Conéctate con nosotros

INFORMACIÓN GENERAL

Bélgica redujo la semana laboral a 4 días y reabre el debate local

El país europeo anunció una reforma laboral con el objetivo de aumentas las tasas de empleo. ¿Es posible en Argentina?

Publicado

|

Tras el sacudón en materia laboral que la Covid-19 produjo en todo el planeta, las naciones comienzan a desarrollar estrategias para recomponer las tasas de empleo.

Un caso es Bélgica. El gobierno del país europeo anunció una reforma laboral que entre sus puntos centrales achica la semana laboral a cuatro días (era de cinco), aunque no se reducen las horas laborales.

Según el acuerdo alcanzado entre los ministros de la coalición gobernante, el trabajador podrá elegir concentrar sus 40 horas semanales en cuatro días o podrá optar por un régimen semanal variable, trabajando más horas una semana y teniendo más tiempo libre a la siguiente.

Moroni sobre la reducción de jornada laboral: “Es un proyecto que no se puede aplaudir ni descartar”

La decisión del gobierno belga reabrió el debate en Argentina: ¿es viable y necesaria una reducción de la semana laboral? ¿Y de la jornada laboral?

Hoy en nuestro país, la ley de jornada 11.544 fija 8 horas por día o 48 semanales. Se traduce en 8 horas por día de lunes a viernes:40 horas más 8 horas el sábado. También puede ser de 9 horas por día (45 horas por semana y 3 horas el sábado).

Existe varios proyectos en danza sobre la materia. Hay dos que conviven en Diputados. Uno presentado por la diputada del Frente de Todos y dirigente de la Asociación Bancaria, Claudia Ormaechea, que propone una jornada laboral de un máximo de seis horas por día, y un tope de 36 horas semanales.

El segundo proyecto, presentado por el diputado sindical del Frente de Todos y titular de CTA de los trabajadores Hugo Yasky, propone una semana laboral de cuatro días.

Las dos iniciativa busca achicar la jornada laboral argentina en el ámbito público y privado, que hoy es de 48 horas semanales.

Héctor Recalde, abogado laboralista y exdiputado nacional, señaló la necesidad de una reducción de la jornada laboral, pero marcó diferencias con el modelo de Bélgica.

Dijo que la medida belga «tiene sus pro y sus contra» aunque insistió en la necesidad de trasladar ese debate a la Argentina: «Trabajemos sobre la realidad» local.

En este sentido, recordó que mientras era diputado intentó impulsar una reducción de la jornada laboral de 48 horas semanales a 45. «Y no lo logré», subrayó.

Frente al debate legislativo, el Gobierno rechaza reducir la jornada laboral

Sostuvo entonces que «hay que insistir en que hay que bajar la duración de la jornada por muchas razones, incluso para beneficio de los propios empresarios».

El letrado recordó que esto «aumenta la productividad y baja los accidentes de trabajo«, además de que podría abrir nuevas fuentes de empleo.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Aviso
Aviso
Aviso
Aviso


Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno