Conéctate con nosotros

INFORMACIÓN GENERAL

La unidad que no fue: CGT y CTA, cada vez más lejos

Yasky salió al cruce de la cúpula cegetista y agrandó las diferencias entre las centrales.

Mundo Gremial

Publicado

|

El triunfo de Alberto Fernández y la vuelta del peronismo al poder hacía pensar que la unidad del movimiento obrero era posible. Poco duró la esperanza entre los trabajadores. Las conducciones de las centrales reflejan cada vez más diferencias y el posible retorno de la CTA a la CGT quedó en el olvido.

El reacomodamiento de la fórmula previsional es el motivo más reciente de distanciamiento. Mientras la central que conducen Héctor Daer y Carlos Acuña disparó un alerta, Hugo Yasky de la CTA de los Trabajadores salió con ímpetu a defenderla y aprovechó para refregar la posición del ex triunvirato al gobierno de Mauricio Macri.

“Hay dirigentes de la CGT que acompañaron con cariño los 4 años de las políticas del macrismo, pero no podemos meter a todos en la misma bolsa”, disparó en declaraciones radiales el también diputado nacional por el Frente de Todos.

Con un perfil hiperoficialista, la CTA de Yasky encajonó el perfil combativo y ratificó a ciegas el apoyo a Alberto Fernández, de un lado de la grieta sindical, y en lejanía de la posición cegetista que reclama más diálogo y participación en las decisiones.

El último documento de la CGT da cuenta del malestar del Consejo Directivo por la falta de consulta: “No hay una relación fluida con el Presidente”, destacó en declaraciones a las prensa José Luis Lingieri, secretario de acción social de la central.

Y agregó, sobre la nueva fórmula para jubilados: “Nos enteramos por los medios, no participaron los compañeros que están en el tema previsional”.

No fue el único. Rodolfo Daer, de Alimentación, también salió a marcar posición: “En esta etapa de crisis la CGT no puede estar ausente y no se puede enterar por los medios de comunicación”.

El endurecimiento de la CGT está lejos hoy de generar un conflicto sin salida con Alberto pero dilapida, si a alguien le quedaba alguna ilusión, una posible unidad gremial.

La unidad fue un pedido de Alberto Fernández al iniciar su mandato. Fue el deseo que transmitió el mandatario durante el plenario virtual de la CTA de Yasky en julio pasado.

Esa misma central había aprobado en un Congreso la decisión de retornar al sello de la CGT. Fue días antes a la elección presidencial de octubre de 2019. Sólo paso poco más de un año. La pandemia no sólo zarandeó el plan de gobierno; a la unidad sindical, también.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno