Conéctate con nosotros

CGT

Paz, Pan y Trabajo: A 40 años de la gesta histórica de la CGT de Ubaldini

Fue el 30 de marzo de 1982. La masiva movilización, con paro nacional incluido, es considerada como el inicio del fin de la dictadura militar.

Publicado

|

El movimiento sindical argentino conmemora esta miércoles un nuevo aniversario de la gesta histórica protagonizada por la CGT Brasil al mando de Saul Ubaldini.

Se trató de la mayor expresión de lucha obrera efectuada durante la última dictadura cívico militar. El 30 de marzo de 1982, la CGT de Ubaldini convocó a un paro nacional bajo la consigna «Paz, pan y trabajo».

Se concretó así una masiva movilización a Plaza de Mayo, considerada por historiadores como el inicio del fin de la dictadura militar.

30 de marzo de 1982: Saúl Ubaldini y la autoconciencia nacional

Hoy se cumplen 40 años de aquella gesta y habrá diversos actos recordatorios. El principal será un acto en «homenaje a la lucha de Saúl Ubaldini y a la Comisión de los 25» este miércoles a las 18 en la ex casona de la CGT Brasil, ubicada en Brasil 1482, en el barrio porteño de Constitución.

«Paz, pan, trabajo, ¡la dictadura abajo!», fue uno de los cánticos que entonaron los miles de trabajadores que salieron a las calles aquel 30 de marzo de 1982 para desafiar la opresión que ejercían los militares desde hacía seis años tras derrocar a María Estela Martínez de Perón.

El encargado de liderar la convocatoria -con paro nacional incluido- fue el cervecero Ubaldini, al frente de la CGT Brasil que estaba enfrentada con la CGT Azopardo, que conducía Alberto Triaca.

La movilización fue un abierto desafío a la represión militar y tenía como antecedente la primera convocatoria por «Paz, pan y trabajo»: había sido el 7 de noviembre de 1981 en medio de un paro general y una misa en la Iglesia de San Cayetano, a la que asistieron alrededor de 10 mil personas.

Para intentar evitar que los manifestantes llegaran a la Plaza de Mayo, la dictadura cercó el histórico espacio verde, bloqueó el Puente Pueyrredón con carros de asalto y un fuerte cordón policial y reprimió ferozmente a las concentraciones que se efectuaron en los alrededores de Tribunales y en el Puerto.

Durante la represión militar, se dio un hecho inédito que marcó el descontento generalizado contra la dictadura: empleados y funcionarios de distintas oficinas del centro porteño, comúnmente denominados «cuellos blancos», arrojaron todo tipo de proyectiles contra los uniformados desde balcones y ventanas.

La movilización sindical (y la represión militar) no se limitó a lo sucedido en las inmediaciones de la Plaza de Mayo, sino que también hubo marchas en ciudades como Mendoza, Rosario, Neuquén y Mar del Plata, entre otras.

Se calcula que durante ese día hubo unos tres mil detenidos y se produjo el asesinato del dirigente obrero mendocino Dalmiro Flores, además de centenares de heridos.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno