud no han sido persistentes en el tiempo” (…) “que la AUH ha tenido un impacto positivo y sostenido en el tiempo sobre el ingreso per cápita familiar y la situación de seguridad alimentaria de NNyA. Asimismo, la AUH ha implicado una reducción de entre 3 y 6 puntos porcentuales en la inseguridad alimentaria en la población destinataria en comparación con el grupo de control”.

En otro párrafo da cuenta de que “más de dos tercios de los NNyA destinatarios pertenecen a los niveles socioeconómicos más bajos, alrededor de tres cuartas partes viven en hogares pobres de ingresos y casi un quinto de ellos viven en hogares en situación de indigencia”. Resalta que la “protección a la niñez en la Argentina ha mostrado grandes avances”.

También aporta el dato de que “en el presupuesto de la administración nacional para el ejercicio 2021, las asignaciones en cuestión figuran en la Entidad 850 con un crédito de $242.150.190.886 (…) y que para el primer trimestre de 2021, la AUH cubrió a 4.328.422 de NNyA.

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno