Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Inflación del 6% en abril: Se confirma una proyección superior al 60% para 2022 que pone un piso a las paritarias

Por Emiliano Russo, columnista de Mundo Gremial

Publicado

|

El gobierno informó una inflación del 6% en abril que, si bien descendió un 0,7% del pico de marzo, mantiene una expectativa de preocupante crecimiento del costo de vida a lo largo del año -no tuvo en cuenta el último ajuste en las naftas y la suba de tarifas que se viene, por caso- superior al 60%. El desborde del IPC pulverizó la chance de fijar una pauta salarial y obliga a los gremios a improvisar acuerdos trimestrales o más prolongados pero con hasta dos revisiones en los que resta del año.

La inflación interanual de 58%, en este marco, resultó el peor índice en los últimos 30 años y la acumulada en lo que va del año, del 23,1%. El problema es que la inercia inflacionaria no observa anclas, como pretende el Ejecutivo para detener su marcha: la inflación núcleo -que no toma en cuenta precios regulados- aumentó 6,7%, el mes pasado superando la marca del último marzo. Sí los alimentos subieron 5,9%, por lo que desaceleraron frente al 7,2% que registraron el mes anterior.

En su comunicado del martes pasado, en el que celebró el adelantamiento de las cuotas del salario mínimo, la CGT ratificó que «las paritarias son las herramientas para mantener el poder adquisitivo de los trabajadores». En privado, varios jefes sindicales manifiestan su preocupación y desalientan la carrera de precios y salarios que se ha desatado.

Fue así que con el adelantamiento de las paritarias consensuado en mesas tripartitas, muchos gremios optaron por negociar por 3 meses las subas en sus salarios, como Comercio, temerosos de no poder alcanzar el futuro incremento en el costo de vida. Otros, como los bancarios, establecieron revisiones en octubre y noviembre de este mismo año en su paritaria.

En el gobierno reconocen el relativo impacto
que tienen las negociaciones colectivas, que alcanzan a una «élite» de los trabajadores ya sea por los sindicatos que no tienen fuerza para pujar una recomposición del 60% o el ejército de trabajadores informales que supera el 40% de la masa laboral argentina.

En este marco, todos los sectores coinciden que el primer paso para solucionar este problema es bajar la inflación. Si ya fracasó la mentada «guerra contra la inflación» que había adelantado el presidente Alberto Fernández a mediados de marzo, hoy en el oficialismo se conforman con firmar un «armisticio» que logre atenuar los daños en el poder adquisitivo de los argentinos.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno