Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

La CGT y su verdadera representación

Por Alberto Buela, columnista de Mundo Gremial.

Mundo Gremial

Publicado

|

 

Esta semana que pasó se realizó la re-reelección de Moyano como secretario general de la CGT y el movimiento obrero argentino sumó una central más en su haber; ahora ya son cinco: 1) está de Moyano. 2) la de los Gordos. 3) la Azul y Blanca de Barrionuevo. 4) la CTA de Micheli y 5) la CTA de Yaski. Toda una panoplia de representaciones donde el que desaparece es el trabajador.

Ideológicamente la de Moyano, la de los Gordos y la de Barrionuevo son peronistas mientras que la dos CTA son socialdemócratas. Ninguna de las cinco llega a la derecha ni a la izquierda, pues están y se mueven en el marco de “lo políticamente correcto”. Esto es, lo establecido, lo aceptado, lo sancionado por los poderes indirectos para que se cumpla.

Son contados con los dedos de la mano los dirigentes sindicales “políticamente incorrectos” porque cada vez más los sindicatos dependen para su existencia y funcionamiento de los dineros del Estado. Si bien en Argentina la fuente de poder de los sindicatos radica en sus afiliados y su capacidad de movilización, esto se ha ido trastocando hasta llegar a la actual situación; Estado-dependencia.

En el modelo sindical argentino, construido sobre la base de la ley 23.552 de 2 de octubre de 1945 siendo Perón Secretario de Trabajo, el sindicato “con suficiente representatividad”  es el que negocia los convenios colectivos de trabajo con las cámaras empresariales y el Estado. Cuando se multiplican los sindicatos en un sector se crean las Federaciones que son las que toman la posta de “la negociación”. Los sindicatos pueden incorporarse o no a estas federaciones que son conocidas como entidades de segundo grado.

¿y la CGT, qué función cumple?. Cumple en este modelo solo dos funciones: la representación exterior, por ej. ante la OIT y la representación política de los trabajadores (Claro está,  que esto último no está contemplado ni previsto por ninguna ley).

El mundo sindical que cayó irremisiblemente en las manos de los abogados insiste en ignorar este último aspecto esencial y definitivo y se limita a aconsejar quien viaja al exterior y quien no. O peor aun, en limitar la representación política de la CGT en conseguir diputaciones para el movimiento obrero que, en general, son ocupadas por esos mismos abogados.

Cuando en realidad la representación política la ejerce la CGT en los paros, las movilizaciones y las huelgas. Y llega su plenitud con el llamado a “la huelga general revolucionaria”.

Pero como ninguna de “las cinco” está en condiciones de realizar esta representación, sea por condicionamientos ideológicos- el peronismo desde hace años es tan solo un simulacro- el gobierno puede descansar tranquilo sobre el amasijo de relatos liberadores que vuelca todos los días por televisión.

 

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Seguir leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ANÁLISIS Y OPINIÓN

A la deriva

Reina el malestar en los gremios marítimos que no tienen interlocutor ya que el Gobierno nacional aún no definió quién ocupará la Subsecretaria de puertos.

Pablo Maradei

Publicado

|

El check list de pendientes en el sector marítimo da cuenta de que el Gobierno nacional debe definir si se renuevan o cambian las licencias de los operadores del puerto de Buenos Aires que vencen a mediados de este año, trazar las directivas respecto a qué hacer con la Hidrovía: Alberto Fernández habló de “provincializar” su administración; y finalmente avanzar en la ejecución de los dragados.

“Estamos preocupados porque no hay diálogo y esto encierra algo aún mayor: no hay nombramiento porque no hay proyecto de qué hacer con, por ejemplo, la Hidrovía. Estamos con un sector muerto con el que el país no recauda nada”, analiza y dispara ante la consulta de Mundo Gremial Julio Insfrán, secretario general del Centro de Patrones de Cabotaje marítimo. Refiere a que los barcos que circulan por el río Paraná, y que para 2030 se proyecta que transportarán 60 millones de toneladas de carga llevando el flujo de dinero a los US$200.000 millones, son de bandera extranjera ya que no hay buques de bandera local y por lo tanto con tripulación argentina. Aunque la concesión de esta ruta termina en abril de 2021, la falta de definiciones, proyectos, inversiones hace que la Hidrovía no pueda ser explotada al máximo por nuestro país.

El único lineamiento que hubo hasta ahora lo dijo en diciembre ni bien asumido el propio presidente ante la Legislatura santafesina: “Lo que hablamos con Omar (Perotti, gobernador de Santa Fe) es que la Hidrovía sea gobernada por las provincias que usan la Hidrovía”. Actualmente esa administración la lleva adelante Nación. La propuesta de Alberto Fernández divide aguas. Por ejemplo: para Raúl Durdos, secretario general del SOMU: “Me parece bien porque federaliza el tema pero la participación debe ser equitativa entre las provincias”, señala a MG. Las provincias involucradas son Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y Chaco. Y los principales puertos agroexportadores se encuentran en Rosario y Timbúes.

Para otro secretario general que prefirió el anonimato “la federalización solo generará caos porque se amplían los interlocutores que a su vez tienen distintos objetivos y además hay que ver a quienes designan ya que no siempre saben del tema”.

En el organigrama del ministerio de Transporte aún falta completar el nombre de quien ocupará el raviol de la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante. “Es una decisión que tiene que tener el aval de la Casa Rosada”, cuenta a MG un secretario general que sigue la interna por los nombramientos. Esta cartera la maneja Sergio Massa a través del ministro Mario Meoni. El último apuntado para ir a Puertos es Franco La Porta; pero por ahora no hay certezas. “Vamos a apoyar a quien designen, preferimos gente que entienda del tema; y si no entiende lo guiaremos”, apunta Durdos. Vale mencionar que el tema viene manoseado: en un primer momento el que tenía todas las fichas era Sergio Goicoechea, quien tenía bajo su puño la negociación de la futura licitación de Puerto Nuevo. Premio consuelo: ¿Quedará como asesor?

Finalmente, el otro punto en discusión respecto a la Hidrovía es cómo generar competitividad: “En Argentina pagamos 35% de Ganancias, 21% de IVA y 5% de Ingresos Brutos. A eso hay que sumarle el impuesto al cheque, la ganancia mínima presunta y la carga tributaria en el combustible. En Paraguay solo pagan 10% de Ganancias y 10% de IVA; y para colmo cargan combustible libre de impuesto. Así no se puede competir; el Estado argentino es el que tiene que bajar impuestos”, repasa Insfrán. Durdos agrega: “Estamos dispuestos a discutir convenios porque ¿de qué sirve tener un convenio si no hay actividad?”. En números: la relación es 200 buques paraguayos contra 1 argentino.

Justamente el Gobierno de Cambiemos, con Mauricio Macri a la cabeza, querían impulsar un único convenio colectivo para la explotación de esta carretera marítima; algo que no se pudo lograr. ¿Se animará a tanto el gobierno de Alberto?

Atado a la Hidrovía, los dirigentes consultados apuntaron a que faltan dragar puertos como Diamante, Chaco, San Pedro y Santa Fe. También hay muchas quejas que desde San Fernando, provincia de Buenos Aires, y hasta el puerto de Buenos Aires a través del canal Emilio Mitre, el calado que se alcanza al dragar no es el que dice el contrato multimillonario

Finalmente, y acaso el tema más urgente, es el puerto de Buenos Aires: el contrato de concesión de las operadoras vence en mayo y el llamado a licitación debía cerrarse el mes próximo: no se llegará con los tiempos. Seguramente habrá una prórroga temporal. Recalan en sus dársenas unos 800 buques por año.

Seguir leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Boicot estratégico contra las leyes del mercado: una actividad sindical lícita con participación ampliada

Por Pascual Daniel Persichella, abogado y politólogo

Mundo Gremial

Publicado

|

Desde que tenemos uso de razón venimos padeciendo el problema inflacionario; esto es, cualesquiera sean las definiciones técnicas del fenómeno, que los precios suben por el ascensor y los salarios -o en términos más generales- los ingresos en contraprestación por cualquier trabajo humano, suben por la escalera.

En gran medida las crisis económico sociales que se producen de un modo casi constante, importan la perdida del poder adquisitivo real de los salarios, causando desmejoramientos sistemáticos en las condiciones de vida de la mayoría de los habitantes de nuestra Patria, es decir, los trabajadores en sentido amplio; comprensivo el concepto, de todos aquellos que viven del producido de sus trabajos humanos, dependientes o independientes, formales o informales (obreros, trabajadores, empleados, profesionales, pequeños y medianos empresarios). Sujetos mayoritarios y principales del consumo interno.

Frente a ello, con un simplismo quizás excesivo, se puede decir que los gobiernos de Derecha sostienen que el Mercado y sus propias leyes corregirán la distorsión, lo que nunca ocurre. Es más, en Argentina vemos fenómenos que demuestran por quienes y para quienes están escritas “esas leyes del mercado”: observamos que, aunque baje la demanda de un producto, no necesariamente baja el precio.

Y los gobiernos Progresistas o Populares, que tienen la convicción ideológica de atacar esa carrera injusta entre precios y salarios, no logran ser eficaces de un modo sostenido, recalando o en controles estatales que generan mercados negros o en críticas de autoritarismo diversas, solventadas por grupos de presión interesados, mediante la generalidad de las vías mediáticas existentes.

Cualquiera sea la razón que se exponga, el resultado es único: el Poder real económico mantiene sus ganancias, el fenómeno de concentración de la riqueza y carencia de mecanismos sinceros de redistribución de la riqueza se acentúa. El paradigma del “fifty fifty” de los 70, de participación del salario en la Renta Nacional, se aleja. Sólo observando la evolución del salario en dólares, desde 2015 hasta 2019 se constata el fenómeno. Aunque la pérdida es constante cualquiera sea el parámetro de comparación.

Una de las pruebas, que por los caminos ortodoxos no llegaremos a pisos mínimos de Justicia Social y Humanismo propios del Siglo XXI; es que se atrasa discursivamente tanto que muchos siguen anhelando volver a 1910 en que “éramos el sexto País del mundo”. Lo que no se aclara es que ese parámetro medía una cuantía exportadora primaria suculenta que ingresaba quizás a los bolsillos de 1000 familias argentinas; y que el pueblo argentino estaba más hambreado que hoy. Lo que actualiza y ratifica que EL CAMPO NO SOMOS TODOS. Ello no implica desconocer la importancia de su actividad, pero en su justa medida.

Ante ello algo debemos hacer. Así; este escrito no es más que un papel de trabajo, un disparador provocativo para que; los que corresponda, tomen la posta y le pongan la ciencia, la técnica y la decisión política necesarias, formulen una acción concreta, que debería ser ejecutada con la conducción de todos los sindicatos argentinos, sin distinción alguna: en este punto TODOS, DEBERÍA SER TODOS.

Digo; por los sindicatos, atento a que su objeto fundamental es la defensa de los intereses de los trabajadores; y estos se entienden como todo cuanto se relacione con las condiciones de vida y de trabajo de ellos; debiendo ser la acción sindical un removedor de los obstáculos que dificulten la realización plena del trabajador (arts. 2 y 3, ley 23551); o no será nada. Y vaya si el tema precios – salarios es un escollo para la mayoría del Pueblo.

LINEAMIENTOS GENERALES DE LA ACCIÓN SINDICAL POSTULADA:

Imagino tres momentos.

1. El primero, de análisis técnico y riguroso, contando con la participación de profesionales especialistas, que siempre actúen en representación de sindicatos, asociaciones de defensa de consumidores y usuarios, hoy constitucionalizadas en el artículo 43 de la Carta Magna; y/u otras organizaciones de la sociedad civil, particularmente de la economía popular; en tanto sus fines comulguen con los objetivos de esta acción sindical.

Requerimiento de información a organismos estatales nacionales, provinciales y municipales, competentes por razón de la materia precios y su formación.

Evaluación de toda la información relevada, arribando a una conclusión técnica, valiosa o disvaliosa, respecto del o de los precios de uno o varios productos o servicios concretos y determinados.

2. La o las conclusiones sobre el o los precios injustos o arbitrarios, debe elevarse periódicamente a una autoridad sindical política centralizada a nivel Nacional y Provincial. Esta autoridad, con todo el respaldo orgánico institucional sindical, divulgará suficientemente los fundamentos que sustentan la conclusión sobre precios injustos o arbitrarios para ese momento, en el ámbito nacional o provincial, según corresponda.

3. Junto con un programa de amplia e intensa divulgación, se propiciará el BOICOT, aconsejando no comprar, el o los productos o el o los servicios determinados; hasta que esa misma autoridad sindical política centralizada, informe que los precios se readecuaron a lo que los equipos técnicos consideren precios justos o razonables. También se podrá informar sobre productos o servicios sustitutos, a partir de la opinión técnica de profesionales y/u organizaciones, por razón de la materia.

CONDICIONANTE FUNDAMENTAL DE LA EFICACIA DE LA MEDIDA:

Debe hacerse una amplísima labor de concientización y divulgación sobre la eficacia de un BOICOT. El carácter defensivo de esta medida por parte de la sociedad, ante agentes económicos inescrupulosos; y el objetivo de repeler el daño económico de los precios injustos o arbitrarios, hasta el punto de lograr que los precios en cuestión se pongan en niveles justos o racionales.

También educar sobre que, ante el atropello de un poder económico indebido, existe el derecho de resistencia a esa opresión, que debe llegar, mediante una conducta masiva y sostenida; hasta el quebranto del agente económico, si este no declina su insaciable avaricia. O si reincide en su proceder.

El conjunto de la sociedad en acción también son EL MERCADO, y así como un día se construyó esa ley del mercado que siempre hace ganar a los agentes económicos fuertes; debemos ejecutar socialmente esta nueva Ley del MERCADO, que en verdad busca un equilibrio justo.

FUNDAMENTOS PRELIMINARES:

El principio fundamental del artículo 19 de la CN, establece que todo lo que no está prohibido por la Ley está permitido. En tal línea se deben encuadrar las específicas acciones sindicales lícitas, que están expresamente previsionadas en la Ley 23551, a lo largo y ancho de su texto y espíritu de garantía de la libertad sindical, pero de un modo especial, en la norma del artículo 5 inciso d), que establece como derecho de los sindicatos: “…realizar todas las actividades lícitas en defensa del interés de los trabajadores. …”

La acción sindical que postulo en este papel de trabajo, para que la desarrollen los técnicos que saben y quienes tienen el poder político sindical; además de ser lícita; es un verdadero acto de resistencia a la opresión del Mercado.

Nota: Para los desprevenidos o ligeros en la apreciación, el Boicot postulado nada tiene que ver con el delito tipificado en el artículo 158 del Código Penal Argentino. Acá hay divulgación, fundamentación y promoción de una accionar sindical colectivo. No existe violencia alguna por parte de un trabajador respecto de otro trabajador.

Seguir leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Cómo fue la primera semana de paritarias de Axel Kicillof

El gobernador bonaerense debutó en las negociaciones con los gremios estatales. Las reuniones seguirán esta semana con marcados focos de conflicto.

Mundo Gremial

Publicado

|

Axel Kicillof tuvo su debut paritario. Docentes, estatales, judiciales y profesionales de la salud protagonizaron el primer cara a cara con los funcionarios del gobierno para discutir la pauta salarial 2020.

Con las particularidades de cada sector, en todas las citas quedó un punto claro: la cláusula gatillo, la vedette de la temporada anterior, está fuera de competencia y ahora las partes buscarán un mecanismo que protega el poder adquisitivo.

El otro punto en común fue la necesidad de recomponer el salario, un punto que preocupa a la todalidad de los gremios pero que desde el gobierno anticiparon, en voz de la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, que “es imposible recuperar lo que se perdió en 4 años de un día para el otro”.

Docentes. Es tal vez la negociación con mayor relevancia hoy en el país. El primer encuentro fue el lunes 10 y contó con la presencia de las primeras líneas gremiales, como Roberto Baradel, Miguel Díaz y Mirta Petrocini, y con la visita del gobernador Kicillof.

No hubo oferta salarial ni se habló de sueldos. El debate se pasó para el jueves, en donde los funcionarios bonaerenses discutieron la cuestión salarial pero tampoco hubo propuesta. Sólo se confirmó que el pago del remanente adeudado se hará efectivo el 12 de marzo.

El Frente de Unidad Docente (SUTEBA, FEB, UDOCBA, AMET y SADOP) ) demandó la recuperación del poder adquisitivo perdido y una recomposición salarial con la incorporación de sumas no remunerativas al básico.

Asimismo, solicitó implementar un mecanismo de aplicación automática que garantice que no se pierda el poder adquisitivo del salario en manos de la inflación. Esta semana seguirá la negociación.

Estatales. Los gremios de la Ley 10430 (la paritaria general del Estado) rechazaron por unanimidad la primera propuesta de Kicillof: dos bonos de 1500 pesos, uno para recuperar lo perdido en 2019 y otro para empezar la discusión de este año.

FEGPPBA, UPCN y ATE compartieron la negativa a la oferta, y la negociación pasó a cuarto intermedio hasta este lunes a las 15 horas. Los sindicatos piden de manera “urgente” se comience a buscar la forma de recomponer el salario de los estatales.

Las entidades reclaman “el reconocimiento de los porcentajes perdidos en 2019, luego discutir el 2020 retroactivo a enero y aumento del básico”.

Judiciales. La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) concretó la primera reunión con el Ejecutivo. Fue el pasado viernes, en lo que fue una formalidad y el inicio de las conversaciones. No hubo oferta salarial.

“Pudimos plantear todo los reclamos; nos pareció importante la presencia de los tres ministros del área, Economia, Justicia y Trabajo. Y expresamos la necesidad de constituir cuatro mesas de trabajo para abordar la complejidad de los reclamos”, explicó Pablo Abramovich, tituar de la AJB.

El jueves 20 será recibidos por el ministro de Justicia, Julio Alak.

El dato: la paritaria judicial se reactivó luego de dos años paralizada.

Profesionales de la salud. La reunión por la Ley 10.471 fue el martes 11. Los gremios del sector puntualizaron los reclamos en aumento salarial y condiciones laborales. Estuvieron presentes, entre otros, referentes de los médicos de CICOP y enfermeros del Sindicato de Salud Pública (SSP).

En este caso tampoco hubo propuesta salarial, y se acordó dar esa discusión en el transcurso de esta semana, aunque hasta el mediodía de este lunes no había convocatoria.

La CICOP adelantó que pedirá cláusula gatillo y convocó a reunión de Consejo Directivo para evaluar los pasos a seguir.

Seguir leyendo
Aviso
Aviso
Aviso
Aviso
Aviso

LAS MÁS LEIDAS

Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno