Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Patricio Lombilla habló de todo a días de las elecciones en la UPSRA

En exclusiva con Mundo Gremial, el interventor del sindicato de Seguridad Privada analizó su gestión, las denuncias contra García, las conformación de las listas y se refirió a las amenazas y hostigamientos sufridos en los últimos días

Mundo Gremial

Publicado

|

upsra seguridad privada gremiales

El delegado normalizador de la Unión Personal de Seguridad República Argentina (UPSRA), Patricio Lombilla, habló de todo con Mundo Gremial y apuntó contra un empresario de seguridad privada por amenazas y hostigamiento.

Lombilla fue el hombre designado por la gestión de Jorge Triaca en el ministerio de Trabajo para avanzar en el proceso de normalización, tras el desplazamiento del exsecretario general Ángel García y su comisión directiva luego de más de 30 años al frente de la UPSRA.

Llegó al sindicato de Seguridad Privada para completar el trabajo iniciado por los delegados anteriores, entre otros Rodolfo Alonso, Karina Palacios y Roberto Porcel, quienes no lograron los resultados esperados durante el primer año de la intervención.

Para Lombilla, el primer año de la intervención “fue un año perdido, con idas y vueltas por cuestiones judiciales” con García, el secretario general desplazado.

En promedio, los interventores que precedieron a Lombilla estuvieron en promedio tres o cuatro meses por lo que “no se pudo nunca se pudo funcionar bien el trabajo de la intervención”.

“Cuando llegué fue casi arrancar de cero, no teníamos control de la información, fundamentalmente de los sistemas, de la caja, y a partir de ahí desarrollamos sistemas y tomamos el control del padrón que es lo primero que se tiene que hacer para luego llamar a elecciones”, explicó el actual Delegado Normalizador.

En el caso de UPSRA existe una particularidad, si se lo compara con intervenciones en otras organizaciones. El sindicato está intervenido y la obra social no, por lo tanto toda la estructura intervenida sigue montada en la Obra social.

“O sea, García sigue siendo el presidente de la obra social, Celeste Ferrara sigue siendo la tesorera y todos los empleados que realizan tareas gremiales son empleados de la obra social, con lo cual -al empezar la intervención- no tenía estructura, había once empleados, la mayoría docentes”, señaló.

Lombilla compara sus inicios en la gestión con “armar una empresa casi de cero” para tomar el control del padrón y conocer la masa de trabajadores de la actividad. Para eso se creó un sistema para que los propios empresarios declaren de manera nominativa a cada empleado.

“Así se empezó a contar con información fidedigna. A partir de ahí pasamos a recaudar un promedio de 15 millones de pesos, y hoy recaudamos en promedio 27 millones de pesos. Es decir que aumentamos la recaudación muchísimo y empezamos a tener conocimiento de cuántos trabajadores son, cuántos afiliados hay, cerramos paritarias, se cerró el juicio con García y la Justicia avaló la intervención y que se siga con el proceso de elecciones, respetamos el cronograma y el 14 de enero serán las elecciones”, resumió el interventor.

Los candidatos a secretario general

Gutiérrez y Requelme, los candidatos a secretario general en la UPSRA

Tras la designación de la Junta Electoral, realizada el pasado 8 de octubre en Asamblea Extraordinaria con participación de más de 700 afiliados, se convocó a elecciones para mediados de enero y comenzaron a recibirse las listas de candidatos.

En el medio de denuncias por aprietes y conflictos internos, de los cinco miembros iniciales renunciaron dos y el clima comenzó a caldearse. Pero tras idas y vueltas, en los últimos días los renunciantes volvieron a la Junta y se tuvo que analizar todas las resoluciones tomadas durante sus ausencias.

Así, se anularon resoluciones para llegar al día de hoy con la habilitación de la Lista Verde con Julio Gutiérrez como Secretario General y con la Lista Naranja que conduce Leónidas Requelme que deberá subsanar algunos requisitos para lograr participar.

“Mi voluntad y lo que me gustaría es que todos pudieran participar y que se dirima en las urnas. La voluntad del ministerio es que el sindicato vuelva a las manos de los trabajadores el 14 de enero”, afirmó Lombilla.

Amenazas y hostigamientos

En las últimas horas, Lombilla denunció haber recibido amenazas y hostigamientos en la sede del gremio y en su vivienda particular luego de haber cambiado a la empresa se seguridad que custodiaba el sindicato y a menos de un mes de la elección general.

“Quisiera pensar que no viene de ninguna de las dos partes políticas, he tenido contacto con los dos candidatos y con gente que trabaja con ellos, participan activamente en las decisiones del gremio porque creo que hoy ya tienen que empezar a haber una convivencia y una transición para quien sea el futuro secretario general. Por lo tanto, descarto que venga de cualquiera de ellos”, sostuvo.

El funcionario relató un “hecho puntual” que despierta las sospechas sobre un empresario de seguridad privada: Cristian Felice, propietario de la firma que realizaba tareas en el sindicato y fuera apartada por la intervención luego de descubrir que “obligaba a sus empleados a realizar tareas de espionaje e investigación” sobre Lombilla y su entorno.

“Recibí una notificación de la Justicia de una fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires donde hay cinco empleados que denuncian penalmente al responsable de la empresa que prestaba servicios de seguridad privada en el sindicato, donde ellos eran obligados a realizar tareas de espionaje e investigación sobre mi persona, como filmarme, grabarme, revolverme el escritorio, reportar todos mis movimientos y si no los amenazaban con echarlos del trabajo. Todo consta en la Justicia donde me presenté como querellante. Esto escaló en que todos los días sufriéramos agresiones en la puerta del sindicato, al personal de la intervención y mi secretaria”, relató.

Y agregó: “Hace unos días hubo un grupo de personas en la puerta de mi casa repartiendo panfletos difamándome, pero no lo solo eso, lo que más me molestó fueron las fotos de mi familia, de mis hijos que son menores, pegados en los árboles en todos lados”.

“Desvincularía totalmente esta acción contra mi persona y mi familia respecto a la política sindical”

También se publicó el teléfono personal de Lombilla en todas las redes sociales y desde ahí “empecé a recibir mensajes de cualquier tipo con amenazas, diciéndome ‘cuidado con lo que hacés’, ‘ojo por dónde vas’”.

“No podría decir quién es, pero quienes realizan las amenazan dicen que son enviados por el propietario de la empresa Cristian Felice con quien que me quise reunir y nunca se apersonó. Lo denuncian los propios empleados por lo que creo que la persona que está detrás de todo esto es él”, concluyó durante una entrevista con Mundo Gremial.

Lombilla ya recibió el respaldo y solidaridad del ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, y del ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, que “también me prestó todo su apoyo y colaboración para brindar resguardo a mí y a mi familia”.

Al ser consultado si las amenazadas tienen relación con alguna de las listas que se postulan para las próximas elecciones, Lombilla dijo: “No estoy para hacer suposiciones, sé que estoy en un mundo sindical que sabemos lo que comprende pero no le hago atribuciones a ninguna de las dos listas, de hecho tengo diálogo con los dos candidatos pero sí a partir de que desvinculé a la empresa de seguridad y por los propios dichos de los empleados ante la justicia y que me hacen llegar sus comentarios, la responsabilidad es de Cristian Felice, el responsable de la empresa que prestaba servicio”.

“Desvincularía totalmente esta acción contra mi persona y mi familia respecto a la política sindical, de hecho tuvimos una asamblea con más de 700 afiliados totalmente en paz, durante un año y medio no tuve problemas, conviví con todos los actores políticos del sector y las empresas, nunca tuve un problema, esto se desencadenó a partir de las denuncias del personal de la empresas de seguridad y el cambio de la empresa”.

La denuncias ya están radicadas con actuación del jefe de la Comisaría 5ta. de San Fernando quien “me brindó todo el respaldo a quien también le agradezco”, como también “el apoyo de muchísimos trabajadores, delegados, dirigentes gremiales y de gente que realmente quiere que esto termine en un cambio y no sea en vano”.

“Es muy difícil llevar adelante estas tareas sin el apoyo del Estado y tengo todo el apoyo del ministro Sica y a partir de eso uno se siente totalmente respaldado para llevar este tipo de situaciones que no son fáciles y que uno asume tomar el compromiso y no es cuestión que uno de buenas a primeras diga hasta acá llegué, hay que comenzar y terminar con las tareas encomendadas, para eso estamos, uno es grande conoce estas cuestiones y sabe que está expuesto a determinadas cosas. Creo que se pasó una línea cuando se meten con las cuestiones personales, de hecho en unos de los videos que ya están denunciados, hay una de las personas preguntándole al guardia de seguridad de mi barrio si me conocen, en qué trabajo, cómo me muevo. Está todo filmado, es muy burdo lo que pasó, triste, penoso, pero bueno, hay que manejarse con la Justicia y no más que eso”.

También habló sobre las denuncias realizadas contra su gestión por un supuesto desvío de fondos. Al respecto, aseguró que las acusaciones fueron “infundadas” y “descabelladas”.

“Tengo las puertas del gremio abiertas para quien quiera revisar las cuentas, yo estoy y estuve a derecho en todo momento, y la verdad que es totalmente infundado y es mentira. Las denuncias que he visto son descabelladas”, señaló.

Lombilla contó que al llegar al sindicato se encontraron con un “desmanejo de fondos” y “hasta desconocimientos de la propia ley y de las exigencias de lo que es el convenio colectivo de trabajo”.

“Hoy contamos con servicios internacionales de ambulancias, seguros de sepelio, seguro de vida para los afiliados, cosas que eran exigidas y que no se prestaban. Ahora hice dos denuncias en donde lo que hacían era un desvío sistemático de fondos hacia la obra social y hacia prestadores vinculados al secretario general y su mujer. Yo solo denuncié más de 110 millones de desvíos de fondos, con lo cual yo sé que uno está expuesto a este tipo de denuncias y estoy abierto a explicarlas y a derecho, así que eso no me preocupa, sé cómo estamos trabajando, tenemos un equipo muy sólido en todo sentido”.

La necesaria renovación dirigencial

El interventor de la UPSRA señaló que la dirigencia “tiene que entablar una renovación” y destacó que “hay un bache entre una persona que estuvo treinta y pico de años en un gremio y jóvenes que lindan los 30 o 40 años que forman los equipos de trabajo de los candidatos”.

“Hay que desarrollar dirigentes que hoy tienen que aprender un montón de cosas y el sindicato va a tener que llevar adelante ese proceso de cambio y renovación”.

Respecto a posibles inconvenientes en la transición de mando, dijo que “no tiene que esperarse ningún tipo de problemas en el progreso del sindicato que tiene que ser muchísimo más grande de lo que es hoy en día”.

“Nosotros con un año de trabajo obtuvimos buenas paritarias, un montón de servicios, buena relación con las empresas, articulación con el Estado, el tema que hoy las prácticas tienen que ser otras, no hay lugar para ese tipo de acciones del pasado”, finalizó.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso

Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno