Contactate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

“Hay un discurso de demonización de los sindicatos para debilitarlos”

Lo aseguró Damián Descalzo, abogado laboralista y autor del libro “Haciendo Justicia Juntos. Origen, historia y vigencia del modelo sindical argentino”.

Mundo Gremial

Publicado

|

El abogado laboralista Damián Descalzo presentó “Haciendo Justicia Juntos. Origen, historia y vigencia del modelo sindical argentino”, el primer libro de su autoría.

Lo hizo en la ciudad de La Plata donde habló con Mundo Gremial sobre las motivaciones del trabajo y reflexionó sobre la actualidad movimiento obrero y la importancia del sindicalismo en el país.

Descalzo es abogado egresado de la UBA y Magistar en Derecho del Trabajo y Relaciones Laborales Internacionales en la UNTREF. Además, curso estudios de posgrado en Europa, donde alcanzó el título de Especialista en Derecho del Trabajo de la Universidad de Salamanca y de la Universidad de Castilla La Mancha, ambos en España.

¿Qué te llevó a escribir el libro?

La principal motivación del libro es la falta del discurso de defensa del modelo sindical, que tiene poco espacio en la discusión política, como también lo veo en la discusión jurídica que es mi ámbito.

Soy abogado laboralista y veo que en general hay un discurso de demonización de los sindicatos y no se valora, del modo que debe hacerse, la importancia que tiene el modelo sindical argentino, de todas las contribuciones que se han hecho para tener un sindicalismo fuerte, poderoso, que justamente creo que es ese poder el que irrita a ciertos sectores, que por eso es que lo han intentado y lo hacen desde hace décadas: demonizar a las organizaciones sindicales, para debilitarlos.

Y la principal motivación es esa: hay un modelo sindical que merece ser conocido, que es conocido en el mundo a favor como un movimiento que le ha dado fortaleza al sindicalismo argentino y que creo que hay muchos aspectos que no son conocidos como deberían.

En ese ataque, ¿hay algo sistemático, pensado o son sólo acciones aisladas?

Hay un ataque al sindicalismo. En uno de los capítulos de mi libro señalo que hay una correlación histórica entre los gobiernos que no tienen base popular obrera, de un ataque al modelo sindical.

El modelo sindical nace en 1945 a instancia de lo que querían los trabajadores pero bajo la conducción de Perón, que es quien firma el decreto 23852, lo que sería el certificado de nacimiento del modelo sindical.

Hay una línea histórica de ataque al modelo sindical. El primer ataque más virulento fue el de la Revolución Libertadora que directamente eliminó el modelo sindical argentino e impuso uno contrario de pluralismo sindical. Después hubo otros gobiernos que no se animaron a tanto pero todos intentaron desvirtuar la esencia del modelo sindical argentino: ahí tenemos al gobierno de Illia que intentó reformas, el Proceso de Reorganización Nacional, mismo los intentos del alfonsinismo.

En general, los gobiernos que no tienen base mayoritaria obrera han intentado modificar el modelo sindical argentino porque han interpretado que el modelo sindical argentino le daba fuerza a ese sindicalismo y que eso era un problema para el país”.

¿Y cuál es la posición del gobierno de Macri respecto a este modelo?

El gobierno actual no cometió la torpeza de atacar directamente el modelo sindical, digamos, nunca habla de sindicalismo, no se quiso meter específicamente con el modelo sindical pero sí ha intentado atacar como muchos otros gobiernos por otros lugares, con las reformas laborales. Ha intentado pegar pero no directamente, no cometió la torpeza de atacarlo directamente.

En realidad, esa ha sido la táctica de casi todos los gobiernos. Porque, te digo, salvo la Revolución Libertadora, todos los demás gobiernos no peronistas han intentado modificar al sindicalismo pero sin atacar el modelo sindical directamente, por lo menos no diciéndolo, pero en el fondo querían atacar el modelo sindical argentino pero sabiendo que eso era una barrera muy difícil de romper.

Creo que en los últimos años el principal ataque al modelo sindical argentino vino desde el Poder Judicial, con los fallos de la Corte Suprema que intentaron poner en cuestionamiento el modelo sindical argentino y creo, esa es la conclusión de mi libro, no lo lograron.

¿Las intervenciones del gobierno actual son un ataque al modelo?

Hay ataques al sindicalismo, no al modelo sindical. Porque al modelo sindical lo interpreto en la ley Nº 23551 -de Asociaciones Sindicales-, a eso me refiero cuando digo modelo sindical. Porque sí, ataques al sindicalismo hay muchísimos, está clarísimo, porque este es un gobierno decididamente anti obrero, es un gobierno en donde el presidente y sus colaboradores demonizan la actividad sindical, demonizan la actividad de los abogados que hacemos derecho al trabajo.

Sobre la autonomía de las organizaciones y el debate mediático, ¿qué pensás de los mandato ilimitados y algunos cuestionamiento sobre la democracia sindical?

No hay mandatos ilimitados, sino reelecciones ilimitadas. Los mandatos tienen límites. Creo que hay algunos cambios que la ley 23551 debe hacer y tiene que ver no con la democracia sindical como se lo suele decir, sino con algunos aspectos procesales del sistema eleccionario podrían hacerse mejoras en ese sentido.

Lo que hay que buscar siempre es la representatividad. El modelo sindical argentino da privilegios o prioridades a los sindicatos con mayor cantidad de afiliados y esos son los únicos que tiene a la personería gremial y la capacidad de negociar colectivamente.

Eso tiene que ser representación de la realidad, no puede ser algo artificial y forzoso, no tiene la ley forzosamente decir “vos sos”. Entonces para que eso sea realmente así vos tenés que tener verdaderamente la representatividad. Si vos ganas las elecciones, porque haces cosas raras, entonces ahí se está poniendo en juego la representatividad o surgen otros aspectos.

Hoy un gremio con simple inscripción tiene la mayoría y no se genera la compulsa para que se pueda traspasar, hay que mejorar algunos institutos…

Por ejemplo, el sistema. Ahí no es un problema que funciona mal el modelo sindical, sino que lo que funciona mal es la aplicación. Por eso digo, las elecciones tiene que ser el reflejo exacto de la realidad sindical, si vos sos la mayoría, vos tenés que demostrarlo en una elección libre y transparente.

Creo que en general se da, pero bueno hay aspectos que pueden ser mejorados, en lo electoral, podría ser mejorado. Después el tema de las reelecciones indefinidas es una discusión, la realidad es que muchas veces ese argumento ha sido utilizado por quienes quieren atacar a las conducciones verdaderamente representativas.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Seguir leyendo
Anuncio

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Raúl Ferrara: “En materia laboral, Macri es Bolsonaro maquillado”

En diálogo con Mundo Gremial, el abogado laboralista lanzó duras críticas a la política trabajo y empleo de Cambiemos.

Mundo Gremial

Publicado

|

Conversamos con Raúl Ferrara sobre la actualidad del mundo del trabajo. Es abogado laboralista y se desempeñó como Director de Asuntos Legales y de Inspecciones del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.

También fue Director Nacional de Fiscalización del Ministerio de Trabajo nacional, consultor externo de la Organización Internacional del Trabajo y docente de derecho sindical en la Diplomatura en Actividad Sindical de la UNLZ.

Además, es uno de los referentes de la agrupación Grupo Descartes, conducida por el ex ministro de Trabajo bonaerense Oscar “Cacho” Cuartango.

De una activa militancia política en el peronismo, durante el año 2018 disertó en una serie de charlas y debates desarrollados en distintos puntos del país en los que se analizaron los proyectos de ley de reforma laboral la política en materia laboral del gobierno.

MG: El ministro Sica volvió a poner en agenda los proyectos sobre Reforma Laboral que ya había planteado el gobierno durante la gestión de Triaca. ¿Cuál es la visión que tenés de los mismos?

RF: La primer cuestión a tener en cuenta es que mas allá de que hasta el momento no se concretó una reforma legislativa se viene ejecutando una reforma laboral “de hecho” por medio de la combinación inflación y recesión, pérdida del poder adquisitivo del salario y condicionamiento de las paritarias con “techos” negociales, y estigmatización de los abogados laboralistas con persecución de dirigentes gremiales y de jueces laborales… Es decir que al evidente fracaso de las políticas económicas el gobierno le agregó medidas casi coercitivas direccionadas a disciplinar a los trabajadores. Dicho esto, la consolidación del nuevo paradigma laboral que propicia el gobierno se consumaría con la reforma legislativa de los institutos del derecho del trabajo, lo cual es muy preocupante.

MG: Uno de los ejes de los proyectos que promovió el gobierno en 2017 y 2018 pero no prosperó es el de blanqueo de trabajadores en negro… ¿no creés que es un tema importante para abordar como política de estado?

RF: Totalmente, el problema no son los títulos de los proyectos sino el contenido y las herramientas con las que se quieren resolver esos problemas. Nadie puede estar en contra de combatir el flagelo de la informalidad laboral… Ahora, ¿vos crees que dentro de este contexto recesivo un empresario va a poder pensar en blanquear a un trabajador no registrado cuando se cierran 20 PYMES por día por falta de trabajo?

“El gobierno no ha hecho nada para abordar integralmente la ‘economía en negro'”

El primer tema a resolver es la generación de condiciones de crecimiento y desarrollo económico y productivo y hasta ahora el gobierno ha fracasado estrepitosamente. El segundo tema que se pasa por alto en el proyecto y que tampoco se pone arriba de la mesa es que el trabajo en negro no es la enfermedad sino el síntoma de un enfermad gravísima que se llama “economía en negro”. No podríamos explicar un nivel de informalidad laboral que ronda el 50% en el sector privado sin un circuito económico productivo informal que sostenga esa tremenda masa salarial “en negro”. El gobierno no ha hecho nada para abordar integralmente la problemática y los proyectos que han impulsado no dicen nada al respecto.

MG: Entonces… ¿a dónde apunta la reforma laboral cuando se refiere a la problemática de la informalidad y la evasión previsional?

RF: Yo digo que es más un proyecto de “blanqueo de deudas patronales” que de “blanqueo de trabajadores”. Al empleador que ingresa al régimen que propone el gobierno se le perdonarían no solo las multas, infracciones e intereses sino también el 100% de los aportes y contribuciones omitidos durante toda la relación laboral, sin siquiera exigirle que garantice ese puesto de trabajo “blanqueado” por un tiempo razonable, y al trabajador solo se le reconoce un máximo de 60 meses de antigüedad y al valor del salario mínimo vital y móvil. En esos términos el proyecto parece pensado para despedir a los trabajadores blanqueados a bajísimo costo después de haber licuado las deudas. El Estado y el trabajador hacen un enorme esfuerzo fiscal que ponen en riesgo la sustentabilidad del sistema previsional sin ningún tipo de garantías reales. Parece una burla.

MG: En teoría ¿esos cuestionamientos no podrían ser resueltos en el debate parlamentario?

RF: El debate parlamentario y el trabajo en comisiones de estos proyectos requiere que exista voluntad política en serio, cosa que hasta ahora no ha sucedido. El gobierno se jacta en forma permanente de su voluntad de diálogo pero para que sea “diálogo” debería ser bidireccional y, en términos políticos, constructivo… sino es un monólogo o a lo sumo un diálogo estéril. Por otro lado, además de la posibilidad de mejorar cualquier proyecto de ley, lo que no se puede es esconder un retroceso de 100 años en materia de protección de derechos laborales bajo títulos con los que todos coincidiríamos y con el pretexto de aggiornar las relaciones del trabajo al cambio tecnológico.

MG: ¿Vos decís que el proyecto de blanqueo laboral implica un retroceso de 100 años?

RF: Claro! Es que cuando se analiza el texto de los proyectos aparecen los caballos de Troya que vulneran los principios del derecho del trabajo y que son la nueva fórmula de flexibilización laboral. Por citar solo algunos ejemplos que incluyó el gobierno: se habilita la negociación individual y a la baja de condiciones laborales, se eliminan o reducen sanciones al trabajo informal, se habilitan contratación de pasantes con carga horaria de hasta 40 horas semanales, se excluyen rubros de las indemnizaciones por despido, se crean figuras no laborales para legalizar el fraude laboral, se eliminan las garantías de los trabajadores tercerizados de reclamar al dador de trabajo y podemos seguir con varios institutos más. Todos importan una reducción de los esquemas de protección del trabajador.

Para Ferrara, las diferencias entre Macri y Bolsonaro “son apenas una cuestión de formas”

El derecho del trabajo nació para equilibrar relaciones naturalmente desiguales y los proyectos del gobierno sacan ese contrapeso con el agravante de que se llevarían adelante en un momento de recesión con inflación, pérdida de puestos de trabajo y aumento del desempleo. Bolsonaro en Brasil declaró hace unos días que quería eliminar la justicia del trabajo por exceso de derechos a los trabajadores y acá con un poco más de sutileza se quieren implementar medidas que van a tener prácticamente los mismos efectos… En materia laboral, Macri es un Bolsonaro maquillado… las diferencias son apenas una cuestión de formas.

MG: Con ese diagnóstico crítico, ¿cómo crees que se resuelven los problemas de empleo?

RF: Las soluciones no son mágicas y no pueden ser abordadas exclusivamente desde la óptica del derecho. Tenemos que tener en claro que existen problemas relacionados con la coyuntura local y problemas que hoy se debaten en todo el mundo. A nivel local, el problema del empleo informal requiere, en lo macro, que primero se generen condiciones de desarrollo productivo y, en lo específico, una decisión política de atacar a la economía informal con todas las herramientas disponibles. Analizar las cadenas de valor y detectar los nichos o eslabones de economía en negro. El gobierno ha optado por proponer fórmulas que ya se han implementado en nuestro país y fracasaron como los blanqueos de deudas y la reducción de aportes y contribuciones. Pensar que la causa de la informalidad son los “costos laborales” y los niveles protectorios del derecho laboral obedece a un grueso error de diagnóstico o a la decisión de implementar un ajuste a costa de los trabajadores.

A nivel internacional, el mundo está analizando como enfrentar una realidad insoslayable que es la evolución tecnológica y su impacto en la generación de puestos de trabajo, la aceleración de los cambios tecnológicos y productivos frente a la dificultad de adaptación del hombre a esos cambios y la capacidad de los sistemas educativos de plantear la formación de futuros trabajadores para empleos que aun no existen. Es impensable que frente a la dimensión de estos problemas y su impacto en la sociedad moderna los gobiernos adopten soluciones economicistas que deje al trabajo humano librado a las fuerzas del mercado. Ese camino solo produce mayor exclusión y pobreza.

MG: Este es nuevamente un año electoral en el que el país va a decidir sobre la continuidad del gobierno o un cambio de rumbo… ¿Cómo creés que el mundo del trabajo se va posicionar en esa disyuntiva?

RF: Mirá, en el ejercicio de mi profesión estoy en permanente contacto con trabajadores, empresarios, dirigentes sindicales y colegas laboralistas tanto de parte empresaria como trabajadora y todos manifiestan muchísima preocupación por la situación actual. El gobierno ha querido instalar una falsa antinomia entre trabajadores y empresarios PYMES siendo que ambos han sido víctimas de sus políticas. Un ejemplo reciente es el bono otorgado a fin de año: para el trabajador fue un paliativo insuficiente frente a los 15 puntos promedio de atraso salarial respecto de la inflación, y para el empresario PYME fue una carga de muy dificultoso cumplimiento en un escenario de violenta caída del consumo como la padecida en 2018.

Nada hace suponer que la situación mejore durante un 2019 en el que el ajuste será mayor y las encuestas que circulan coinciden en que la gestión del presidente Macri tiene un nivel de rechazo cercano al 70 %. Un cambio de rumbo debería ser la consecuencia natural. La responsabilidad de la oposición será la de poder construir una alternativa de unidad en la diversidad con una plataforma consensuada y propuestas concretas para los problemas que padecen los argentinos. No creo que sea fácil pero confío en que desde el peronismo vamos a poder encabezar esa unidad y presentarle a la sociedad la alternativa que necesitamos para salir adelante.

Seguir leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

“Empresarios de seguridad privada contratan extranjeros para precarizar más la actividad”

En diálogo con Mundo Gremial, Christian López, secretario general del Sindicato Unidos Trabajadores Custodios Argentinos (SUTCA), comentó los intentos de los empresarios de forzar la baja de los salarios.

Mundo Gremial

Publicado

|

El titular del sindicato de los Custodios, Christian López, denunció a empresarios de la seguridad privada por contratar personal extranjero con salarios inferiores a los establecidos en paritarias.

“Algunos empresarios, en el afán de mantener su rentabilidad, llevan a cabo maniobras ilícitas tendientes a disminuir los costos salariales“, aseguró, y explicó que “ahora, como lamentablemente ocurre en otras ramas de la economía, contratan personal extranjero con salarios inferiores a los estipulados por el acuerdo paritario, reglamentaciones distintas a las señaladas en el CCT y condiciones que violan las leyes laborales”.

El referente de la Seguridad Privada sostuvo a los contratados extranjeros no les exigen los mismos requisitos que a los nativos de nuestro país. “Los contratan exigiendo menores requisitos y a un salario inferior al del Convenio. Esto último se logra por varios mecanismos; no liquidando las horas extras, haciendo figurar en el recibo de sueldo #Medio jornal” cuando no lo es o abonando solo una mínima parte de las horas extras”, detalló.

“Lo que buscan fundamentalmente, aprovechando un contexto de profunda crisis económica y desocupación creciente, es presionar a los demás trabajadores para que acepten las mismas condiciones a riesgo de quedar sin empleo. Hemos detectado despidos antes de que finalice el período de prueba y el reemplazo por estas condiciones absolutamente más precarias”, señaló el joven dirigente sindical López.

En diálogo con Mundo Gremial, el líder del SUTCA calificó la situación como “una práctica nefasta que se va extendiendo alarmantemente”.

También dijo que los contratados son despedidos sin ninguna causa que lo amerite a los pocos días antes de finalizado el período de prueba, con el solo objeto de eludir una posterior indemnización.

“Costumbre que denota no solamente un ejercicio que configura una premeditada estafa laboral sino también un desprecio hacia quienes contratan seguridad privada, a los que privan del profesionalismo y la seriedad necesaria”, agregó.

Para concluir, López aclaró: “Que quede muy en claro que, al señalar la contratación de trabajadores extranjeros como una nueva forma de precarización, no sostenemos una actitud xenófoba“.

“Muchos descendemos de abuelos o bisabuelos que vinieron a la Argentina en búsqueda de un horizonte más promisorio, de igual manera que estos compañeros. El preámbulo de nuestro Constitución es claro al respecto: “… promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad, para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino… “.

Es válido aclarar que, para contratar a trabajadores nacidos en otras latitudes, deben cumplir con toda la legislación vigente, DNI argentino o naturalizado y el certificado de averiguación de antecedentes.

El SUTCA anticipó que denunciarán ante los organismos pertinentes cualquier anormalidad al respecto. “No permitiremos que utilicen la necesidad para precarizar aún más la actividad”, destacaron.

Seguir leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Seguridad Privada: Custodios perdieron un 24% de poder adquisitivo en 12 meses

Lo informó el SUTCA al analizar la caída del poder de compra de los trabajadores de la actividad. Vaticinan un año “con grandes conflictos laborales”.

Mundo Gremial

Publicado

|

El Sindicato Unidos Trabajadores Custodios Argentinos (SUTCA) alertó sobre la “brutal pérdida de poder adquisitivo” que sufrieron los salarios de la actividad, en medio de una economía recesiva con despidos masivos y en el marco de una actividad sin control y que va a la deriva.

La entidad gremial que conduce a nivel nacional Christian López señaló que “el número que los trabajadores de seguridad privada debemos mirar es 64%, que el incremento anual de la Canasta Básica que incluye alimentos y servicios”.

“Es decir que perdimos 24 puntos de poder de compra. Es una caída monumental. Nosotros no debemos mirar el índice del INDEC, sospechoso por un lado, pero también de gran magnitud, que llegará cuando estén listas las mediciones al 49%”, destacó el SUTCA.

Para explicar, subrayaron que, por ejemplo, se pondera que la compra de comidas para llevar, tiene más influencia en nuestro presupuesto que la compra de fideos y harinas. “Nadie en su sano juicio puede afirmar que esto es real. Se pondera que la compra de comidas para llevar, tiene más influencia en nuestro presupuesto que la compra de fideos y harinas”, fustigaron.

En ese marco, criticaron que en el cálculo general de la inflación, para salarios por debajo de la línea de la pobreza, se puso en el promedio los aumentos en la compra de ropa, en donde suponen que se destina el 8,71% de los ingresos mensuales.

“Ellos también suponen que con nuestros salarios podemos destinar el 8,76% mensual en esparcimiento, ir a un restaurant, un cine, turismo y creen que el pago de los servicios públicos, con los tarifazos bestiales que soportamos solo representa un 8,58%. Este gran dibujo pretende reducir el impacto inflacionario sobre nuestros bolsillos”, detallaron.

Y agregaron en un comunicado prensa: “Pero lo achican solo en las estadísticas, en los documentos de los grandes consultores. Cuando abrimos la heladera aparece ese 64% que hablábamos al principio. Cuando viajamos y pagamos los servicios públicos también. Por eso crece día a día la indignación entre los Custodios. Vemos que “Festejan” paritarias a las que califican como “Históricas” cuando perdimos un 24% de poder adquisitivo. Vemos que el gobierno interviene un sindicato, al rato es sospechado de maniobras fraudulentas, apadrina listas, aúpa a personajes ajenos a la actividad, que se pelean y amigan en función de su propia conveniencia, fijan fecha para elecciones con la misma rapidez que la suspenden”.

En otro tramo del extenso y minucioso informe destacan que esta situación “se da en un marco caótico que tiñe a nuestra actividad y que no es consecuencia de la política económica del gobierno nacional que va en contra de los intereses de los trabajadores y del desarrollo de la industria nacional. Es consecuencia fundamental del accionar de una Cámara Empresaria que solo agrupa al 20% de las compañías, que permite y favorece el desarrollo de cooperativas de seguridad privada que constituyen un verdadero fraude laboral para los trabajadores y se transforman en competencia desleal para los propios empresarios”.

“(Una) Cámara que permite a integrantes que son dueños de S.A y S.R.L ser propietarios también de cooperativas. No regulan el precio de las licitaciones. Cualquiera puede ofertar a precio vil y ganar la compulsa, pero mantener la rentabilidad ya que esa diferencia se la hacen pagar a los trabajadores liquidando mal los salarios, presentándolos como de media jornada, no abonando las horas extras conforme a derecho, pagando parte del sueldo en negro, evadiendo los depósitos de los aportes patronales. También entregan el mando a los grandes clientes formadores de precios, que si bien con la seguridad privada obtienen un alto valor agregado y lo facturan, imponen precios y formas de pagos que para muchas empresas torna inviable la actividad”.

Para finalizar el análisis, los Custodios sostuvieron que “el 2018 lo terminamos con asambleas y medidas de fuerza para que las empresas paguen el sueldo y aguinaldo en tiempo y forma. También para obtener el Bono de Fin de Año. El 2019 lo comenzamos con movilizaciones contra los intentos de persecución gremial, una constante últimamente, y contra amenazas a trabajadores que deciden organizarse para defender sus derechos y se afilian a un sindicato como el SUTCA que los respalda sin miramientos. Anticipamos un año con grandes conflictos laborales“.

Seguir leyendo
Anuncio

LAS MÁS LEIDAS