Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

“Nosotros no peleamos por la inclusión social, nosotros vamos por la justicia social”

En el marco de un diálogo exclusivo con Mundo Gremial, Cristian Oliva, Secretario Adjunto Seccional Capital Federal de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA) se refirió al presente del sector y además, como referente de la Juventud Sindical conducida por Facundo Moyano hizo mención a la actualidad de la realidad sindical en el país.

Mundo Gremial

Publicado

|

 

“A nivel nacional contamos con 45.000 afiliados” explicó Oliva, quien  manifestó que pertenece un gremio “con una comisión joven” que es conducido desde 2005 por Domingo Vilche. Coincide en que el sector lechero vive un presente complicado como causa de las políticas implementadas a nivel nacional y provincial desde la década de los 90.

En este sentido Oliva explicó que “la mayoría de nuestros trabajadores en la seccional son jóvenes, los cuales vienen de ser compañeros marginados, muchos casos de padres desempleados, que no tienen la cultura del trabajo incorporada. Nosotros tratamos de formarnos en este sentido.  Ves en algunos casos que le da lo mismo llegar a las 8 que a las 10hs, es como que se perdió el respeto por el compañero, por la unidad, por esa situaciones que vivíamos en la década del 90 de estar un día y al otro día no los veías más. Serenísima funcionaba así, te encontraba hablando con dos compañeros, te indemnizaba y a la calle”.

Asentadas en la cuenca lechera bonaerense y pertenecientes a la seccional a cargo de Oliva se desarrollan numerosas grandes empresas como  “La Serenisima Planta Longchamp, dividida en Danone y Serenísima, y tres empresas más que están dentro y pertenecen a nuestro convenio, sumando 1400 trabajadores.  También está Sancor, en zona norte, con otros 480 trabajadores. Otras empresas de renombre de la zona son Veronica e Ilolai, entre otras”

“Es un gremio que creció mucho, hoy estamos reconocidos en CGT, somos federados. Tenemos un solo convenio colectivo de trabajo que rige en todo el país, es el CCT 2/88, que independientemente que es un convenio que tiene más de 20 años, es un convenio muy bueno”. Oliva explicó que han surgido problemas de encuadramientos. En el caso de Nestle, por ejemplo, con el gremio de Alimentación.

En referencia a la escala salarial del trabajador lechero, el dirigente gremial manifestó que “el salario mínimo del sector arranca en $6.800 el trabajador inicial, de esta manera el impuesto a las ganancias comprende a todos los trabajadores, atento que el promedio está en $7.500, promedio en empresas grandes como Serenísima o Sancor. Con lo cual todas las horas extras que se hacen se pierden con este impuesto”. Oliva agregó que “nosotros sufrimos un cambio de convenio en la década pasada, de la cual nos costó volver al actual, y del cual perdimos, por ejemplo un premio a las ganancias, 10% de Mastellone, cuando crecieron no pudieron pagar eso, porque se convirtió en una fortuna y pasó a ser un permio anual de un básico más la antigüedad dividido en dos, era como cobrar cuatro aguinaldos al año. Esto en el 95 se perdió.  Nosotros recuperamos este premio anual hace un año y medio. En Octubre del año pasado, cuando la teníamos que cobrar, el 93% de los trabajadores no lo cobro, se lo chupó limpio el impuesto a las ganancias. Cuando hiciste las asambleas, los compañeros te acompañan en el conflicto, tramitas todo en el Ministerio de Trabajo, te lo lleva completo este impuesto.

Mundo Gremial consultó a Oliva sobre el corte generacional que se observa en la actividad. En este sentido Oliva expresó que “desde la seccional capital federal, al margen  de los cursos de capacitación que hace la empresa, hacemos cursos en calidad de alimentos, seguridad, y también trabajamos en capacitación sindical, lo vemos como un todo, para el trabajador. Así, detalló “pensamos reeducar al trabajador con estos valores, que importante es el lugar de trabajo, la fábrica, el establecimiento, para uno. Ellos no son enemigos nuestros”.

Con respecto a la convivencia de sus funciones, Oliva se manifestó orgulloso de “poder representar en un poder legislativo al movimiento obrero, siempre trato de transmitir que mi banca en el concejo deliberante es del movimiento obrero, trato de hacerme los tiempos necesarios para poder cumplir las dos funciones. Le trato de poner la impronta que la juventud tiene y luego lo propio que considero que tiene nuestro Sindicato, tratando de transmitir en los barrios, la misma actividad sindical, en algunas partes entendemos que se copian las actividades, y al vecino hay que darle respuestas rápido. Nosotros con nuestros afiliados, cuando tienen algún problema, tratamos de darle respuesta inmediatamente, con el vecino hacemos lo mismo.

En este sentido, el dirigente gremial aclaró sus diferencias con aquellos que separan la política del gremialismo “si el dirigente gremial no puede hacer política, entonces digo, ¿Por qué no ponemos en discusión porque no puede, porque da los resultados más rápidos? ¿Por qué no está preparado, porque no entiende la función?  Solo podemos para ellos discutir condiciones de salario, convenios, camping y vacaciones, y listo, ese es su fin”. Y agregó que nosotros queremos ir más allá de ello, el General -Juan Domingo Perón- decía que no podemos renunciar a la política, porque ese sería un sentimiento suicida para nosotros. En el gremialismo, nos decía Hugo Moyano, en la administración de nuestros sindicatos, por los 5000 trabajadores, en el ejercicio diario, nos vamos capacitando a dar respuestas, como no podemos estar al frente de una secretaría en el ejecutivo, en alguna delegación del ministerio de trabajo o de una concejalía.

Ante la pregunta de cómo vivió el acto de la Juventud Sindical en el Luna Park, Oliva manifestó que lo hizo “con mucha emoción” y agregó que el acto salió tal cual lo pensado “dimos el mensaje que queríamos, que somos parte de la juventud, de la que nos sentimos excluidos, como por ejemplo cuando el Ejecutivo solo se habla de la juventud que aplaude, que trabaja solo con las herramientas del Estado”, agregó y mencionó que “quisimos recordar a Felipe Vallese, que nos sentimos parte del proyecto que nosotros, pero que la historia se escribe desde antes, Néstor Kirchner se apoyó en las políticas que proponía el MTA con Hugo. Nosotros levantamos esas banderas históricas, nosotros no nos vamos a ir, las discusiones se dan desde adentro, por ejemplo mi banca, mi banca es del movimiento obrero, pusimos la gente en la calle, en los peores momentos de este gobierno, y que nos digan hoy que somos oposición, que somos extorsionadores, que somos golpistas, yo creo que es una falta de respeto. En el acto queríamos dar ese mensaje, que damos la discusión por adentro, nosotros no peleamos por la inclusión social, nosotros vamos por la justicia social, son cosas diferentes.

 

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Seguir leyendo
Aviso
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso

Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno