Conéctate con nosotros

INTERNACIONAL

Ecuador: Juez reconoce una forma de esclavitud moderna y ordena reparación

Son 123 trabajadores de una hacienda de la empresa Furukawa de capitales japoneses.

Publicado

|

El viernes 15 de enero concluyeron las audiencias de la Acción de Protección propuesta por 123 personas, hombres y mujeres, abacaleras en contra de la empresa Furukawa Plantaciones C.A. del Ecuador y el Estado ecuatoriano. Pese a la necesidad de contar con la sentencia por escrito y notificar a los interesados el juez reconoció oralmente un fallo favorable a los accionantes con el debido deber de
reparación integral.

En el mismo fallo el Juez Constitucional de Santo Domingo, Carlos Vera declaró la existencia de ‘servidumbre de la gleba’, reconocida por el Sistema de Naciones Unidas como una forma contempóranea de esclavitud, así también como la violación a varios derechos humanos entre ellos los derechos a la vida digna, salud, libertad personal, igualdad material y no discriminación.

Algunas de las medidas de reparación mencionadas en el fallo son: la obligación de la empresa de indemnizar a los accionantes, pedir disculpas públicas en medios nacionales y locales en cuyo texto deben incluirse los nombres de los 123 trabajadores.

Además, los Ministerios de Salud, Trabajo e Inclusión Social deberán publicar en sus respectivas páginas web disculpas públicas.

La situación de los trabajadores abacaleros (extraen fibras del árbol abacal para la industria) y sus familias han sido vulnerados sistemáticamente. No cuentan con seguridad social, contrato de trabajo, ningún tipo de seguridad laboral; los trabajadores viven en unas covachas de 3 x 3 metros, sin agua ni luz, de hecho el agua la sacan de pozos, no tienen baños, sino una letrina con un hueco inmundo para las 7 u 8 habitaciones de cada campamento. El producido en esta hacienda se vendía exclusivamente a la firma Furukawa a muy bajo precio pese a que la fibra de abacal duplicó su precio en los últimos años.

Según los testimonios recabados, al menos tres generaciones completas de afrodescendientes trabajaron en las haciendas de la empresa en donde el nivel de alfabetización fue nulo situación que agravó la situación ya que se comprobó un desarrollo o avance nulo de estás familias. También se comprobó la existencia de trabajo infantil desde los 8 años en la actividad conocida como ‘burreo’ que consiste en el traslado de la fibra en burros hasta la máquina desfibradora de abacá.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno