Conéctate con nosotros

ANÁLISIS Y OPINIÓN

“Agenda urgente para una sociedad de trabajo”, nada tiene que ver con Perón

Por Maximiliano Arranz (Secretario Adjunto de ASiMM)

Mundo Gremial

Publicado

|

La cuarta revolución industrial, en cuanto a su posicionamiento en la agenda de la dirigencia política argentina, hoy se encuentra en su tercer etapa. La primera fue allá por 2015/16, cuando prácticamente nadie sabía siquiera de que trataba el tema. La segunda en 2017/18, años en los que el título dejó de sorprender a los mismos que antes lo desconocían, pero todavía seguían sin profundizar demasiado en sus causas y consecuencias. Y hoy estamos en la tercera, en la cual muchos confundidos se dejan seducir por los cantos de sirena de la globalización, que nos plantea que “esto llegó para quedarse” y que tenemos que conformarnos con las migajas que caigan de la mesa de la explotación 4.0.

Nuestro conductor el General Juan Domingo Perón, dejó muy en claro que la socialdemocracia es una de las “internacionales” que componen a la SINARQUÍA, junto a la masonería, el vaticano, el sionismo, y el comunismo. Por eso resulta por lo menos llamativo, que aquellos que se declaran públicamente como seguidores de la tercera posición justicialista, olviden de pronto todos nuestros postulados para recorrer los dudosos caminos por donde nos quieren llevar algunos organismos internacionales.

Hace algunos días la Fundación Friedrich Ebert presentó el documento “agenda urgente para una sociedad de trabajo”. Dicha fundación, perteneciente a la socialdemocracia alemana, suele bajar una línea absolutamente ajena a los intereses de una nación como la Argentina, y por el contrario se maneja con la agenda globalista del Foro de Davos, jugando en el equipo de la “contra controlada”.

Si bien hubo una nula repercusión en el pueblo trabajador, el potencial hecho de que pretendan hacer que los peronistas tomemos como propia esta postura, me motiva a hacer algunos comentarios sobre el mencionado documento. Su sola lectura superficial alcanza para alarmarse. Dejando para más adelante un profundo análisis crítico, considero urgente dar algunas primeras impresiones (humildes y escuetas pero precisas para quien sepa entender) sobre algunos de los puntos tratados. Con la colaboración de los compañeros y amigos Federico Adissi (escritor, historiador y experto en 4ta revolución industrial) y Andrés Berazategui (Licenciado en relaciones internacionales), me atrevo a hacer las siguientes observaciones.

Primeramente, cabe señalar que el mentado Informe está totalmente en línea con el reciente de la OIT (dado a conocer en el último plenario hace poco tiempo); con lo cual constituye -salvo pinceladas- un instrumento más del esquema globalizador. El uso idiomático -dato cada vez más importante- desnuda una adhesión ideológica a posturas contrarias a la doctrina nacional justicialista, incluyendo los trillados (y para los desprevenidos ambiguos) términos “sustentable y sostenible”, que esconden los más inconfesables intereses.

Lo dicho no es menor porque sitúa ideológicamente el documento dentro de la agenda cultural mundialista.

Por otra parte convoca al “crecimiento”, término del supracapitalismo financiero, en lugar de hablar de “desarrollo” (a pesar de alguna mención al pasar que no explica ni planifica). Limitación que lo emparenta con los balances del sistema financiero más que con un proyecto integral de país con eje en el trabajo y la producción.

El diagnóstico sobre los grupos piqueteros, que mutaron en movimientos sociales y hoy son vistos como Economía Popular, a las que el Informe pretende de algún modo “regularizar”, no dice nada. Es una quimera en un marco normativo inexistente. La apreciación de que estos grupos pueden ser útiles al “futuro del trabajo” (reciclando, limpiando arroyos, ríos, cuidando personas mayores), son como mínimo ilusorias.

Otra discrepancia llega con la afirmación que dice “el cambio tecnológico no debería redundar necesariamente en pérdidas de empleo”. Las figuras congregadas en esta propuesta no pueden desconocer las aseveraciones de Klaus Schwab, titular del Foro de Davos, quien estima las pérdidas de empleo a nivel global en un 45% en los próximos años; o su gemelo del Banco Mundial, que estima para la Argentina pérdidas del 65%.

La no mención sobre el Foro de Davos, y los disruptores y su impacto en los distintos sectores de la economía y del trabajo, es de una sospecha que aturde en las mentes más lúcidas. No se habla sobre el reemplazo del hombre por la robotización, ni de la IA, ni del big data, o la impresión 3D, ni el internet de las cosas; y el desastre que las “apps” están produciendo en actividades reglamentadas y con convenios colectivos de trabajo que son ignorados.

La generalización en la que se cae con respecto a estos temas, parece ser funcional a aquellos que hablan de “zonas grises” para legislar de acuerdo a sus intereses; mientras precarizan y pauperizan con sus plataformas virtuales a seres humanos, que deberían estar encuadrados y con todos sus derechos tutelados.

Ofrecer como solución a todo lo mencionado la creación de un “diálogo tripartito”, no solo no soluciona nada, sino que carece de originalidad. Por otra parte, el objeto de esta mesa de diálogo dista mucho de ser un observatorio que monitoree el impacto tecnológico en el mundo del trabajo, para recabar datos sector por sector y proteger a aquellos más vulnerables.

Como rescatable, apenas puede ser interesante cuando menciona sin profundizar “el problema del algoritmo”. Pero hace una peligrosa generalización cuando se refiere a “actividades de plataforma” que sostiene que hay que regular; cuando en realidad la “app” no es una actividad en si misma, sino solo una nueva herramienta aplicada a actividades con décadas de existencia y completamente reguladas.

En síntesis, el documento huele a viejo, es cómplice por omisión con el Foro de Davos, y coquetea con el progresismo pero absolutamente alineado con los planes globales del supracapitalismo concentrado. Nada tiene que ver con nuestra doctrina, con la historia de lucha del movimiento obrero peronista, ni mucho menos con Perón. Estas líneas no buscan otra cosa que poner en alerta a los desprevenidos. Que no nos vendan gato por liebre.

Somos una agencia de noticias sindicales. Nuestra misión es dar un espacio de encuentro e información a todos los sectores de la actividad, sin discriminar su capacidad y potencial

Seguir Leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

La soja de Alberto

El desafío de la sempiterna argentina del subdesarrollo: dar previsibilidad y estabilidad económica. Distintos sectores y el albertismo buscan cercar Vaca Muerta para evitar los vaivenes de inestabilidad.

Pablo Maradei

Publicado

|

Lejos del valor de la soja durante la era kirchnerista, en el albertismo hablan de Vaca Muerta como “la soja de Alberto” en referencia a que ese sector de la economía será vaca lechera y por lo tanto tractor económico de su gobierno. Es una manera de correr la sempiterna discusión entre país agroexportador o industrializado. Más allá de que el gobierno de Cambiemos corrió el eje de discusión y concepción de la industria metalmecánica versus industrias modernas. Todo siempre al nivel de buenas intenciones porque lo que se destruyó no se reconstruyó en nuevas industrias.

Sobre Vaca Muerta sobrevuelan miradas estratégicas. Por un lado, el propio Alberto Fernández encargó al economista Guillermo Nielsen a hacer una radiografía del sector para encarrilar una política económica que rija al sector.

El senador y titular del gremio de los petroleros privados, Guillermo Pereyra, envío un proyecto de ley para blindar Vaca Muerta del zizagueo permanente de nuestra coyuntura política económica: “reglas claras para inversiones a largo plazo” resumió el dirigente a este medio. De hecho, en los fundamentos de su proyecto indica que “la Ley de Hidrocarburos 17.319 se modificó 72 veces desde octubre de 2014” entre decretos y resoluciones y una ley que la pisó.

Ambos ya se cruzaron e intercambiaron opiniones. Eso sí, mientras que Pereyra ya le dio estado parlamentario a su proyecto, Nielsen esperará el resultado electoral para no pisar en falso.

Eso sí, las propuestas giran en torno a declarar la actividad del yacimiento de “interés nacional”, garantizar la estabilidad fiscal (establecer impuestos y no adecuarlos ni sumar nuevos) y cambiaria (regirse con tarifas dolarizadas). También mantener la inversión en infraestructura en pueblos cercanos que son fuente de alimentación de trabajadores.

Señaló Pereyra a raíz de esta alquimia: “Lo primero a destacar es ver el interés que le pone al tema el posible próximo gobierno de la Argentina, también el interés que le estamos poniendo desde el lado de los trabajadores y yo como senador y presidente de la comisión de minería y combustible. En definitiva, todos vamos con el mismo fin de dar previsibilidad para que vengan inversiones y no se les cambie las reglas de juego. De alguna manera buscamos blindar todo esto para que se tenga previsibilidad. Una vez que ingresen todos los proyectos se buscarán los consensos necesarios para converger en un proyecto único”.

En tanto, a principios de este mes Cristina Kirchner se juntó con el ex CEO de YPF, Miguel Galuccio. Fue en Cuba en una de sus visitas a su hija Florencia. Fue para obtener de primera mano una visión estratégica de Vaca Muerta. Recordar que Galuccio, luego de dejar su cargo en YPF, montó una empresa con inversiones en el yacimiento de no convencionales.

A este estofado que se viene cocinando se le sumará prontamente otro más: en este caso el que está elaborando por estas horas la Catheda (Confederación Argentina de Trabajadores y Empleados de los Hidrocarburos, Energía, Combustibles, Derivados y Afines). Allí fichan grandes jugadores: Antonio Cassia (trabajadores de YPF), Hugo Moyano (Camioneros por el sector logístico), los Mangone (gremio del Gas), entre otros. De este proyecto está al tanto la UIA, ya que ha habido varias reuniones entre ambos sectores.

El GPS sobre Vaca Muerta al día de hoy da cuenta de unas mil personas suspendidas y ya habría despidos por los 95 pozos que se dejaron de explorar.

Pese a estos vaivenes Vaca Muerta llegó al hito histórico de producir 100.000 barriles diarios de crudo.

Seguir Leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

Alberto Salas: “Vamos a volver a unir a toda la APTA”

Elecciones Técnicos Aeronáuticos: El candidato a secretario general por la Lista Celeste habló con Mundo Gremial y contó sus proyectos para los trabajadores de la actividad.

Mundo Gremial

Publicado

|

Los técnicos aeronáuticos elegirán este jueves 17 a la nueva conducción sindical de la APTA, el gremio que nuclea a los trabajadores del sector.

El sindicato, fue fundado en 1963, agrupa a los mecánicos de aviones como también a los empleados encargados del despacho y retiro de equipaje, desde funciones técnicas a especialidades previstas en el código aeroportuario.

En la elección, el actual secretario general de APTA (Asociación del Personal Técnico Aeronáutico), Ricardo Cirielli, buscará extender sostenerse en el cargo luego de 27 años de conducción ininterrumpida.

Pero esta vez, no le será nada fácil: un frente opositor buscará arrebatarle el máximo sillón del gremio.

La lista opositora Celeste “La Voz de APTA” es encabezada por el candidato a secretario general Alberto Salas.

En diálogo con Mundo Gremial, Salas explicó la realidad del gremio y los proyectos para los trabajadores técnicos aeronáuticos en caso de ganar la elección.

-¿Es un compromiso público el hecho de bajar a solo dos períodos la conducción del gremio?
– Nos parece que es un gran aporte limitar a que sean sólo dos mandatos consecutivos los que puedan ejercer los miembros de la Comisión Directiva. Vamos a reformar el Estatuto, así como también habilitar nuevas secretarias. Queremos que esto sea un proceso discutido en todos los sectores de trabajo y brindar un buen tiempo para su elaboración. Habilitar medios e instancias democráticas para que los compañeros puedan hacer llegar sus opiniones y luego en una síntesis la comisión directiva presentará a la asamblea y estaremos abiertos también a otras mociones que en esa asamblea se puedan llegar a presentar

-¿Cuáles serían las tres primeras acciones en caso de ganar el gremio?
-La primea acción que necesitamos implementar es volver a unir a toda APTA. Terminar con las persecuciones, terminar con las divisiones, terminar con la violencia hacia los compañeros. Nuestra preocupación principal hoy está en los compañeros de Andes Líneas Aéreas -que hace meses que sus trabajadores no cobran el sueldo-, en las aerolíneas que no están volando. Queremos abrir una instancia que tiene que ser vertebral del modelo de transporte aerocomercial basado en la línea de bandera y también la situación de los compañeros de FADEA. Para todo esto vamos a reactivar los cuerpos de delegados y reactivar la actividad gremial en todas las empresas aéreas del país.

-Entre los ítems de campaña proponen el “rechazo a la política de cielos abiertos”. Dentro de esa política están las Low Cost. Consulto: ¿hasta dónde llega el rechazo? ¿Hasta la eliminación de este tipo de servicios?
-Hay que separar el tema en dos cuestiones. Una es el modelo de empresa Low Cost y el otro es la “política de cielos abiertos” que nosotros rechazamos de plano. Los acuerdos que se firmaron en la última etapa del Gobierno de Macri van en contra de la reciprocidad que determina la Ley que es el producto del Acuerdo de Fortaleza de 1996 y que está vigente desde el 2001, que marca una regulación entre los vuelos que hacen la línea aérea nacional en otros países y los que las líneas aéreas de esos países pueden hacer acá. La Política de Cielos Abiertos desregula completamente el mercado lesionando severamente a nuestras Líneas aéreas Nacionales. Y cuando hablamos de la cuestión de estar “en contra de las aerolíneas de bajo costo”, tiene que ver con que estamos en contra de la precarización del trabajo. Nosotros defendemos que los técnicos y despachantes tengan un convenio colectivo de trabajo firmado por nuestra Asociación, que sea similar a los convenios de las demás empresas de la actividad. No tenemos nada en sí contra ninguna empresa siempre y cuando la cuestión de los “costos” no sea en contra de los intereses de los y las trabajadoras. De ninguna manera estamos en contra de que operen, sí nos parece que tiene que ser sobre una igualdad. No puede ser el beneficio que han obtenido en el último tiempo a donde se les ha otorgado todas las posibilidades de estructura que se han solventado con las arcas estatales: todas las obras que se han hecho en el aeropuerto del Palomar y las sucesivas obras que se han hecho a lo largo del país para favorecerlas cuando todas éstas obras fueron solventadas desde el erario público. Nos parece que habiendo una empresa de bandera es ésta misma la que puede cubrir ésa demanda especifica que estas empresas dicen interpretar.

-Respecto a las Low Cost, ¿qué idea tienen de lo que hará el próximo gobierno si es que lo encabeza Alberto Fernández? ¿Hablaron con sus equipos técnicos?
-La información que tenemos de Alberto es que él quiere defender a Aerolíneas Argentinas y Austral, volverla a ponerlas en el lugar que nunca debieron perder. En ése sentido tenemos muy buenas propuestas para hacerle llegar en relación a la utilización de toda la infraestructura que dispone en el país. Hay una capacidad que está ociosa para ponerse al servicio del crecimiento del país. Confiamos que con proyectos coherentes van a ser escuchados y lo mismo nos sucede con la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA). Quisiéramos poder profundizar la potencia que tienen dos empresas que son muy sentidas por las y los trabajadores argentinos, por la propia historia, por la defensa de la soberanía. Cuestionen que van en consonancia con el Movimiento Nacional Justicialista, al que muchos de los que integramos la lista Celeste adherimos. Queremos colaborar para hacer realidad la propuesta de desarrollo Nacional que el compañero Alberto le está proponiendo a toda la sociedad.

-Denuncian que Cirielli tiene una vida ostentosa, ¿avanzaron con denuncias judiciales?
-Nosotros estamos convencidos que una persona que defiende, en la forma violenta que ha tenido Cirielli contra sus propios compañeros no tiene otra razón de ser que no sea la de defender privilegios personales. Nosotros no vamos a avanzar en ese tipo de denuncias en esta instancia, nosotros lo que hacemos es una denuncia política. Una advertencia a nuestros compañeros. Porque está claro que la forma de vida que tiene éste compañero no se condice con la forma de vida que tiene un trabajador técnico aeronáutico. Tenemos propuestas que tienen que ver con hacer memoria y balance a libro abierto, que tiene que ver con transparentar las cuentas del sindicato, con democratizar el uso del bono F.A.S. Poner a disposición de todos en la página web del sindicato las actas firmadas en cualquiera de las negociaciones que se emprenden. Cuestiones que le hemos reclamado en reiteradas oportunidades a la actual conducción y sabemos perfectamente las razones por las que no muestra toda esta información.

-En ese recorrido que hicieron por todo el país y denuncian que hay rechazo a la gestión de Cirielli: ¿por dónde pasa ese rechazo? Por falta de presencia, por poca o nula acción gremial
-El rechazo más grande que hay a la gestión de Ricardo Cirielli tiene que ver con la falta de actividad y respuesta gremial. Cuatro años con despidos, cuatro años con paritarias a la baja, cuatro años en los que avanzó un proyecto precarizador y el sindicato no estuvo a la altura de la circunstancia. Cuatro años de poquísima actividad de los cuerpos de delegados, casi nula, actividad que ha costado mucho a los compañeros de FAdeA, Andes Líneas Aéreas, Aerolíneas Argentinas y Austral. Se ha achicado mucho la aerolínea de bandera, no vemos acción de nuestro sindicato ante la inminente devolución de los aviones de fuselaje ancho que implicaría la pérdida de más rutas. Nuestro compromiso es darle un canal de expresión a todos esos reclamos que están muy sentidos.

-Dentro del esquema gremial donde se posiciona como dirigentes sindical? En el moyanismo? Barrionuevistas? Izquierda? Gordos?
-Yo soy el hijo de un trabajador y de una trabajadora. Milito en el peronismo desde los 13 años. Pero lo que soy es menos importante de lo que toda la Comisión Directiva puede y va a ser. Hay compañeros que han militado en la Juventud Sindical de la CGT, otros hemos hecho una militancia importante en la CTA, otros provienen de experiencias vinculadas a la izquierda. El nuestro es un armado Frentista que creo que es lo que hoy está reclamando toda la sociedad y lo que nos venían reclamando nuestros propios compañeros: que estén las mejores hombres y mujeres que puedan aportar a un proyecto que reivindique y recupere las conquistas que han dado bienestar a los y las trabajadoras argentinas y que a su vez aporten al crecimiento del País. Como nos enseñó el General “nadie se desarrolla en un medio que no se desarrolla”. Las y los trabajadores técnicos aeronáutico queremos vivir en una sociedad en donde cada quien tenga la posibilidad verdadera de desarrollarse. Nosotros sabemos lo que queremos y donde estamos parados.

Seguir Leyendo

ANÁLISIS Y OPINIÓN

“El 50% de los trabajadores de Mar del Plata tiene algún tipo de problema laboral”

Lo afirmó Miguel Guglielmotti, secretario general de la CGT regional, en un mano a mano con Mundo Gremial.

Mundo Gremial

Publicado

|

La CGT Regional Mar del Plata renovó su conducción hace un año y medio. Hoy está integrada por 60 sindicatos y es una de las regionales más estratégicas de la provincia de Buenos Aires.

En la actualidad transitan un panorama oscuro con pérdidas de empleo y un fuerte porcentaje de trabajo no registrado, siendo la región con mayor desempleo del país, según los números del Indec.

El bancario Miguel Guglielmotti, secretario general de la CGT Mar del Plata, analizó junto a Mundo Gremial la realidad de los trabajadores marplatenses y pidió avanzar en un “gran acuerdo social” que tienda a “rever la matriz productiva” del distrito.

La regional abarca a las ciudades del partido de General Pueyrredón (Mar del Plata y Batán), donde la situación laboral “es extremadamente completa”, según el dirigente gremial.

Según los recientes números del Indec, la ciudad balnearia tiene la mayor desocupación de la República Argentina, con un 13,4%, sobre un 10,6% de promedio nacional.

“Estos porcentajes a veces suenan un tanto fríos, y hay que traducirlo a cantidad de personas , esto quiere decir que en el partido hay 42 mil trabajadores y trabajadoras desocupadas, 51 mil trabajadores demandantes de un nuevo empleo, dado que no llegan a cubrir las necesidades de la canasta básica, y 58 mil trabajadores no registrados”, describió.

Guglielmotti hizo hincapié en este último dato: hay casi 60 mil empleos no registrados. Así, “sobre una base económicamente activa de 309 mil personas, si se suman todas tres variables, el 50% de los trabajadores y trabajadoras del partido tiene algún tipo de problema laboral”.

“Indudablemente aquí hay un problema coyuntural, de fondo, nosotros desde que asumimos venimos pidiendo que se revise lo que es la matriz productiva de nuestro distrito, que ha producido este problema laboral una cuestión de pobreza e indigencia muy grande”, agregó.

La regional Mar del Plata fue impulsora, en julio de 2018, del pedido de emergencia alimentaria en el Concejo Deliberante local, tendiente a mejorar la situación de las 198 mil personas bajo de la línea de pobreza y los 41 mil indigentes que arrojó el último estudio del Indec.

En ese marco, se creó la Secretaría de la Economía Popular dentro de la CGT para poder articular acciones con la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular): “ ellos administran entre comedores y merenderos más de 250 lugares, atienden a mas de 23 mil personas, en esos comedores y merenderos, que al día de hoy están dando turno, números, para que la gente pueda comer”.

“Esta es la situación del partido. El impacto de las políticas neoliberales golpea doblemente en nuestros distritos en función de venir con un problema casi endémico que es el de la desocupación más alta del país desde hace mas de una década, y reitero, con una matriz productiva absolutamente agotada que hay que repensar”, sentenció.

—Mar del Plata es una ciudad con muchas oportunidades, con un puerto, cercana al campo, supo tener industrias y las tiene, que está en una posición logística importante de la provincia de Buenos Aires, tienen la industria del turismo, ¿cuáles son los principales factores que llevaron a esta situación y desde dónde uno lo puede explicar?

—En realidad deben ser muchos los factores que han provocado esto, quizá la gente que viene en temporada consigue un trabajo temporario, generalmente en los últimos años es no registrado; se queda durante el resto del año y pasa a engrosar la fila de este gran ejército de desocupados.

También hay que rever la cuestión del puerto, indudablemente hay actividades que por la evolución que han tenido en determinadas áreas se ha terminado lo que tiene que ver con el trabajo en tierra. Los barcos migran al sur a pescar camarón y langostino, y el trabajo en tierra obviamente a Mar del Plata no llega, eso hace que más de 10 mil personas se encuentren sin trabajo, eso mismo pasa con la estiba, el turismo ya no alcanza para sostener a una ciudad de casi 700 mil u 800 mil habitantes, que requiere de otro tipo de industria, que requiere de una regionalización más grande, de operar de otra forma con los circuitos frutihortícolas, de poner un puerto de pie y empezar a generar exportaciones desde allí, e indudablemente, para ello necesitás trabajar con las localidades aledañas, en fin, fundamentalmente lo que aquí se necesita es generar un gran consenso, un gran contrato social, de los marplatenses y los batanenses que comiencen con el movimiento obrero, con los sectores empresariales, con las universidades a generar políticas públicas que tiendan a rever la matriz productiva como para empezar a salir más adelante, con una fuerte apoyatura indudablemente de los gobiernos nacionales y provinciales.

—En tu primer año y medio de gestión, incorporaron a la CTEP y dieron una fuerte participación a la mujer en la Regional, ¿qué reflexión hacés de tu conducción en la Regional?

—La reflexión con respecto a la construcción de la Regional ha sido muy positiva, a mí me acompaña como secretaria adjunta Adriana Donzelli, que es al mismo tiempo Secretaria General del SADOP, y desde allí se han revalorizado muchísimo las políticas de género, hay un espacio de mujeres que interactúa muy fuertemente con la regional, también se han generado espacios de jóvenes, nuestro secretario de la juventud es Martín Navarro del Sindicato de Pasteleros, en fin, yo creo que en ese sentido es una regional que tiene gran protagonismo dentro, y que ha tomado la centralidad del movimiento obrero de General Pueyrredón, que ha participado de todos los conflictos y que se ha animado también a generar políticas públicas y a expresar políticas públicas y distintas cuestiones, como te refería a la emergencia alimentaria hace más de un año.

Nos mantenemos los mismos 60 gremios que nos configuramos en ese abril de 2018 y se han ido sumando otras organizaciones e indudablemente la interrelación con los movimientos populares era más que necesaria en el contexto de la ciudad de Mar del Plata con la cantidad de trabajadores no registrados que tenemos y con los niveles de desocupación que nos marca el Indec era impensado generar una central de trabajadores sin incorporar a esos sectores que indudablemente tienen que ser una herramienta por el momento para darles contención y lo que buscamos, obviamente en un país con una movilidad social potente que tengan una inserción laboral en el campo de la registración que es de donde venimos los gremios mas antiguos.

—¿Qué opinión te merece, como Secretario Gral de una Regional de CGT, la posibilidad que se incorporen los gremios que actualmente están en la CTA que conduce Hugo Yasky?

—Yasky hizo el anuncio en un pre congreso provincial en la ciudad de Mar del Plata en el Complejo Universitario una semana antes del congreso nacional en el cual somete a votación su vuelta a la CGT y en uno de sus considerandos él afirma que esta unidad se empezó a construir, que ellos la empezaron a visualizar desde las regionales.

Nosotros tuvimos una inmensa cantidad de actividades que hemos hecho en conjunto, esa denominada unidad en la acción que se fue construyendo aquí con la CTA de Mar del Plata y me parece que indudablemente va a fortalecer al movimiento obrero, esta unidad que, reitero, en el campo de las regionales la interactuación era muy grande y me parece que tiende a fortalecer al movimiento obrero en su conjunto.

Si en la política partidaria es con todos, indudablemente en el movimiento obrero también tiene que ser con todos, así que vemos con buenos ojos ese proceso de vuelta de estos compañeros a la CGT y esperemos que se haga en los plazos más cortos posibles.

Seguir Leyendo
Aviso

LAS MÁS LEIDAS

Copyright © 2018 MUNDO GREMAIL. Desing by | dosveintiuno