Conéctate con nosotros

CGT

Daer defendió el acuerdo con la UIA: “Obliga a sostener la fuente de trabajo”

El líder de la CGT explicó que recibieron el “compromiso empresarial de no ordenar despidos” en actividades paralizadas a causa de las restricciones impuestas durante la pandemia.

Mundo Gremial

Publicado

|

El secretario general de la CGT Héctor Daer destacó que el acuerdo entre la central obrera y la Unión Industrial Argentina (UIA) “genera certidumbre en la nebulosa” de la cuarentena dispuesta para hacer frente al coronavirus.

Hace referencia al reciente pacto celebrado entre la CGT y los industriales, con intervención del gobierno, para garantizar el 75% del salario para los casos de suspensiones laborales .

Así las empresas pagrán el 75% del salario neto a los empleados que sean temporalmente suspendidos. Daer sostuvo que esa medida “le pone un piso a todas las negociaciones”.

“A partir de ahí se podrá acordar el 100% del salario o lo que fuera, pero ninguna suspensión puede estar por debajo del 75 por ciento del salario neto, y esto también obliga a sostener la fuente de trabajo“, ponderó el referente sindical.

En declaraciones al canal TN, Daer planteó que el acuerdo entre las partes “genera un marco de certidumbre a toda esta nebulosa de gente que viene de hace 45 días sin trabajar, y que va a continuar así hasta el 10 de mayo”, en referencia a la prórroga del aislamiento social establecido por el Gobierno.

“Por lo menos van a tener ingresos y se va a preservar la fuente de trabajo”, destacó el jefe cegetista, al consignar que ingresan en ese acuerdo trabajadores de áreas suspendidas como “metalúrgicos, comercios, gastronómicos y textiles”. entre otras.

El acuerdo fue aceptado por la CGT a cambio del compromiso empresarial de no ordenar despidos e involucra a las compañías que se vieron forzadas a paralizar sus actividades a causa de las restricciones impuestas durante la pandemia.

Las cláusulas del convenio tendrán validez por 60 días contados desde el 1 de abril.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Seguir leyendo
Aviso

CGT

Para la CGT, hablar de “infectadura” es una “canallada”

La central sindical afirmó que no se puede hablar así de un “gobierno surgido por el voto libre y democrático”.

Mundo Gremial

Publicado

|

La Confederación General del Trabajo (CGT) se sumó este martes a las críticas del documento contra la política del gobierno de Alberto Fernández para paliar los efectos de la Covid-19, que suscribieron la semana pasada unas 300 personas, muchas de ellas simpatizantes del gobierno de Mauricio Macri y unos cuantos ex funcionarios de aquella administración.

A través de un comunicado, la central obrera definió el neologismo de “infectadura” como “una canallada”, y subrayó que no se puede hablar así de un “gobierno surgido por el voto libre y democrático”.

Bajo el título “La democracia goza de muy buena salud”, la CGT advirtió en su comunicado que “la proclama lanzada por un grupo variopinto de libres pensadores en relación al supuesto peligro que corre nuestra democracia no puede ni debe quedar sin respuesta”. El texto en cuestión fue firmado, entre otros, por Santiago Kovadloff, Juan José Sebreli, Sandra Pitta, Daniel Sabsay, Darío Lopérfido, Federico Andahazi y Luis Brandoni.

“Es una canallada denominar i” al gobierno surgido por el voto libre y democrático de más del 50 por ciento de los argentinos hace apenas seis meses”, sostuvo la CGT.

Los sindicalistas expresaron que no evaden “ningún debate” y que “todas las opiniones son igualmente válidas”, pero plantearon que “el único límite es el sistema democrático y el respeto a las autoridades legalmente electas”. En tal sentido, consideraron que “los trabajadores junto al resto del pueblo en forma abrumadora nos pronunciamos en favor de un Estado presente luego de cuatro años de ausencia y abandono. Ese debate fue saldado en las urnas en pleno ejercicio de la democracia”.

El comunicado de la central obrera está firmado por sus dos secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña, además de sus secretarios de Derechos Humanos, Julio Piumato, y de Prensa, Jorge Sola.

En otro pasaje, el texto diferenció al grupo de 300 firmantes del polémico pronunciamiento del viernes pasado de “los líderes de todos los partidos políticos con responsabilidad de gobierno (…) que han brindado su apoyo a cada acción de gobierno y han actuado en consecuencia en cada uno de los distritos del país”. De allí que consideren que “el cuidado de la salud de los habitantes de la Argentina no es potestad de ningún partido o coalición de gobierno sino de todos y cada uno de los gobernantes a quienes le hemos delegado las facultades de gobierno”.

Por último,, los dirigentes gremiales afirman que “el individualismo libertario debe expresarse con la responsabilidad cívica que la trascendencia de sus nombres propios les impone” y que “la protección de la salud de los argentinos no puede ser debatida entre bambalinas ideológicas tendenciosas, ese es el terreno de los especialistas, y mucho menos arrastrar a la disputa a nuestro sistema democrático”.

 

 

Seguir leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

La CGT: entre la desinformación y la no información

La Confederación General del Trabajo no cuenta con canales oficiales de información, algo que deja al desnudo no solo la desidia sino el desprecio por la institucionalidad.

Pablo Maradei

Publicado

|

En la edición del domingo 23 de mayo de “El cohete a la luna”, Horacio Verbitsky publicó su columna dominical llamada “Los 100 de Macrì”. Arrancaba así: “Hace una semana El Cohete a la Luna informó sobre el Top Ten de la fuga de capitales durante el gobierno de Maurizio Macrì. Se ve que hay demasiados temas importantes, porque nadie en la prensa comercial se dio por enterado”. Realidad más ironía.

Hace una semana Mundo Gremial publicaba: “¿La CGT no tiene página web?: La CGT no tiene página web”. En este caso la repercusión que tuvo de lecturas no se condijo con una reacción de parte de la conducción de la CGT: si uno entra a nic.ar y se dirige al buscador de dominios va a encontrar que tanto “cgt.org.ar” como “cgtra.org.ar” continúan liberados.

A saber: cualquier organismo, ONG, Fundación que tenga las mismas siglas se lo puede quedar presentando los papeles correspondientes en Cancillería. Convengamos que si uno escucha o piensa en las siglas CGT la ligazón racional y conceptual se direcciona al sindicalismo y no a otra institución.

Todo lo contrario, pero para mal, pasa en la dirección de Facebook: “CGT RA Organización”. Esa cuenta la maneja Camioneros. En la foto de portada se lo ve a Pablo Moyano como si hubiera concluido un acto para empezar a responder las preguntas de la prensa. El último posteo es del 27 de mayo y muestra una actividad del gremio bajo el Hashtag “cruzada solidaria” en la que se ve una larga cola de compatriotas esperando recibir un plato de comida. Y así podríamos seguir cada uno de los posteos que hace Camioneros en la página web de la CGT RA. Cosa de guapos.

En Twitter si uno busca CGT, lo más parecido a una cuenta oficial es “C.G.T. Oficial” básicamente porque allí está el clásico logo de la Confederación General del Trabajo argentina. El último posteo es de diciembre de 2017: avisan de un paro.

En este crisol virtual que nos da el sindicalismo tradicional quedan al desnudo, no solo la desidia sino el desprecio por la institucionalidad; una arista más del ADN argentino: no nos gusta estar a raya con las normas. Eso sí, si viajamos al extranjero nos maravillamos de ver cómo funcionan las cosas.

Cuentan las malas lenguas, aunque es algo que desde Camioneros desmintieron para esta nota, que es que cuando existían las tres centrales obreras (época que precedió al triunvirato formado en agosto de 2016 y que tenían de titulares a Caló, Moyano y Barrionuevo) la CGT de Moyano tenía activa la web de la CGTRA.ORG, pero la URL (la dirección virtual) estaba en manos de los metalúrgicos con las rencillas del caso.

También es cierto que mantener activas las redes es un arma de doble filo: si se lanza un espacio de comunicación virtual es necesario tenerlo vivo con información; y si una entidad no publica nada desde hace más de 2 años como pasa con el Twitter de la CGT lo que termina mostrando es una foto de abandono.

A contramano nos encontramos con que la mayoría de los gremios informan de sus actividades no solo en las páginas webs sino también en sus redes sociales. Las más pobretonas por lo menos informan del horario del camping junto a los teléfonos y fotos de los hoteles: recordar que el afiliado paga por eso.

El secretismo y lo inorgánico son dos herramientas históricas del sindicalismo; permiten la divergencia de criterios, definiciones según quien te las diga; pero por sobre todo permiten la maleabilidad en cualquiera de los temas. Algún distraído podría pensar que estamos hablando de democracia. Pensar que la ex SIDE, que vive del secretismo, tiene página web: no van enumerar los espías ni las operaciones que hagan pero informan de cuestiones institucionales.

Estamos en el siglo XXI y con un futuro incierto y plagado por la tecnología, con una discusión permanente que nos indaga como sociedad mundial respecto a los cambios de paradigmas laborales. A eso le sumamos la Co-Vid-19. La CGT no podría encargar informes a especialistas; coordinar acciones conjuntas con otras centrales obreras e informar. Pareciera no estar a la altura de las circunstancias.

El tema es infinito como una página web bien armada: en el Conversatorio que propone Mundo Gremial para este martes 2 de junio a las 18 horas continuaremos indagando sobre este tema de la mano del periodista Francisco Basualdo y de Pablo Pérez Paladino, politólogo y docente universitario, además de ser consultor en comunicación política y asuntos públicos.

Seguir leyendo

CGT

La CGT respaldó a Moroni y avanza en la creación del “comité pospandemia”

La cúpula de la central almorzó junto al ministro de Trabajo en Sanidad para diseñar el plan del día después de la pandemia.

Mundo Gremial

Publicado

|

La mesa chica de la CGT recibió en Sanidad al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, para comenzar a diseñar el plan económico para la pospandemia.

El encuentro se realizó horas después de la reunión virtual que mantuvo la cúpula cegetista con representantes del FMI, donde la central sindical demostró la necesidad de alcanzar un acuerdo de renegociación de la deuda externa para que el país emerja del “default virtual actual”.

Junto a Moroni llegó a la sede de la FATSA la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca. Ambos compartieron un almuerzo con los principales líderes de la CGT y empezaron a delinear el “plan económico” para el día después.

Héctor Daer y la conducción de la central brindaron total respaldo al ministro de Trabajo luego de algunas críticas de un sector del sindicalismo por la administración de recursos económicos a las empresas.

La reunión fue el puntapie inicial en la creación de lo que denominaron “comité pospandemia” para elaborar el modelo de reconstrucción de la economía nacional junto a empresarios.

Como transmitieron al FMI, los sindicalistas apuestan a una recuperación económica basada “en la creación de trabajo decente”, y en ese marco, subrayaron la importancia del “diálogo social tripartito institucionalizado con el Gobierno y los empresarios para diseñar un modelo de desarrollo productivo que garantice trabajo de calidad”.

Además de Daer, en el almuerzo en Sanidad estuvieron Carlos Acuña, Andrés Rodríguez, Gerardo Martínez, Jorge Sola, Antonio Caló, José Luis Lingieri y Armando Cavalieri.

 

Seguir leyendo
Aviso
Aviso
Aviso
Aviso

LAS MÁS LEIDAS

Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno