Conéctate con nosotros

INFORMACIÓN GENERAL

La Unión Informática se presenta como «amicus curiae» en un caso por «despido discriminatorio»

El hecho del despido ocurrió en 2013, desde la Unión Informática dijeron que «es una vergüenza que el juez haya tomado esa decisión. Estamos cansados que no se reconozca el trabajo gremial que hace la Unión»

Publicado

|

La Unión Informática(UI) se presenta como «amicus curiae» en un caso por despido discriminatorio de delegado gremial,David Pedernera, en la empresa NorthGate Arinso (NGA). El hecho ocurrido en 2013 «no sólo no se resolvió en la justicia», sino que encuentra un «nuevo escollo arbitrario» por parte del juez Vilarullo.

«Es una vergüenza que el juez haya tomado esa decisión. Estamos cansados que no se reconozca el trabajo gremial que hace la Unión. No descartamos acercarnos a los juzgados para manifestar nuestra inconformidad. Nos tienen que escuchar», señalo el Secretario General de la UI, Ignacio Lonzieme.

El fallo está a cargo del Juzgado de Primera Instancia N° 76 a cargo del Juez Dr. Fernando Vilarullo. El magistrado no hizo lugar al reclamo del trabajador por considera, «que no había evidencias de su labor sindical»,cuando «testigos, documentos y evidencias hay de sobra».

En este marco, David Pedernera empezó su actividad gremial en NorthGate Arinso (NGA) en 2012. «El activismo gremial, motivado por sueldos tan magros como atrasados, y los afiliados en la empresa, en ese entonces realizaron asambleas, reclamos y acciones gremiales. Pedernera, al frente de esa actividad y nombrado delegado gremial por el Sindicato, es despedido de la empresa en 2013. Desde hace seis años ambas partes sostienen un juicio por despido discriminatorio», detallaron desde el sindicato.

Y agregaron que «fue recién en 2017 cuando empezaron las declaraciones de testigos de ambas partes. Ex empleados confirmado ante abogados y funcionarios del juzgado no sólo que Pedernera era empleado de NGA, sino que realizaba tareas gremiales, así como que no dudaban que el despido se debía a este motivo. Por parte de la empresa, hubo testimonios flojos y contradictorios».

En agosto de 2019 llegó esta sentencia de Vilarullo, que ya fue apelada por la parte damnificada.

Y para concluir Lonzieme sentenció: «Semejante demora -seis años- para una sentencia tan adversa como infundada; no sólo es una falta a los derechos de los trabajadores, sino que va en contra del principio de acceso a la Justicia para los ciudadanos».

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno