Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

La inflación se redujo al 5,1% en mayo, una desaceleración que aún no tranquiliza a nadie

Por Emiliano Russo, columnista de Mundo Gremial

Publicado

|

En el gobierno salieron a resaltar la reducción de la inflación a 5,1% en mayo respecto al 6% que el Indec había medido en abril pasado pero en privado remarcan que sigue en niveles altos –el Frente de Todos perdió las elecciones en noviembre pasado con un IPC del 2,5%- y que constituye el principal desafío de gestión. Para las centrales gremiales, en tanto, tampoco conviene apostar a una carrera de precios y salarios que en última instancia siempre termina perjudicando al trabajador formal y, en mayor medida, al informal.

Esta tarde el organismo estadístico informó que el mes pasado la inflación fue del 5,1% alcanzó un acumulado del 29,3% en lo que va del año y un registro anualizado del 60,7%, el mayor desde 1990.

Rápidamente en el Ejecutivo informaron que el IPC de mayo “redujo su tasa de aumento de 6% en abril hasta 5,1% mensual, la segunda reducción consecutiva, tras alcanzar el pico de aumento en marzo (6,7%)”, que “la inflación núcleo se redujo de 6,7% hasta 5,2% mensual” y que este fenómeno respondió a menores tasas de incremento en los rubros de alimentos, restaurantes, adquisición de vehículos, entre otros.

En tanto, en el gobierno detallaron que “Alimentos y Bebidas no alcohólicas volvió a reducir su tasa de 5,9% en abril hasta 4,4% mensual, alcanzando el menor incremento registrado en 2022, tras registrar aumentos en febrero y marzo, cuando se dio el mayor impacto de los shocks de commodities por la sequía en Sudamérica y el conflicto bélico en Ucrania”. Esta última argumentación resulta en parte confusa ya que en febrero pasado el impacto del conflicto bélico fue casi nulo.

Lo cierto es que para los trabajadores afectados por una persistente caída en el poder adquisitivo el dato conocido durante la actual jornada no resulta auspicioso. Así lo blanqueó, por ejemplo, el dirigente metalúrgico Antonio Caló que, en declaraciones a Infobae, dijo que “a la inflación no la pueden domar” y que “el panorama es bastante negro”, ya que “hay laburo, pero el salario no alcanza”. En este sentido, sentenció: “No es que el salario sea bajo sino que la inflación es muy alta, que es distinto”.

Otros sindicalistas, en tanto, opinan en forma similar. En las centrales estatales también están preocupados por la evolución de los precios. En las últimas horas dos intendentes del Conurbano que cerraron paritarias en sus distritos con aumentos del 50%, en promedio, estiman que en los próximos meses deberán convocar a los gremios municipales para una urgente revisión. Es que en el oficialismo no dudan que este año la inflación cerrará con un piso del 60%. El temor existente, con todo, refiere a que factores exógenos y también algunas inconsistencias internas, espiralicen aún más los precios.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno