Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Leven anclas: una visita a un ministro, un gremio marítimo en alerta y otro que le sale al cruce

El sector marítimo nuevamente está en el foco de la tormenta por un proyecto de ley que busca promover la marina mercante local. Desde el SOMU lo critican por precarizador, mientras que Patrones de Cabotaje lo defiende.

Pablo Maradei

Publicado

|

El diputado Héctor Stefani, impulsor del proyecto de ley

Un proyecto de ley del diputado Héctor Stefani que se presentó en octubre para activar la marina mercante tendrá este martes su capítulo ministerial: el legislador visitará al ministro de Transporte, Mario Meoni, para “empujarlo todo lo que pueda en todos los ámbitos con el fin de que se promueva esta ley que busca recuperar barcos de bandera argentina y generar trabajo”, consideró en diálogo con Mundo Gremial antes de subirse al avión que lo trasladaba anoche desde Ushuaia a esta capital.

El diputado de Juntos por el Cambio busca que se cree un “segundo registro” de buques en Tierra del Fuego, territorio en el que los armadores nacionales gozarán de los beneficios del Régimen Aduanero Especial de la provincia. Para eso, dice el articulado esas empresas deben estar inscriptas en el futuro “Registro Argentino de Buques Internacional y Nacional de Transporte (RABINT)”.

En ese sentido argumentó que “este proyecto busca hacer auto sustentable a la marina mercante nacional apuntando a revertir la carga impositiva y fiscal vigente lo que permitiría aumentar la flota argentina y reducir los costos logísticos, ya que el único impuesto que pagarían los barcos sería acorde al tonelaje de carga”. Completa: “Permitirá que se recupere la cultura marítima en Tierra del Fuego y se genere trabajo genuino y argentino”.

Valga mencionar que maravillosamente -y como tantas cosas que ha perdido la Argentina- por los altos cargos tributarios, y para el sector empresario por los altos costos laborales, no hay buques de bandera argentina. Más paradójico aún: Bolivia que no tiene ni salida al mar tiene flota propia. Y Paraguay, por la baja carga impositiva que alcanza incluso hasta el combustible que cargan los barcos, es la nación que más moviliza transatlánticos en la principal ruta marítima argentina que es la Hidrovía.

Aunque suene todo muy esperanzador, dirigentes del SOMU con los que habló este medio disienten. Así se lo hicieron saber a Mundo Gremial:

—Hace años que la marina mercante bajo bandera local no existe en nuestro país y sale un proyecto y ya se rechaza de plano; ¿acaso no es estar en Titanic viendo como nos hundimos, pero es preferible morir con las botas puestas a revertirlo con una ley que puede no ser tan beneficiosa para los gremios, pero sí para el país?, preguntó y quiso saber este cronista.

—No te equivoques, nosotros no lo rechazamos de plano; decimos que se debata porque así como está no es viable.

Detallan: “Ese proyecto hay que modificarlo: da pie a que se instale una persona o una empresa con cuatro sillas, contrate personal al que podrá no pagarle las cargas sociales y las contribuciones patronales para que haga su negocio y el Estado pague como garante. ¿Cómo puede ser que se instale una empresa y le hagan pagar al Estado lo que debe pagar ella?”, se preguntan. Refieren al artículo 5°. Argumentan desde el SOMU: “Nos hace acordar a lo que hizo Menem con el Decreto 1772 que permitían que empresas sin capital operaran sin ningún tipo de respaldo. Ese DNU se fijó por dos años y terminó durando 13 hasta que Néstor Kirchner lo derogó”.

Otras dos críticas son que “el proyecto solo menciona basarse en la ITF cuando la ITF permite que el plantel este embarcado hasta 11 meses sin rotarlo al regir las banderas panameñas por ejemplo y eso no existe en nuestro país. En cualquier caso, eso generaría desempleo y no empleo porque muchos se deberían bajar del barco por la falta de rotación. Y nada menciona respecto a seguir un Convenio Colectivo de Trabajo”. Finalmente ponen en duda “¿qué es basarse en la unida de pesca para pagar el canon que está anualizado? (refieren al artículo 7°)”.

Mundo Gremial pinponeó el tema laboral con Stefani, quien respondió: “Más allá de que yo quiero que se debata, vale aclarar este proyecto no toca ninguna ley laboral y en todo caso no hay ley en nuestro país que refiera a un Convenio Colectivo de Trabajo, sino que eso queda para la reglamentación”.

A su vez Mundo Gremial consultó Julio Insfrán, secretario general del Centro de Patrones Fluviales y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo; quien está a favor del proyecto. De una manifestó que “es una salida importante (…) es como tener una bandera de conveniencia para poder generar trabajo porque de seguir así no va a quedar flete, trabajo ni astilleros locales en pie”. Profundizó: “Desde 2017 que se está intentando cambiar la política tributaria de la marina mercante en Argentina para poder tener barcos de bandera local, pero nunca se reglamentó y ahí seguimos estancados”. Considera que “en las apreciaciones del SOMU se mezclan cuestiones ideológicas” por venir de JxC; espacio en el que Insfrán también fue parte al principio del gobierno de Cambiemos.

Respecto al tema de la ITF asegura que “hacen una reclamación teórica porque todo eso se resuelve fácilmente a la hora de reglamentar la ley. En el mundo está instalado el régimen de bandera de conveniencia para bajar costos”. Cierra: “Lo que plantean es ilógico: es como decir que no como pollo porque no me gustan las plumas”.

REGISTRO ARGENTINO DE BUQUES INTERNACIONAL Y NACIONAL DE TRANSPORTE by Mundo Gremial on Scribd

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno