Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Lo que dejó el 17 de Octubre

Una jugada innovadora, el ataque digital y la omisión de la liturgia cegetista. Dudas, investigación pendiente y enojo.

Juan Manuel Morena

Publicado

|

Lo primero que hay que reconocer y alentar, a cualquier sector sindical, es la innovación y la decisión de hacer algo como lo que se intentó el sábado. La movilización virtual que se había organizado podría haber sido el hecho político digital más importante de la historia argentina, y por eso, supuestamente atacado.

Algunos análisis dicen que la CGT solo pagó el programa y que prestó el sello, y el escenario. Si fue así, también hay que reconocerlo. El otro punto interesante sobre esta cuestión es quién se quedó con los datos de los 2 millones de perfiles que llegaron a loguearse. El Big Data es algo que al sindicalismo le haría muy bien. Los datos empoderan.

El ataque digital al #75Octubres está muy bien desarrollado en una nota de Mundo Gremial. Pero la pregunta que debemos hacernos es quién tuvo la intensión que de que no se desarrolle y quién sale ganando. También hay un interrogante natural: quién perdió. Esto es política y siempre hay alguien gana y alguien pierde.

La CGT tiene historia en esto, y una de las más recordadas fue lo vivido durante el traslado de los restos de Juan Domingo Perón a la Quinta de San Vicente, un 17 de octubre de 2006. Ese acto fue arruinado por un enfrentamiento orquestado por una banda al mando de Juan Pablo “Pata” Medina, exlíder de la UOCRA La Plata, quién recluto a barras y delincuentes de Berisso y Ensenada para romper el evento. Ese día las antenas de celulares de la zona fueron dadas de baja. Con ese hecho, el posicionamiento del movimiento obrero que venía en ascenso por aquellos años fue quebrado en un par de horas.

¿Qué hubiese pasado si este acto de la CGT hubiese sido un éxito con más de 2 millones de seguidores participando de algo histórico? ¿Quién ganaba?

Como en el 2006, alguien perdió. Está claro que hubo una organización que en vez de llevar barrabravas hizo una “denegación de servicios”, un acto que también necesita de una organización.

Hay dos opciones. Que la organización sea fruto del arco opositor o que sea fuego amigo. En el 2006 fue la segunda opción, claramente. Hoy no se sabe. Pero otra vez se le arrebata a la CGT la iniciativa, y en este caso, una iniciativa innovadora.

Ojalá de investigue y se descubra quiénes fueron los responsables y no suceda lo mismo con los hechos de San Vicente que quedó grabado en  el colectivo imaginario como un simple enfrentamiento y Quiroz tirando tiros, pero el trasfondo fue otro.

Otro punto, también abordado por Mundo Gremial en 75 Octubres: Un festejo atípico y el resurgir de las tres CGT, fue la ausencia de la simbología cegetista durante el acto oficial y la falta de reconocimiento a los históricos del movimiento obrero que permitieron mantener viva la llama de la central en tiempos difíciles. De eso no hubo nada.

La previa al discurso de Alberto Fernández se la llevaron, en gran proporción, los movimientos sociales. Sólo hubo espacio para dos delegados: de UPCN y Sanidad. El resto, historias triunfantes de fábricas recuperadas. Esa realidad motivó el enojo de sindicalistas al final del acto.

Ojalá la CGT pueda superar esto, trabajar la información que recibió (los 2 millones de perfiles) y hacer otros 17 de octubre con una impronta trabajadora, sindical, de la historia rica cegetista, porque no recordar a José Ignacio Rucci y Saúl Ubaldini en un acto de estas características o que no hable un delegado de fábrica con su overol, pero que el “Gringo” Castro, de la CTEP, lo haga desde una fábrica recuperada, es una señal para tener en cuenta.

Juan Manuel Morena, director de Mundo Gremial.

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno