Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

La marcha contra la Corte Suprema dividiría aguas en la CGT

Por Emiliano Russo, columnista de Mundo Gremial.

Publicado

|

La marcha contra la Corte Suprema del 1° de febrero que organiza un sector del kirchnerismo duro pareciera dividir aguas en la CGT. Este martes Pablo Moyano, triunviro de la entidad de calle Azopardo, se reunió con dirigentes de la CTA de los Trabajadores para dar impulso a la marcha que busca cimentar un mensaje contra el “lawfare (persecución judicial), que hoy menean funcionarios como Wado de Pedro que visitaron a la jujeña Milagro Sala, condenada por causas de corrupción y detenida desde hace 6 años.

Sin embargo, esta agenda no sería acompañada por el resto de la conducción cegetista que, más allá de condenar fuertemente el video que mostraría una “mesa judicial vidalista” y las ansias de organizar “una Gestapo para perseguir sindicalistas” que bravuconeó el ex ministro Villegas (Trabajo), no estaría dispuesta a manifestarse en contra de uno de los tres poderes del estado.

La Casa Rosada viene teniendo divergencias con el máximo tribunal y por eso no extrañó que el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, de extracción kirchnerista, apoyara la convocatoria organizada por Luis D´ Elía y otros dirigentes del espacio para el día en que reabren los tribunales tras la feria judicial.

En este marco, hoy el Frente Sindical moyanista y la CTA de los Trabajadores rubricaron una foto de apoyo a la marcha convocada bajo la consigna «Basta de injusticia y #LAWFARE del Poder Judicial”. Estuvieron presentes Pablo Moyano y Mario Manrique (Smata), por CGT, y Hugo Yasky y Roberto Baradel, por la central de estatales.

Hace unos días el referente de los mecánicos, mano derecha del camionero, había deslizado que si bien «en la CGT aún no se planteó el tema, estamos en un periodo de encontrar unidad de concepción», y consideró que “obviamente los reclamos son importantes y la CGT debería acompañar» a la manifestación para pedir «el fin de lawfare».

El problema es que dirigentes como Héctor Daer, Carlos Acuña o Andrés Rodríguez, no apoyarían este tipo de manifestaciones contra uno de los poderes del estado. “No es el estilo de los muchachos”, explicó una fuente gremial consultada que sostuvo que “además es una movida que mezcla hasta el tema de Milagro Sala”.

Más allá de las simpatías con la convocatoria, también habría un tema logístico. A menos de dos semanas de la movilización, la mayoría de los integrantes de la mesa chica cegetista se encuentra en receso vacacional y pareciera difícil que haya reunión de consejo directivo antes de la primera semana de febrero.

“Son sommeliers de marchas y fechas. Les cuesta jugarse”, chicaneó a la conducción cegetista, a su turno, una fuente gubernamental consultada.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno