Conéctate con nosotros

INFORMACIÓN GENERAL

Alarmante: El coronavirus podría destruir 25 millones de empleos en el mundo

La cifra surge de la primera evaluación de la OIT sobre el impacto del Covid-19 en el mundo del trabajo.

Mundo Gremial

Publicado

|

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estimó que producto de la crisis económica y laboral provocada por la pandemia del COVID-19 podría aumentar el desempleo mundial en casi 25 millones de personas.

Son datos de una nueva evaluación del organismo internacional sobre el impacto del coronavirus en el ámbito laboral.

Sin embargo, de haber una respuesta política coordinada a nivel internacional, como ocurrió frente a la crisis financiera mundial de 2008-2009, el impacto sobre el desempleo mundial podría ser significativamente menor.

En la nota de evaluación preliminar el COVID-19 y el mundo del trabajo: Consecuencias y respuestas, se pide la adopción de medidas urgentes, a gran escala y coordinadas basadas en tres pilares: proteger a los trabajadores en el lugar de trabajo, estimular la economía y el empleo, y sostener los puestos de trabajo y los ingresos.

Esas medidas incluyen la ampliación de la protección social, el apoyo para mantener el empleo (es decir, el trabajo a jornada reducida, las vacaciones pagadas y otros subsidios) y la concesión de ayudas financieras y desgravaciones fiscales, en particular a las microempresas y pequeñas y medianas empresas.

Además, en la nota se proponen medidas de política fiscal y monetaria, así como préstamos y ayuda financiera a sectores económicos concretos.

Sobre la base de las diferentes hipótesis por las consecuencias del COVID-19 sobre el crecimiento del PIB mundial, las estimaciones de la OIT indican un aumento del desempleo mundial de entre 5,3 millones (hipótesis “prudente”) y 24,7 millones (hipótesis “extrema”) a partir de un nivel de base de 188 millones en 2019.

En comparación, la crisis financiera mundial de 2008-2009 aumentó el desempleo mundial en 22 millones.

Se prevé además un aumento exponencial del subempleo, ya que las consecuencias económicas del brote del virus se traducen en reducciones de las horas de trabajo y los salarios. En los países en desarrollo, es posible que las restricciones al movimiento de personas (por ejemplo, de los proveedores de servicios) y mercancías en esta ocasión anulen el efecto amortiguador que allí suele tener el empleo por cuenta propia.

Las caídas del empleo también conllevan grandes pérdidas de ingresos para los trabajadores. El estudio estima que éstas se situarán entre 860.000 millones de dólares y 3,4 billones de dólares a finales de 2020. Esto se traducirá en caídas en el consumo de bienes y servicios, lo que a su vez afectará a las perspectivas de las empresas y las economías.

También se prevé un importante aumento de la pobreza laboral, ya que “la presión sobre los ingresos resultante de la disminución de la actividad económica tendrá un efecto devastador para los trabajadores que se encuentran cerca o por debajo del umbral de la pobreza”.

La OIT estima que entre 8,8 y 35 millones de personas más estarán en situación de pobreza laboral en todo el mundo, frente a la estimación original para 2020 (que preveía una disminución de 14 millones en todo el mundo).

“Ya no se trata sólo de una crisis sanitaria mundial, sino también de una importante crisis económica y del mercado laboral que está teniendo un enorme impacto en las personas”, dijo el Director General de la OIT, Guy Ryder.

“En 2008, gracias a que el mundo hizo un frente común ante las consecuencias de la crisis financiera mundial se evitó lo peor. La actual coyuntura requiere de ese tipo de liderazgo y determinación”, añadió.

“Ya no se trata sólo de una crisis sanitaria mundial, sino también de una importante crisis económica y del mercado laboral que está teniendo un enorme impacto en las personas.”

La nota de la OIT advierte que la crisis del empleo podría afectar a determinados grupos de manera desproporcionada, y por consiguiente agravar la desigualdad. Entre ellos se encuentran las personas con trabajos menos protegidos y mal pagados, en particular los jóvenes y los trabajadores de edad. Las mujeres y los migrantes también. Estos últimos son vulnerables debido a la falta de protección y derechos sociales, y las mujeres tienden a predominar en los empleos de baja remuneración y en los sectores afectados.

“En tiempos de crisis como el que nos toca vivir, contamos con dos herramientas clave que pueden ayudar a mitigar los daños y a restablecer la confianza del público. En primer lugar, el diálogo social activo entre los trabajadores y los empleadores y sus representantes, es vital para fomentar la confianza del público y el apoyo a las medidas necesarias para superar esta crisis. En segundo lugar, las normas internacionales del trabajo proporcionan una base de probada eficacia para las respuestas de política que se centran en una recuperación sostenible y equitativa. Es necesario que en este difícil momento se haga todo lo posible para reducir al mínimo los perjuicios para las personas”, concluyó Ryder.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Seguir leyendo
Aviso

INFORMACIÓN GENERAL

Por qué cae el empleo registrado: la explicación del gobierno

En abril hubo una disminución de 186.000 puestos de trabajo formales, según la información oficial.

Mundo Gremial

Publicado

|

Los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) indicaron una caída del 1,6% del empleo registrado en abril, primer mes completo con aislamiento social.

En números, se trata de una disminución de 186.000 trabajadores en relación a marzo: el derrumbe más alto del empleo registrado no estatal desde que comenzó a medirse, informó la Subsecretaria de Planificación, Estudios y Estadísticas del Ministerio de Trabajo.

Fundamentalmente, este resultado se debió a la reducción de 2,2% (128 mil trabajadores menos) del empleo asalariado privado y a la caída del 2% (-32 mil trabajadores) de los trabajadores registrados como monotributistas.

A nivel sectorial, la caída del empleo asalariado fue generalizada. Los sectores con mayores caídas fueron la Construcción (-4,6%), los Hoteles y restaurantes (-1,7%), los Servicios sociales (-1,4%), el Transporte y los Servicios empresariales (-1,9%), la Enseñanza (-1,8%) y el Comercio (-1,3%).

Los sectores definidos como esenciales, como los servicios de Salud, Intermediación financiera, el conjunto de actividades primarias, a pesar de haber registrado caídas del empleo, fueron los menos afectados.

A su vez, según la Encuesta de Indicadores Laborales, en mayo el nivel de empleo privado registrado en empresas de más de 10 trabajadores del total de los aglomerados relevados cayó un 0,4% en relación al mes anterior, atenuando la caída registrada en los dos meses anteriores (-0,6% en abril y -0,5% en marzo).

Pero, por qué cae el empleo registrado. Aquí la explicación del gobierno: “la caída del empleo privado registrado se explica por la decisión de las empresas de no realizar contrataciones de personal”.

“Las incorporaciones de trabajadores se frenaron abruptamente, y las pocas que se efectuaron no alcanzaron a compensar las desvinculaciones que, si bien también se desplomaron en relación a sus registros históricos, lo hicieron en menor medida, produciéndose una brecha que se expresa en la variación neta negativa del empleo”, explica el informe difundido por el ministerio de Trabajo.

Es decir, según el gobierno, que la contracción del empleo no se debe a un aumento de las desvinculaciones, que se redujeron 60% en relación al mes pasado, ni de los despidos, sino fundamentalmente, a la reducción de las incorporaciones que fue la de mayor envergadura de todas las fases recesivas que atravesó la economía argentina en los últimos 20 años.

Esa línea sostuvo el propio ministro de Trabajo, Claudio Moroni, en su intervención en la Cumbre Mundial de la OIT, que Mundo Gremial transmitió en vivo el último jueves.

Allí, el funcionario nacional destacó: “La caída del empleo privado se produjo por una severísima contracción en los nuevos empleos, no ha habido la creación de nuevos empleos ha sido nula y no hubo renovación de empleos temporarios”.

Desde el gobierno esperan que los números del segundo trimestre del año reflejen una nueva caída del trabajo registrado, aunque con optimismo esperan un número menor al del primer trimestre que se ubicó según datos oficiales en 2,4%.

Seguir leyendo

INFORMACIÓN GENERAL

Es oficial: Se extienden suspensiones con recorte salarial en la construcción

El ministerio de Trabajo homologó el acuerdo celebrado entre la UOCRA y las empresas. Trabajadores sin actividad cobrarán el 75% de su salario y mantendrán la fuente laboral.

Mundo Gremial

Publicado

|

Las suspensiones con recorte salarial de hasta el 25% en el sector de la construcción se extenderán hasta el 31 de julio, según acordaron la UOCRA y las empresas de la actividad.

El pacto fue oficializado este viernes por el ministerio de Trabajo de la Nación, a través de la homologación del entendimiento publicada en el Boletín Oficial.

Como informara Mundo Gremial, la UOCRA que conduce Gerardo Martínez acordó mantener el esquema de suspensiones con salarios al 75% para los obreros de la construcción, a fin de garantizar la estabilidad laboral.

Lo firmado por el gremio y las cámaras empresarias del sector se encuadra en el convenio celebrado por la CGT y la UIA por la aplicación del Artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo.

“Las empresas abonarán a los trabajadores encuadrados en los CCT 76/75 y 577/10 que se hayan visto o se vean impedidos de prestar tareas por razones ajenas a su voluntad una asignación no remunerativa de conformidad a lo establecido en el artículo 223 bis de la LCT por el período comprendido entre el junio de 2020 y 31 de julio 2020”.

El acta acuerdo, con fecha 23 de junio de 2020, aclara que el pago de la “asignación” será mensual y equivalente al 75% del salario neto incluido el adicional por presentismo y otros adicionales.

Sindicatos y las cámaras CAMARCO y FAEC mantendrán las charlas en el ámbito privado para dar continuidad a la mesa de seguimiento y evaluación a los efectos de garantizar el cumplimiento de lo acordado.

Seguir leyendo

INFORMACIÓN GENERAL

El sindicato gastronómico de Bariloche se quedó sin prestación de obra social

A nivel nacional, el gremio no logró ponerse de acuerdo con la prestadora en cuanto al valor de la cápita y los afiliados se quedaron sin cobertura médica. UTHGRA local reacomoda la prestación para brindar el servicio en su Centro Médico.

Mundo Gremial

Publicado

|

Img. ADN Río Negro

El sindicato de gastronómicos adheridos a la Obra Social de la Unión de Trabajadores del Turísmo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) Bariloche, anunció que se quedó sin la prestación de obra social que le brindaba el Hospital Privado regional (HPR). A nivel nacional el gremio “no se logró poner de acuerdo con la prestadora” en cuanto al valor de la cápita y los “afiliados se quedaron sin cobertura médica”.

Nelsón Rasini, secretario general de UTHGRA Bariloche detalló: “Lamentablemente hubo cambios, no porque el gremio lo quisiera, por esto de la baja recaudación, desde el orden nacional no se pusieron de acuerdo con el HPR en cuanto al monto que venía acordándose. A partir del 1 de julio nos vamos a hacer cargo desde el Centro Médico gastronómico, estamos reacondicionando el lugar en nuestra sede, poniendo todo lo necesario con ayuda de la conducción nacional para poder dar el servicio a nuestros afiliados”, indicó en el programa local “Chocolate por la Noticia” emitido por El Cordillerano radio (93.7).

El gremialista de UTHGRA local dijo que “dentro de 10 días va a estar la guardia las 24 horas, con la ambulancia en la puerta de nuestro Centro Médico, lamentablemente, por esta situación tuvimos que resolver de esta manera” y sumó que “la obra social social funciona en todo el país y seguramente en otros lugares, otros prestadores aceptaron la cápita, acá no se acepto”.

El secretario relató el duro momento que están atravesando los afiliados debido a la crisis social y económica derivada de la pandemia del Covid-19: “Estamos trabajando intensamente, el gremio también sufrió la baja de la recaudación, somos 50 trabajadores, que si no fuera por la ayuda del Estado, íbamos a entrar en una cesación de pagos a los compañeros. Tenemos alquileres que pagar”.

Asimismo indicó que “hoy nos toca enfrentar esta realidad de la obra social, estamos trabajando a destajo para normalizar la situación. No hay mas convenio con el HPR, debemos reconocer que hemos estado bien atendidos, no hubo quejas, pero ahora lamentablemente no se pusieron de acuerdo con los números y tenemos esta realidad hoy”.

Seguir leyendo
Aviso
Aviso
Aviso
Aviso

LAS MÁS LEIDAS

Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno