Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Justicia penal a pedido

Francisco Dolmann, ex secretario general del INTI, consiguió su exoneración judicial a cambio de pagar 10.000 pesos y 96 horas de taras comunitarias que él mismo controlará si las cumple.

Pablo Maradei

Publicado

|

Foto: Fb Sol Pozzuto

El exceso de velocidad fue la segunda infracción que más cometieron los porteños al volante durante 2018 (aún no hay datos públicos de 2019) con 1.170.114 de actas labradas en la Ciudad de Buenos Aires: por esta contravención, que en caso de exceder los 140 km/h, el infractor debió pagar, en concepto de multa, entre 8.560 a 85.560 según la gravedad del hecho. Chiste (de qué otra forma se puede decir): el Tribunal Oral Federal de San Martín 4 fijó en $10.000 el resarcimiento económico que el ex secretario general del INTI y denunciado por actos de corrupción, Francisco Dolmann, debe pagar a los afiliados y damnificados a los cuales les retuvo, vía INTI, parte de su salario por compras y préstamos financieros otorgados por la mutual que comandaba. Las denuncias por apropiación indebida de fracciones salariales datan de 2001 y los afiliados a la mutual son varios centenares. Complementario (y por qué no un segundo chiste) el fallo lo benefició con una probation por la que tiene que cumplir tareas comunitarias por la nimia cantidad de 96 horas.

A cambio de las 10 luquitas y las 96 horas de trabajo comunitario (¿las cumplirá?), el TOF de San Martín junto al fiscal aceptaron, a pedido de las defensas de Dolmann y de Aldo Panzzita, el otro imputado, extinguir la acción penal dejando ni siquiera antecedente por el cual el dirigente sindical fue a la Justicia. ¿Justicia?

En un parte del escrito (foja 3) se indica que tanto al denunciante Marcio Prieto como a otra damnificada, Ana Gómez, “no han percibido en carácter de devolución las sumas que le fueron deducidas de sus salarios por presuntos créditos que ellos habían tomado y que al decir del requerimiento fiscal ascendieron a las sumas aproximadas de 15.000 y 5.400 pesos”. Pensar que la causa se inició hace años por lo que esos valores, múltiples devaluaciones de por medio, era un verdadero monto de dinero. Hoy se arregló todo por 10.000 pesos.

Más comedia del escrito judicial: en la página 6 los letrados exoneran al Patronato de Liberados de controlar que verdaderamente Dolmann y Panzzita cumplan cada uno con las 96 horas de tarea comunitaria indicando que “los aquí inculpados informen mensualmente, por cualquier medio, el cumplimiento de las tareas comunitarias impuestas”.

Pero hay más: Dolmann, en definitiva, al pagar los 10.000 pesos y comprometerse a cumplir la probation avala que en efecto estafó a los trabajadores. Maravillas sindicales: un secretario general que se dice defender a los trabajadores se hace cargo de ir en contra de los trabajadores.

Para intentar poner un poco de racionalidad a todo esto, Mundo Gremial consultó a un abogado penalista y a un juez para entender cómo funciona la deteriorada justicia penal: “Es cierto que el fuero penal fija penas simbólicas o nominales, pero también es cierto que esto es un delirio”. Completó: “El fuero civil es el que establece los verdaderos montos indemnizatorios hacia las personas que sufrieron la estafa pero esto es una joda por la magnitud de los delitos”.

Paréntesis: existe una corriente abolicionista dentro del derecho penal bajo el rótulo derecho penal mínimo que propone cambiar las sanciones penales por otro tipo de sanciones tipo civiles o reparatorias pero se supone que aplica para fallas menores y no para tamaña imputación.

Repasando la historia, las voces de involucrados en el expediente en calidad de damnificados (el denunciante es Marcio Prieto quien está en un estado de salud muy delicado) contaron a Mundo Gremial que “muchos trabajadores afiliados utilizaban la proveeduría de la mutual, pero cuando el INTI liquidaba los haberes descontaban lo que Dolmann y su gente les pasaba con un Excel que no se condecía con lo que se había comprado”. El ex secretario de ATE Nacional INTI, que estuvo 21 años al frente del gremio, perdió a fines de 2018 las elecciones frente a la Lista Naranja, resultado electoral que fue avalado por la Justicia luego de que Dolmann no reconociera su derrota.

Si usted es un ciudadano común claro está que todos estos beneficios no los tendría ya sea si le ponen una multa o estafara a alguien. Y si le dan elegir tenga en cuenta el ánimo recaudatorio del Gobierno de la Ciudad: de la multa no zafa nadie.

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Brutal: Despidos, torturas y maltrato laboral a trabajadores fluviales

Apuntan a Hugo Ojeda, que es encargado general de la empresa y afiliado al sindicato: maltrata física y psicológicamente a los trabajadores que luego despide.

Pablo Maradei

Publicado

|

No es novedad que desde hace décadas las aguas del Riachuelo bajan turbias hasta su desembocadura en el Río de la Plata: lo llamativo es que la empresa Servicios Emiser SA (SESA), que se encarga de la limpieza de este espejo de agua, se amalgamó a esa naturaleza mugrosa en el tratamiento a sus empleados y en la calidad del servicio. La semana pasada Mundo Gremial contaba las vivencias de trabajadores que habían sido sometidos a meses de encierro en contenedores por reclamar sueldos y aguinaldos adeudados del año pasado, actualización paritaria y un plus por trabajo insalubre. Luego de las torturas fueron cinco de ellos fueron despedidos sin pago de indemnización y bajo pandemia, pese a que rige un DNU que prohíbe hacerlo.

Por lo que reconstruyó este diario, SESA cobra por este servicio unos 350.000 dólares mensuales que paga la ACUMAR, el ente estatal que la contrata y que tiene en agenda volver a licitar este año. Dato llamativo: los patrones cobran de bolsillo 48.000 pesos y desde la pandemia, y pese a que el servicio es esencial, Emiser SA paga el 50% del salario con el ATP que otorga el Estado.

El brazo ejecutor de esas torturas, de acuerdo a las denuncias que fue recogiendo este medio, es Hugo Juan Ojeda, el encargado general de SESA: “Anda siempre armado y tiene la violencia verbal y física siempre a mano para denigrar a la gente”, cuenta Jorge Gonzalez, uno de los cinco patrones de abordo que fueron despedidos en agosto. Cuenta un ejemplo en una foto que ilustra esta nota: “Una vez un ladrón se había metido en una embarcación en el obrador de Puente Alsina y cuando se lo descubrió los que estábamos ahí lo redujimos mientras esperábamos a la Policía: enterado Ojeda de la situación se acercó hasta el lugar y con el pibe ya con las manos atadas le empezó a pegar y gatillar en la cabeza”.

Pero hay más. En uno de los videos se lo ve a Ojeda ufanándose de que puede despedir a quien quiera y cuando quiera: “Eché a uno, eché a otro y voy a seguir echando porque ya me cansé de la gente”. Por lo recogido por MG hablaba de un faltante de 400 litros de nafta que “los robó él mismo para viajar con sus lanchas al Tigre y nos echó la culpa a nosotros”, aseguran.

Hablando de lanchas, el patrón motorista Julián Brenner, también despedido en agosto, aporta: “Yo manejé las lanchas que son de Ojeda ya que es armador prestándole servicio a Emiser”. El dato no es menor porque encierra otro punto clave en toda esta historia: “Ojeda es afiliado al Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo” cuenta Brenner refiriéndose al sindicato.

Hugo Alegre, apoderado de la Agrupación 10 de noviembre y opositor a la actual conducción del Centro de Patrones, exige que “se debe desafiliar a Ojeda porque el Estatuto prohíbe que un armador sea afiliado”.

El caso Emiser anticipa una interna que vendrá dura: hay elecciones en octubre de 2021.

De acuerdo a los despedidos de 2017, entre otros Ricardo Carreras y Raúl Peverrelli, no sintieron, pese a estar afiliados, el respaldo del gremio que conduce Julio Insfrán. Y atando cabos, la duda flota en el aire: ¿Ojeda es el nexo entre Emiser SA y el sindicato?

Todo pasa a la vista de la ACUMAR. Cuentan estos trabajadores con los que conversó Mundo Gremial que el inspector del ente estatal, “Daniel Furer hace la vista gorda y reporta que el trabajo se hace bien cuando ni siquiera Emiser cumple con la cantidad de trabajadores y lanchas que se le exige tener en el agua por el pliego de licitación. ¿Sabés por qué? Primero porque siempre se dijo que detrás de Emiser está el poder político, pero también porque hasta la mujer de Furer es empleada de Emiser”.

A propósito, una de las subtramas de la película “Las aguas bajan turbias” es la historia de Ramón; el personaje principal. Oriundo del nordeste argentino llega a trabajar al río Paraná en la industria yerbatera y era tratado como ganado por los capangas de ocasión. La película fue filmada por Hugo del Carril basada en la novela “El Río Oscuro”, que fue escrita por Alfredo Varela en 1943: múltiples cosas han cambiado en estos casi 80 años de recorrido histórico: lo que seguro no ha cambiado es lo primitivo de la naturaleza humana.

Seguir leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Emiser: una contratista del Estado que realiza prácticas de esclavitud en el siglo XXI

Trabajadores denuncian que, como castigo ante reclamos, son encerrados en containers durante meses a lo largo de la jornada laboral. La Acumar contrata sus servicios para sanear el Riachuelo: comenzó con el sciolismo y siguió toda la era Cambiemos; y con contrato vencido aún sigue.

Pablo Maradei

Publicado

|

Ricardo Carreras, trabajador de Emiser víctima de prácticas de esclavitud

Ricardo Carreras, Raúl Peverrelli y José Viclianco vivieron, en pleno siglo XXI, prácticas de esclavitud: Los dos primeros fueron encerrados en un container durante 60 días durante su jornada de trabajo (9 horas durante cinco días a la semana), mientras que José cuenta a Mundo Gremial: “Cumplí el récord de estar 7 meses seguidos bajo encierro”. Carreras y Peverrelli fueron despedidos en 2017 junto a un par de compañeros; y a Viclianco le tocó ser echado ahora junto a otros 4 compañeros, en plena pandemia y con vigencia del DNU que prohíbe los despidos. Todos estos casos están judicializados y estos apremios ilegales son parte de las causas que todos ellos llevan adelante.

¿Los motivos de la penitencia y el despedido posterior ante la no renuncia de los ultrajados? Reclamar por mejores condiciones de trabajo en una tarea que de por sí es insalubre: sanear el Riachuelo. De hecho, los recientemente despedidos denunciaron a esta empresa por no cumplir con el protocolo de CoVid, además de que la empresa no regulariza salarios de 2019 y tampoco se sienta a negociar los incrementos salariales de 2020.

Por cierto tampoco les pagaron la doble indemnización por los despidos.

Raúl Peverelli, uno de los trabajadores víctimas de prácticas de esclavitud en Emiser.

El verdugo de estos trabajadores, que para colmo es contratista del Estado vía la Acumar (Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo), es Emiser SA, cuyo dueño es Juan Carlos Mancinelli, que tiene como antecedente laboral ser ex director técnico de La Ñata Sporting Club. Por transmisión: amigo de Daniel Scioli. Elisa Carrió lo denunció ante la Justicia al considerarlo el testaferro del ex motonauta, hoy embajador en Brasil: lo calificó a Mancienlli como “el Lázaro Báez de Scioli“.

Pero ojalá todo hubiera quedado olvidado en la época de Scioli: Emiser siguió prestando servicio de saneamiento durante toda la era Cambiemos: se sabe que la Acumar es una cantera de corrupción. Y aún, con contrato vencido, sigue limpiando el Riachuelo. Y a trabajadores. A propósito jamás respondieron el mensaje que este medio envío al celular del gerente Jorge Álvarez.

De fondo las tomas de tierras y los asentamientos a la vera del Riachuelo amplifican un problema de niños con pulmones y estómagos contaminados; y con mucha hambre. Solo para recordar: no es nuevo que cada peso que se desvía en corrupción es una vivienda menos.

Mundo Gremial consultó a la actual gestión de la Acumar en cabeza de Martín Sabbatella sobre si estaban enterados de los despidos en plena pandemia de una contratista del Estado. La respuesta, escueta por cierto, fue: “Lo que mencionan es un tema gremial con la empresa”, se desligaron. Y agregaron: “Estamos por licitar el servicio”. También se les mencionó el tema del comportamiento mafioso, pero no hubo más diálogo. A la hora de adjudicar ojalá la Acumar tengan en cuenta estos antecedentes, y no si cotiza menos que la competencia. Competencia real, no la de cambiar el nombre a otra razón social pero siendo siempre el mismo dueño.

Desde el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje y hablando de mafias confirmaron a Mundo Gremial los rumores que corrían de los últimos días: que el propio Mancinelli en un Zoom con autoridades del sindicato y del Ministerio de Trabajo dijo exaltado que “no vamos a reincorporar a nadie y si siguen jodiendo esto será una carnicería”.

En Trabajo deben haber quedado azorados porque no dieron ninguna respuesta ante la consulta de este medio respecto a qué harán ante el grado de impunidad que ha tomado la empresa.

Julio Insfrán, secretario general de este sindicato, aseguró a Mundo Gremial seguir este tema de cerca y pidió al “Acumar intervenir para sacarles la concesión porque esta gente no cumple ninguna normativa; menos el protocolo”. Atrasaron el pago de sueldos y no permitió que la gente se reúna con nosotros y echó a todos afuera cuando estábamos haciendo el reclamo. Cuando fueron citados a Trabajo al otro día Emiser le mandó los telegramas a los trabajadores”.

Se le preguntó si sabía de los encierros: “Es así, y las veces que hemos intervenido los echan porque cuando cualquiera se acerca al sindicato lo amedrentan”. Y también se comprometió a “bancar financieramente a los muchachos que se quedaron sin laburo”. Cerró considerando y abriendo el juego: “Hay una cuestión de impunidad muy fuerte que llega lejos”.

Ricardo Carreras, uno de los primeros damnificados, comenta que no tuvo este apoyo del gremio en aquel entonces cuando fue echado en 2017: “una vez sola se acercó el secretario gremial, Raúl Sotelo, para traer al container un kilo de yerba y una docena de medialunas y nunca más apareció”. Desde el gremio dijeron que Sotelo fue amenazado a punta de pistola en una de sus incursiones a Emiser y que al tiempo renunció, aunque luego volvió al sindicato en otro cargo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seguir leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

La lucha de los jóvenes trabajadores de Francia

Por Juan Antociano – Columnista de Mundo Gremial

Mundo Gremial

Publicado

|

Pre-pandemia, los trabajadores jóvenes de Francia ya habían estado sufriendo un alto desempleo durante más de una década. Aquellos que estaban empleados a menudo tenían contratos temporales para puestos de bajos salarios, lo que limitaba gravemente su seguridad laboral y sus posibilidades de crecimiento salarial.

Cuando llegó la pandemia en Francia, en el mes de marzo, los cierres generalizados de comercios y empresas hicieron que miles de trabajadores jóvenes fueran aún más prescindibles: claro, es menos costoso para las empresas despedirlos que a los trabajadores mayores, que en su gran mayoría tienen protecciones laborales más importantes.

La primer reacción del gobierno francés fueron los programas de ayuda que se enfocaron en pagar a las empresas para que retengan a los trabajadores con contratos permanentes pero esa medida, necesaria, excluyó a muchos trabajadores jóvenes con contratos a corto plazo que fueron cancelados o no renovados.

Si bien el seguro de desempleo está disponible, una persona tiene que haber trabajado cuatro meses de los 24 anteriores para calificar, lo que deja a muchos que habían ingresado a la fuerza laboral justo antes de la pandemia no elegibles para algunos beneficios.

Hoy mismo, en septiembre de 2020, en Francia, solo el 26,6% de los jóvenes de 15 a 24 años están empleados, el nivel más bajo desde 1975.

Además, el número de contrataciones por contrato temporal disminuyó en un 36% entre el primer y el segundo trimestre de 2020. Según los más reconocidos analistas franceces y europeos, las perspectivas a largo plazo para la economía francesa son verdaderamente horribles. Dos millones de jóvenes desempleados costarían a Francia 35.700 millones de dólares en ingresos perdidos, impuestos y ayudas estatales, según una estimación de la consultora PwC.

Para finalizar, en este mismo momento, alrededor de un millón de jóvenes franceses están sin trabajo. Para paliar un poco la situación, hace apenas unos días, el primer ministro Jean Castex anunció un plan de $ 7.600 millones de dólares para subsidiar a las empresas que contraten trabajadores jóvenes.

Como en muchos otros países europeos y de todo el mundo, la situación no es muy distinta. La pandemia nos igualó un poco más a todos, dicen los analistas, ojalá eso no sea solo en esta situación, ojalá esta sea una oportunidad que políticos y empresarios puedan aprovechar, no solo en su beneficio sino para toda la sociedad. No importa en que país esté escribiendo esto.

Seguir leyendo
Aviso
Aviso
Aviso
Aviso

LAS MÁS LEIDAS

Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno