Conéctate con nosotros

INFORMACIÓN GENERAL

Alpargatas le dice adiós al negocio textil en Argentina

La empresa brasileña decidió desprenderse de sus tres plantas locales a cambio de USD 14,4 millones. En tanto, seguirá produciendo calzado en su planta tucumana.

Mundo Gremial

Publicado

|

La reconocida compañía nacida en Argentina, ahora en manos de capitales brasileños, confirmó el cese de actividades en el mercado textil local debido a la crisis financiera, mediante un comunicado enviado a la Bolsa de San Pablo. Sólo se quedará con la planta de Tucumán dedicada a la fabricación de calzado.

Alpargatas, por medio de Alpargatas Argentina, dejará de actuar en el segmento textil”, declaró la firma.

La planta de Florencio Varela fue vendida a Cladd Industria Textil Argentina, la de Catamarca a Fibran Sur y las filiales de Chaco y Corrientes fueron adquiridas por la empresa argentinas Marfra, por una suma total es de USD 14.4 millones.  A su vez, se logró conservar 112 puestos de trabajo.

Al mismo tiempo, en 2018 también vendió más del 20% del negocio Topper dentro del mercado local, al empresario Carlos Roberto Wizard Martins por USD 24 millones.

No obstante, Alpargatas venía ejecutando un plan de desinversión en el último tiempo a raíz de la escasa rentabilidad en el país. En septiembre de 2018 cerró las plantas de producción de Catamarca y La Pampa y en menos de un año pasó de tener siete plantas con 3 mil empleados a quedarse sólo con una fábrica dedicada a la producción de calzado donde se emplea a 700 personas.

La disminución del poder adquisitivo y la conjunta caída del mercado interno siguen provocando cierres y profundizando aún más el debilitamiento del sector textil a lo largo y ancho país.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Seguir leyendo

INFORMACIÓN GENERAL

Villa Gesell: SUTCAPRA respaldó el accionar de los CAP del boliche Le Brique

El gremio de los Controladores había realizado una inspección laboral en el establecimiento a fines de diciembre, en el marco del operativo Diversión Segura.

Mundo Gremial

Publicado

|

El Sindicato Único de Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia de la República Argentina (SUTCAPRA) destacó el accionar de los empleados de seguridad del boliche “Le Brique” de Villa Gesell, durante la trágica noche en la que fue asesinado a golpes Fernando Báez Sosa.

Los CAPs de “Le Brique” tuvieron un correcto accionar al aplicar el derecho de admisión a un importante grupo de jóvenes, los cuales participaron de una gresca en el interior del establecimiento.

Los jóvenes -hoy detenidos por el asesinato de Báez Sosa- fueron retirados del establecimiento haciendo cumplir las normas del lugar, siendo entregados a efectivos del Grupo de Apoyo Policial (GAP) que se desempeñaban en las adyacencias de “Le Brique”.

Los trabajadores ejecutaron así de manera óptima su labor, que es garantizar la seguridad de los concurrentes a establecimientos, sin tener ningún tipo de responsabilidad sobre lo que sucede fuera de los mismos.

Reiteramos nuestro enérgico repudio a todo tipo de conducta violenta y subrayamos el correcto accionar de los CAPs de “Le Brique”, a pesar de no contar con el Curso de Controlador de Admisión y Permanencia, debido a que en los últimos cuatro años el CFP 420 -única entidad habilitada al dictado del mismo- no recibió el respaldo necesario del gobierno provincial y continúa con las mismas cantidad de horas, lo que imposibilita una mayor cobertura educativa a una actividad laboral en crecimiento.

La Comisión Directiva Nacional del SUTCAPRA acompaña en el dolor a la familia del joven asesinado y se hace eco del reclamo de Justicia.

Seguir leyendo

INFORMACIÓN GENERAL

Funes de Rioja pidió “moderación” en la paritaria sindical

El titular de la COPAL afirmó que se debe tener en cuenta que los incrementos deben poder ser pagados por los empresarios y las pymes.

Mundo Gremial

Publicado

|

El presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, solicitó para este año “moderación” en la paritaria sindical y remarcó la necesidad de tener en cuenta que los aumentos deben poder ser pagados.

“Esperamos para este año moderación en dos sentidos: el aumento ayuda a mejorar el consumo de alimentos pero también tenemos que tener en cuenta que tienen que poder ser pagados por los empresarios y las pymes, porque hoy el problema es muy serio desde el punto de vista financiero”, manifestó el dirigente en diálogo con El Destape Radio.

El también vicepresidente de Asuntos Laborales e internacionales de la Unión Industrial Argentina (UIA) explicó que se tiene que tratar con cuidado los montos de incrementos del salario ya que el nivel inflacionario de los primeros meses del 2019 fueron mucho menores a los registrados luego de la fuerte devaluación pos PASO, durante el segundo semestre del año pasado.

Respecto del panorama que visualiza desde la asunción del nuevo gobierno, Funes de Rioja valoró los tres ejes que marcó Alberto Fernández cuando los convocó al diálogo social, haciendo hincapié en la “estabilidad macroenonómica, la lucha contra el hambre y la resolución del problema de la deuda externa”. “Todos aspiramos a que haya un esquema de estabilización macroeconómica”, agregó.

El referente de los industriales también se refirió positivamente a la tarjeta alimentaria: “Esperamos que se ayude a blanquear la economía, ya que tenemos un altísimo índice de informalidad, no solo laboral o registral sino también de productos de alimentos que no tienen las habilitaciones correspondientes”, y agregó que “el primer efecto que puede llegar a tener es ese blanqueo de la economía porque la tarjeta implica la bancarización. Y si hay una recuperación de consumo va a tener repercusión en la economía formal”, concluyó.

Seguir leyendo

INFORMACIÓN GENERAL

Córdoba: Bagley suspende a más del 80% de sus trabajadores

La mayor productora de galletitas de América del Sur aduce “stock acumulados” debido a la baja generalizada del consumo.

Mundo Gremial

Publicado

|

La empresa Bagley, que cuenta con cinco plantas en todo el país, decidió suspender a 370 de 450 trabajadores de la planta cordobesa debido al suficiente stock con el que cuenta la empresa por la escases de consumo.

La medida se extenderá durante dos semanas y se teme que la medida repercuta en otras plantas del país. Durante 2019 hubo adelanto de vacaciones para más de 1.300 operarios en las localidades de Salto y Villa Mercedes.

El cese de la producción de la planta cordobesa de Arroyito repercute sobre las galletitas Mellizas, Maná, Rumba, Las Recetas de la Abuela y Melita. Desde la empresa le confirmaron a Graciela Moreno de BAE Negocios que cuentan con “niveles de stock acumulado muy altos” y que “los trabajadores suspendidos cobrarán el 75% de su salario bruto”.

La compañía es la mayor fabricante de galletitas en gran parte del continente americano. Entre las marcas más reconocidas se encuentra Traviata, Chocolinas, Opera, Merengadas, Cindor, Surtido Bagley, Ser, Sonrisas, Saladix, Criollitas, Kesitas, Rex, entre otros productos.

Desde la empresa aseguran que de momento no logran recuperarse del duro proceso que debieron atravesar el año pasado, donde debieron cerrar plantas de marcas como La Campañola, donde se suspendieron a decenas de trabajadores y las caída en las ventas fueron marcadamente pronunciadas.

 

Seguir leyendo
Aviso

LAS MÁS LEIDAS

Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno