Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

La CGT reformista: los fuertes cambios que evalúan en la central sindical

Tiempo de renovación en Azopardo. Habría fuertes modificaciones estatutarias. Todo en busca de la ansiada unidad sindical.

Juan Manuel Morena

Publicado

|

La CGT está pensando tal vez la reforma más importante de los últimos tiempos. La mesa chica le pidió a sus técnicos preparar dos temas para presentar al presidente Alberto Fernández en la próxima reunión.

El primero tiene que ver con el cronograma electoral para el futuro confederal de autoridades. La intención inicial era realizarlo en octubre, previo a las elecciones legislativas. Esto sin tener en cuenta que políticamente existe un acuerdo de generar un corrimiento de los comicios a noviembre, lo que generaría también una postergación en Azopardo. La decisión está tomada y se está trabajando en esto.

El otro tema, importante y complejo para la CGT, es el referido al cupo femenino en la estructura de conducción. ¿Cómo se determina hoy? El mecanismo que se utiliza en los confederales es el siguiente: se agrupan todas las organizaciones sindicales y el calculo final se hace sobre los congresales que se inscriben. En ese marco, existe una comisión de poderes que acredita, pero que no controla inscripción por cupo. Entonces, cuando se hace el calculo final, entre hombres y mujeres congresales, siempre le da un calculo por debajo del 30%, sacándole -por un tema estatutario- la obligación de cumplir el porcentaje.

La ley de cupo femenino sindical, sancionada en 2002, establece un mínimo del 30% de representación femenina en las organizaciones. Cuando la cantidad de trabajadoras no alcanzare el 30% del total, el será proporcional a esa cantidad.

Pero hoy socialmente el reclamo es paridad, no cumplir ese porcentaje. Ya no alcanza.

Para esto la idea que sobrevuela en Azopardo es la de crear una doble secretaría. Hoy el estatuto dice, por ejemplo, que se debe designar un secretario o secretaria de prensa, un secretario o secretaria de organización. Lo que se propone es que cada secretaría sea cubierta por dos personas: una mujer y un hombre, de la misma organización sindical. Esta sería la manera con la que la CGT llegaría a una paridad en los cargos directivos. Para ello se necesitaría modificar la manera de validación de los congresales.

La CGT va a una reforma estatutaria para poder cumplir con estos puntos, pero también se abre otra oportunidad: la de reflejar en su agenda los temas que hoy estatutariamente no están ni nombrados, por ejemplo Teletrabajo, Cambio climático, Futuro del trabajo y otros que quedan absorbidos por otras secretarías.

A su vez, la reforma abre la oportunidad de tener un programa. Un reclamo repetido por propios y extraños en las filas del sindicalismo cegetista.

Por otro parte, siguiendo con el foco del confederal hay dos datos interesantes, para analizar.

El primero es una propuesta que está ensayando Sergio Palazzo de La Bancaria. Tiene que ver con la posibilidad de generar, ante las posiciones que tienen los diferentes sectores que se disputan la conducción de Azopardo, una conducción rotativa.

La intención es elegir cuatro secretarios generales, y en vez de que funcione en un triunvirato, algo que no dio resultado y son muy pocos los que ven con buenos ojos esa alternativa, sea conformado como un cuerpo colegiado y que rote anualmente esa conducción.

Esto en principio no es considerado de manera positiva por los dirigentes de peso, pero el proyecto tiene buenas perspectivas en la política, quienes ven una salida de unidad. Ya habría habido charlas con Cristina Fernández y el presidente Alberto Fernández.

Por otro lado, la foto de unidad que hicieron Pablo Moyano y Sergio Sasia consolida no solamente un frente de la cara a la CGT. Hoy los dirigentes juegan a dos bandas y también apuntan hacia la CATT, el lugar donde se habla del transporte, y el transporte en este país es un gran ordenador. Parten de muchos de los desordenes que vemos es lo que está dejando la situación de la nueva licitación en la Hidrovía. Un tema para seguir de cerca.

Así las cosas, estamos frente a una etapa de cambios en la central sindical. Se abre la era de la CGT reformista.

Juan Manuel Morena, director de Mundo Gremial.

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno