Conéctate con nosotros

INTERNACIONAL

Pemex y una renovación sindical inevitable

Por Leopoldo Sosa

Publicado

|

Antes que nada corresponde aclarar que esta es una historia con grandes personajes, las complejidades de la época y un final abierto. En principio está en juego mucho capital político de varios espacios.

Por sobre todo existe una apuesta muy fuerte desde la presidencia de Andrés Manuel López Obrador. Por otro lado tenemos: un proceso de renovación del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), cambios en la columna que vertebra al PRI, un posible salto en la competitividad de Pemex, la influencia de Romero Deschamps, el estricto cumpliemiento del T-MEC, la democratización real de los sindicatos por medio del uso de las nuevas tecnologías.

Pemex es un símbolo de la nacionalidad mexicana y muchas veces le toca en suerte sobrellevar las decisiones de sus líderes políticos de turno. Este gigante petrolero desarrolla todas las actividades del sector.

Estas comprenden desde la exploración hasta la comercialización final y tiene la necesidad de dar un salto en eficiencia y competitividad de la mano de la inversión privada pero estas inversiones no llegarán nunca si no gana en eficiencia y transparencia.

Es la mayor empresa nacional y atraviesa por estos días una situación financiera delicada pero tiene a su cargo la tarea de recuperar la soberanía energética del país. López Obrador apuesta por la petrolera en tiempos de recambio de la matriz energética por energías limpias Con esto AMLO sella su suerte en buena medida a la suerte de PEMEX.

En los últimos días, la paraestatal compró la refinería Deer Park, en las afueras de Houston (esta se suma a refinería Dos Bocas dentro del plan) Desde hace varias décadas la refinería viene procesando el crudo mexicano.

Dicho sea de paso por estos días STPRM envió una propuesta para que el 80% de la plantilla laboral de la refinería Texana sea mexicana y de este sindicato.

Esta última situación es una jugada de Eduardo Limón quien ocupa la Secretaria General del Sindicato desde la renuncia del histórico líder sindical y del PRI Romero Deschamps para posicionarse frente a otros sindicatos reconocidos y en proceso de reconocimiento.

Vale hacer en este punto un poco de historia, de los 22 directores generales que ha tenido Pemex 17 estuvieron ligados al PRI. Es decir que la historia de la petrolera, del sindicato y el PRI se confunden más de lo aconsejable.

Esto dio lugar al Pemexgate en 2001, allí se supo que fondos del sindicato fueron utilizados indiscriminadamente para la campaña presidencial de Francisco Labastida, candidato del PRI en el 2000.

A esto debe sumarse las denuncias contra Deschamps por el manejo de los fondos sindicales, los huachicoleros, los despidos de la época más neoliberal del PRI, un préstamo de 500 millones de pesos de la petrolera al sindicato sin intereses y una vida de lujos y excentricidades.

Luego de 26 años Deschamps dejó su lugar en el sindicato pero parece ejercer mucha influencia pero debe enfrentar algunas situaciones que podrían jubilarlo definitivamente.

En marzo la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, aseguró que de acuerdo con la nueva reforma laboral, el sindicato debe realizar elecciones para elegir a su dirigente. “El próximo secretario general del Sindicato Petrolero deberá de ser electo de manera democrática, a través del voto personal, libre, directo y secreto» si bien la elección viene demorada a comienzos de julio circuló una convocatoria falsa lo que empezó a calentar el tema.

Para sumar más complejidad al tema las obligaciones asumidas en el marco del T MEC impiden a todos los actores sustraerse de incumplimientos. Recordemos las últimas denuncias realizadas por los sindicatos estadounidenses en GM México. Los mecanismos de denuncia funcionan muy bien y ya se escucha la voz de La Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros que exige a Pemex se respeten sus derechos laborales pues denuncia violaciones a la ley en su perjuicio. Si bien el sindicato está reconocido la empresa no le reconoce entidad. Por esto llevarían una denuncia ante el T-Mec apelando al cap 23 y 31 del Tratado, violaciones a la libertad sindical y mecanismo de respuesta rápida respectivamente.

A todo esto Pemex y STPRM deben suscribir un nuevo convenio colectivo y los trabajadores deberían estar representados por nuevas autoridades dentro del gremio. A fines de junio AMLO adelantó que la cartera de trabajo estudia que la elección para renovar esa dirigencia se haga a través de una App móvil.

Este mecanismo modernizará las elecciones en los sindicatos, al pasar de la mano alzada al voto electrónico. Para el presidente de esta manera se podría garantizar que la elección sea democrática y se realice con voto personal, libre, directo y secreto en el sindicato petrolero. La propuesta estaría a cargo de la Secretaría del Trabajo, Luisa Alcalde, tras esta elección, se podría revisar el CCT.

Por último corresponde decir que todos los puntos convergen en un único sentido, la pérdida de influencia de la vieja guardia del PRI en Pemex por medio de su sindicato es un precio muy bajo para lograr un sindicato más democrático. Pese a las distracciones, las idas y vueltas y los personales no podemos olvidar son muchas las organizaciones que dejan de representar a los trabajadores y de alguna forma el poder debe volver a los trabajadores, en este caso parece que gracias a sus teléfonos.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno