Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Argentina aplazada en luchar contra el trabajo infantil

Según la encuesta anual del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia (del Observatorio de la Deuda Social de la UCA) el trabajo infantil aumentó 3,5% en los dos últimos años.

Pablo Maradei

Publicado

|

Rufina es una mujer de cabellos oscuros, andar cansado y mirada triste. Su documento acredita 51 años, pero sobre su cuerpo gastado por la faena prematura, y sus amargos recuerdos, parecen muchos más. Es de Neuquén donde siempre trabajó, porque lo de ella fue acatar órdenes desde niña y servir a otros.

“A los 8 empecé a trabajar con una familia puertas adentro. Fue decisión de mis padres que trabajara en una casa de familia. Empezaba a las 8 de la mañana y recuerdo que lo primero que hacía era llevar un cajoncito para subirme a él, prender la hornalla y calentar el desayuno. Terminaba a las 9 de la noche excepto que la familia tuviera invitados por lo que tenía que servir el café. A la escuela no fui nunca; nunca tuve niñez ni adolescencia: siempre fue trabajar. Recuerdo que no tuve nunca un juguete”.

Pasaron 43 años de este relato y, con cifras que indignan, la Argentina continúa perdiendo por varios cuerpos su lucha contra la erradicación del trabajo infantil. Es más, dolorosamente, en los últimos años el porcentaje creció: el último informe del equipo del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia (del Observatorio de la Deuda Social de la UCA) dado a conocer el jueves pasado, da cuenta de que el 12% de los chicos de 5 a 17 años que trabajaba en 2017 pasó a 15,5% en 2018.

Otra forma de decirlo: hoy en la Argentina 763.500 niños y niñas de entre 5 y 15 años realizan actividades productivas, según los datos de la Encuesta de actividades de niñas, niños y adolescentes (EANNA).

Este miércoles es el Día Mundial contra el trabajo infantil, y el de Rufina es un caso en miles, una diminuta y filosa muestra de una estadística abrumadora. Por ello, la OIT decidió su conmemoración arropando la estadística con realidad, y a la frialdad numérica la acobijó con las calorías que da el sentimiento del relato: compiló bajo la campaña “100 años, 100 voces” testimonios de cien conciudadanos de cada una de nuestras 24 provincias.

El trabajo de campo, estará acompañado de obras originales referidas al trabajo infantil realizadas por el artista plástico Felipe González, llevó más de dos meses de ejecución y se puede ver en www.ilo.org/100voces.

“Hablar de trabajo infantil es hablar de una vulneración masiva de derechos; entre otras cosas, el trabajo infantil te formatea porque te hace sentir responsable del sostén económico familiar”, repasa el recorrido para Mundo Gremial, Gustavo Ponce, psicólogo y funcionario de la OIT especializado en la lucha contra este flagelo mundial.

Sigue: “El aporte de esta campaña de que el trabajo infantil no es producto de la situación actual te invita a pensar el tema desde una perspectiva histórica. Basta con leer a José Ingenieros, en sus escritos de 1919, para entender que el trabajo infantil es algo que persiste. De algún modo debemos promover una pregunta en la gente que cree que no está tan mal. Esa certeza es la que nos impide ver los daños que provoca el trabajo infantil. Eso es lo que debemos romper”.

La génesis de la campaña la cuenta Ponce: “Pensamos en 100 pensando en tener 100 voces; y de ahí surgió 100 años de que se creó la OIT, 100 voces. Desechamos pensar en una consultora que contratara a alguien que tocara el timbre casa por casa por todo el país y recurrimos a personas que conocen el territorio. Fue así que hicimos una red en la que trabajó el Gobieno nacional, provinciales, sindicatos como UATRE, CTERA que aportó con maestros rurales, de Trabajadoras de Casas particulares y Ladrilleros. También ayudaron otros aliados como el INTA y empresas citrícolas, como en el caso de Tucumán. ONG´s y personas que están involucradas con esta temática”.

La tristeza contenida, la carencia de juego y las lágrimas de estos 100 protagonistas al recordar aquella niñez paradójicamente huérfana de infancia y de recreos fueron un denominador común en todos ellos.

He aquí otros relatos..

“No conocí el jugar, nunca jugué. A los seis años ya me ocupaba de buscar leña y agua en el río”, dice Hugo, salteño y ahora cercano a los 40 años. A los 15, junto a sus hermanos, comenzó a trabajar en el tabaco.

Alicia, boliviana, afincada en Buenos Aires, cuenta con la voz quebrada: “A los 9 años trabajé; ayudé a mi madre; a los 12 años trabajé por la necesidad. Terminé la escuela y luego me fui a trabajar de empleadita; lejos de mis padres y aunque me trataban bien era muy triste. Solo era trabajar de doméstica y acá en Argentina empecé a trabajar con la verdura. Yo hubiera querido ser doctora; ahora le digo a mis nenas que estudien y no que sean como yo. Ahora estamos en Argentina y también es triste estar en otro país”.

Teófilo Cruz (70), de Jujuy, aporta su testimonio: “Limpiaba acequias cuando debía tener 15 años. Me crié con mi tía abuela Margarita Cruz de González, en Pampa Blanca. Con el tiempo me llevan a Salta para luego volver a mi pueblo: hice un poco de secundario pero no sé si terminé y mi padre me dijo que para comprar cosas necesitaba que yo trabajara; por lo que terminé haciendo limpieza”.

Con fortaleza de haber atravesado una vida dura, Antonela, de Mendoza, comparte: “Empecé a vivir con mi abuela a los 9 años y las dos fuimos las primeras en trabajar en el basural. El basural creció y empezamos a trabajar juntando cartón, ropa y vidrio y todo material que pudiéramos vender a Mendoza. Recuerdo que lo hacíamos todo el tiempo, ya sea en invierno o verano”.

Con su historia, Enrique, de Misiones, nos acerca el dolor de haber perdido su niñez: “Mi papá araba y a los 7 años empecé a sacar los yuyos que el arado dejaba. Desde aquel día y hasta el día de hoy seguí trabajando. Se juntaba algodón y si no había se juntaba maíz y cuando no había esos trabajos carpíamos. Mi papá era pobre y él salía a hacer changas y nosotros trabajábamos. A los 8 años carpiendo el tábajo me picó una yarará y casi muero porque no había médico en el pueblo. En caballo fuimos a la casa del viejito que era conocedor y me salvó; ya había salvado muchas vidas. A los 10 años empecé a arar yo”.

Seguir Leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Cruce entre el SOMU y el Gobierno por el legado de Herme Juárez

El sindicato no quiere la intervención porque entiende que habrá precarización laboral y despidos; desde el ministerio de Producción rechazan tales especulaciones por considerarlas falsas.

Pablo Maradei

Publicado

|

Empiezan a sobrevenir los primeros coletazos post caída del pope sindical santafesino Herme Juárez: el SOMU advierte sobre las posibles pérdidas de fuentes de trabajo y de precarización de sus trabajadores porque entiende que se viene la intervención del SUPA (Sindicato Unidos de Portuarios Argentinos) y con ella el avance sobre los derechos laborales. A su vez, entiende que la Cooperativa de Trabajadores Portuarios de San Martín, también propiedad del sindicalista y empresario, podría quedar bajo tutela judicial para luego “ser encomendada al sector empresario”.

Desde el SOMU no descartan empezar con medidas de fuerza. “No nos vamos a quedar con los brazos cruzados ante la intervención del sindicato, la cooperativa y las empresitas vinculadas a la actividad portuaria”, dispara Raúl Durdos, secretario general del SOMU. Explica: “Van a tratar de flexibilizar a los trabajadores y que queden en manos de empresarios de ellos; queremos que los trabajadores y nosotros le damos el apoyo a los trabajadores del puerto”. En lo particular, este gremio tiene 60 afiliados allí y una grilla similar de trabajadores que hacen los relevos pero que están bajo otras condiciones laborales.

Agrega Durdos: “Sabemos lo que son las intervenciones de este Gobierno; las hemos sufrido en carne propia”.

Desde el ministerio de Producción y Trabajo rechazan de plano tales especulaciones: “Todo eso es falso. En primer lugar, la situación del SUPA está en manos de la Justicia (NdeR: la causa la tiene el juez federal de Campana, Adrián González Charvay) y hay que aguardar a que el magistrado determine los pasos a seguir. En segundo lugar, esa información es errónea desde su concepción. Las autoridades que son designadas para la normalización de una organización gremial no pueden negociar colectivamente, por lo cual no se puede modificar un convenio colectivo por esa vía. Quienes llevan adelante la normalización de un gremio únicamente pueden negociar paritarias por su carácter alimentario”.

Esta semana, el secretario de Trabajo, Lucas Aparicio, recibirá a delegados de SUPA y no se descarta un viaje a Santa Fe. Así lo supo Mundo Gremial de parte de representantes gremiales que fueron citados.

Durdos aclara: “El SOMU no sale a defender a Herme Juárez, que su situación se dirima en la Justicia como debe ser ya que el que la tiene que pagar que las pague pero que no se metan con los trabajadores”.

Así las cosas, es inevitable ver un calco entre Herme Juárez y Omar Suárez, el ex secretario general del SOMU ahora preso en el penal de Ezeiza. En el caso del “Caballo”, el juez Rodolfo Canicoba Corral determinó la intervención de su gremio y de las múltiples empresas satélites. Una vez intervenido, Trabajo y Producción elevó al juez las propuestas del equipo interventor. Vale aclarar, que muchas de las experiencias de intervención terminaron en escándalo; especialmente la del SOMU.

Seguir Leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Luis Barrionuevo: “Macri ya no debe ser candidato”

El jefe de los Gastronómicos considera que si el Presidente se baja, Lavagna tendrá chances de llegar al balotaje. A su vez se mostró abierto a que la CGT debata una reforma laboral.

Pablo Maradei

Publicado

|

Luis Barrionuevo eligió, luego de las PASO, alejarse de los medios y es por eso que vemos que la vocería está en cabeza de su mujer Graciela Camaño. Sin embargo, aceptó un ida y vuelta con Mundo Gremial en sus oficinas del centro porteño. Este jueves y mientras dura la entrevista, afuera en la calle, marcando un clima de época de agite, marchan por avenida de Mayo los movimientos piqueteros reclamando más fondos para sus representados.

Le pido una lectura de las PASO

Esto se veía venir; creo que el único que no lo sabía era el Gobierno. Indudablemente como es costumbre, esto les pasa a los que viven de las encuestas que los vienen afanando desde hace mucho tiempo. Fue catastrófico; creo que estamos ante un nockaut. No hay posibilidad de que el Gobierno pueda reaccionar. El Gobierno tuvo cero en política y totalmente cero en economía porque nunca supieron el rumbo. Lo que ellos deberían haber aprendido ya lo dije: la mayoría de los CEO no conocen el barro, un barrio pobre; no conocen las Pymes ni los centros urbanos donde están los trabajadores.

¿Se tomaron medidas de alivio tardías?

Si lo único que hacés es recaudar con tarifazos y no le pones en el bolsillo dinero a la gente pasa lo que decía el General Perón: la víscera del trabajador es el bolsillo. Con esto te digo que la gente no come cemento; la gente te va a pedir la ruta, el puente y el cordón cuneta cuando la gente tiene trabajo y sus hijos estudian. Y a partir de ahí viene el progreso.

En cualquier caso la situación es grave…

Si no tenés trabajo y consumo es difícil que un país se desarrolle. Y nos endeudamos. La situación es grave y yo viví todo esto: si tenés crédito y perdiste el trabajo, te dejan de fiar. Acá no hay recaudación genuina. A este Gobierno lo venimos acompañando desde el movimiento obrero para que termine su mandato y lo demás es un problema de ellos. Este es un Tsunami al que nadie le dio manija. En 2015 se fue un Gobierno altamente corrupto que se cansó de contar plata delante del pueblo; pero el ejemplo no estuvo a la altura de este Gobierno y la gente está muy enojada. Principalmente la gente que lo había votado a Macri porque se siente defraudada.

¿Es el fin del PRO, Cambiemos y ahora Juntos por el Cambio?

En algún punto me hace acordar al ciclo Frepaso que luego se convirtió en la Alianza. No desdoblaron las elecciones y los tres están yendo juntos a la muerte política (en referencia a Macri, Vidal y Larreta). Y esto es parte de un egoísmo de Peña y Durán Barba. Yo ya lo dije: ellos manejan todo y lo hicieron equivocar mal. La soberbia fue demasiada perjudicial.

A qué Macri le cree ¿al del lunes o al del miércoles pidiendo perdón?

La reacción del Presidente del lunes fue la de un niño caprichoso y la real de él. Vamos a seguir por el mismo camino cuando te dicen que erraste: ese es el camino del hambre. Lo conozco hace muchos años; a Macri lo ayudamos para que sea presidente de Boca y luego jefe de la Ciudad y nunca le pedí nada; ni una entrada para ir a ver a Boca ya que estoy rodeado de gente de Boca. Creo que él tiene que razonar y saber qué hacer. Lo del miércoles, pidiendo perdón, fue más importante que las medidas económicas que tomó.

¿Cómo sigue esto hasta el 27 de octubre?

Ya no hay nada para hacer. Creo que las elecciones se deben hacer como corresponde. Lo que tiene que hacer Macri es tomar actitudes de grandeza; para apaciguar los ánimos: tiene que dar un paso al costado a nivel electoral. Macri ya no debe ser candidato; ese es mi consejo. El tiene que llegar al 11 de diciembre y entregar la banda presidencial a otro presidente que yo aspiro sea Roberto Lavagna.

Sin embargo, hoy en el CCK se mostró decidido a dar pelea…

Él no tiene que guiarse por el rumor; muchos lo rodearon por el calor del poder para hacer sus negocios y hoy te mandan a la parrilla: viví mucho de esto. Ya perdieron todo tipo de credibilidad por eso digo que los que lo azuzan para que siga son unos brutos y bestias. Conozco estos sinsabores y como lo viven en Olivos y en la Casa de Gobierno; y hoy están muy mal por más que digan ´Vamos a poner el alma y el corazón´. Poné lo que quieras, pero viví la realidad y esto es lo que le falta a Macri después de mucho tiempo.

Partiendo de la premisa que una traición en el peronismo no se le niega a nadie, ¿qué piensa de la partida de Pichetto al oficialismo y de Massa a kirchnerismo?

Lo grave es lo de Pichetto, que a la luz de los acontecimientos no agregó nada. Si vos querés restó. Lo de Massa quizá fue más astuto porque ahí hay peronismo: están los gobernadores, los intendentes, parte del movimiento obrero. Si vos me preguntás a mi por el kirchnerismo o por La Cámpora no estoy de acuerdo porque no tienen ninguna historia. Esta es una Cámpora rica. Para cerrar: Massa hizo su negociación para salvar a su gente subiéndose arriba del triunfo pero nadie sabe qué votos le aportó al triunfo.

En agosto del año que viene vencen los mandatos en la CGT, ¿cómo ve la posición del movimiento obrero con respecto a Macri y su rechazo al mismo y del otro lado a Cristina y los encontronazos que hubo durante sus presidencias?

No puedo adelantarme pero por la historia nuestra habrá discusión; ya se por unicato por varios secretarios generales. Siempre hubo muchos sectores dentro de la CGT. Recuerdo que cuando sale Rodolfo Daer estuvimos un día entero en Ferro en épocas de Ubaldini y Lorenzo. No salíamos del encierro de quién nos iba a representar hasta que se le ocurrió a Lorenzo y le preguntó a Daer. Allí estaba Morán, el secretario general del gremio, y Lorenzo le dijo: ´¿nos prestás a Rodolfo para que sea secretario general de la CGT? ´. Y Morán accedió; y de ahí que Daer fue durante muchos años secretario general.

A esta altura no se puede sostener que se cometieron errores; el Gobierno está convencido que ese es el camino y la síntesis de ese camino es llegar a una reforma laboral…

Nosotros no tenemos ningún problema en sentarnos y ver qué es lo que hay que reformar; no sé si por actividad o en general y la CGT tendrá que discutirla pero todos tenemos que actuar con transparencia. A la vez te digo que el Estado no tiene que ser suntuoso y dilapidar, tiene que achicarse porque hay miles que cobran sueldos exuberantes y no hacen nada. 7 millones de privados mantienen a 20 millones que viven del Estado. A eso le sumamos la corrupción en el Estado corrompido por empresarios que hoy vemos a 100 de ellos imputados, procesados y hasta presos. Por eso la culpa no la tenemos solo los sindicalistas; en la viña del señor siempre hay manzanas podridas. Sino mirá los medios que reciben las pautas de las grandes empresas y solo atacan al sindicalismo: siempre fue así.

Seguir Leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Fraude versus elecciones limpias

El caso de ATE Nacional esta semana reavivó el debate sobre las elecciones y la democratización en los sindicatos. Un debate que el sindicalismo viene ganando.

Pablo Maradei

Publicado

|

¿Qué tienen en común los sindicatos de Comercio, SOMU, de Personal de Seguridad, de Seguros y ATE? Estos seis gremios fueron a elecciones en los últimos meses o intentaron llevarlas adelante si es que la Justicia o el ministerio de Trabajo no frenó el proceso electoral a raíz de las denuncias.

En todos ellos hubo escándalo en la previa que incluyeron acusaciones por padrones adulterados, que incluían muertos o afiliados inventados. También corrieron demandas hacia quienes conformaban la Junta Electoral. Claro está, de superar estas cuestiones y avanzar en la elección de autoridades, correrían nuevas denuncias durante la votación.

Por ejemplo, el caso de ATE esta semana: la oposición a Hugo Godoy denunció metida de votos truchos en las urnas (aseguran tener videos), robo de urnas y amedrentamiento contra fiscales que no pudieron hacer su labor. Por si todo este rosario fuera poco, agregamos folklore peronista que solemos ver: piñas, empujones y plomo que dejan heridos y a veces muertos.

En cualquier caso y como vemos, no importa la envergadura del gremio, a todos les cabe por igual la situación. Comercio es el gremio de mayor cantidad de afiliados y el de Personal de Seguridad, es un sindicato chico con una cuota sindical baja por los empobrecidos salarios que cobran sus afiliados. Pero no importa.

Ahora bien, un proceso de confrontación en las urnas debería ser algo normal en cualquier institución democrática: se presentan listas, se vota y se elige o reelige conducción. Desde una dependencia del ministerio de Producción y Trabajo que siguen estas cuestiones muy de cerca apuntan: “Diríamos que en el 100% de los casos nadie quiere perder el poder y es por eso que son moneda corriente los casos de eternización”. Claro está, del otro lado cualquier dirigente dice la de manual: “Nosotros damos la cara todos los días frente a los afiliados y eso hace a nuestro trabajo; además, cada cuatro años nos sometemos a votación”.

Tomando como punto de partida que los sindicalistas son honestos, ¿quién quisiera volver al llano si dejara la representación gremial? ¿Tomar un colectivo para volver a someterse a un régimen laboral bajo patrón? Arropen al Caballo Suárez de marinero en vez de recordarlo en fotos envuelto en sus sacos blancos de etiqueta extranjera. O imaginen a un secretario general sin chofer. Placeres del poder y del dinero.

Ahora bien, ¿las votaciones en los sindicatos son representativas? Depende: si las listas opositoras son realmente opositoras veremos que todo termina en escándalo como contamos. En cambio, y como también ocurre en política, en muchos casos son los propios oficialismos los que inventan listas opositoras fantasma que hacen el juego de dar legitimidad a un proceso electoral que no lo tiene.

Pareciera que la única forma de traspaso de poder real en un sindicato es a rey muerto, rey puesto. Y que el rey puesto sea alguien del riñón para evitar la mancha de ese dirigente solo que post mortem. Y cuando hablo de “muerto” hablo literalmente de ceder el poder ante vejez senil o mortandad.

Volvamos al SOMU: cuando Jorge Triaca era ministro de Trabajo intentó llevar transparencia a los sindicatos proponiendo elecciones a lo largo de una semana y mediante voto electrónico. De hecho, sacó una resolución en la que invitaba al resto de los sindicatos a sumarse a este método: solo lo hizo Víctor Santa María en su sindicato (encargados de edificios). Recordar que la UIF había detectado movimientos bancarios, entre Suiza y Uruguay, vinculados a cuentas que el dirigente tendría (no a su nombre). Investiga (?) el juez Claudio Bonadio.

Paradojas de la berreta política local: el que terminó enchastrado y eyectado de su cargo fue Triaca porque puso como encargada de la delegación del SOMU de San Fernando a su sirvienta. En fin… ¿quién va a hacer caso a quien no cumple con lo que propone?

Más lejos en el tiempo hay que remontarse a la Ley Mucci, propuesta por ese funcionario durante el gobierno de Ricardo Alfonsín. La Argentina salía de la Dictadura y con ese envión, y como ordenamiento de la estructura sindical y para contener la inflación, el radicalismo propuso una mayor intervención del Estado en el movimiento obrero. Le fue muy mal porque nunca se convirtió en ley.

Escribe Pedro Massano en su tesis llamada “Reorganización del Movimiento Obrero Sindicalizado en la post dictadura argentina: El caso de la Ley Mucci”.

“La mayor parte de los puntos del plan de democratización eran conocidos por la dirigencia sindical. Estos apuntaban a la reproducción como conducción, como la duración de los mandatos, la incorporación de las minorías o las elecciones de base como paso previo a la renovación de las cúpulas, varios de estos aspectos ya los había enfrentado durante la revolución libertadora. Otros, en cambio, eran novedosos, como la fiscalización de las elecciones por parte de la justicia electoral. El conjunto de la literatura “alfonsinista” concuerda en que el proyecto buscaba romper con la “oligarquización” que se había dado dentro de los sindicatos. Pero este proceso es visto como si fuera un desvío del desarrollo normal de la representación gremial, dado por el modelo consolidado a partir del peronismo. Si bien este modelo es fundamental para entender las características del sindicalismo en la argentina, pareciera que se asumía que el movimiento obrero llega a 1983 exactamente igual a como estaba en 1976”.

Sigue el siga siga… para bien o para mal según quién lo diga.

Seguir Leyendo
Aviso

LAS MÁS LEIDAS

Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno