Edición n° 1350 - miércoles 01 de octubre de 2014
Información general
Monday 30 de December de 2013 - 09:00

Las paritarias de bancarios y el primer conflicto para el 2014

Los bancarios esperan hasta marzo pero exigen un aumento del 25 por ciento. El Gobierno presionaría para que los aumentos sean considerablemente menores.

Sergio Palazzo, secretario general La Bancaria

Sergio Palazzo, secretario general La Bancaria

El titular de la Asociación Bancaria Sergio Palazzo en encuentros preliminares con la ABA, Adeba y Abapra; las tres entidades que reúnen a los bancos de capitales extranjeros, nacionales, públicos y cooperativos del país, informó que hasta marzo no habrá reclamos, y que pedirán un 25% de aumento salarial.

En tanto los delegados de los trabajadores del sistema financiero, afirmaron que el incremento salarial que reclamarán no deberá ser diferente del de 2013 y que cualquier tipo de propuesta del 20% o similar sería tomada como una falta de respeto. El secretario de Prensa de La Bancaria, Eduardo Berrozpe, habló, siguiendo la teoría de Hugo Moyano, que el reclamo de los trabajadores del sector va a "transitar el andarivel de los precios del supermercado".

En principio existió el temor de que en estas semanas, el gremio tomará medidas de fuerza para negociar paritarias. Pero con el anuncio quedó descartado, aunque sí manifestaron su demanda. En principio desde las empresas, y en línea con los aumentos de los últimos años, un 24% de aumento estaría contemplado. Lo que sí quieren las entidades financieras, es que la discusión no sea violenta y llegar rápidamente a un acuerdo global que les permita trabajar en cierto orden interno.

Pero sin embargo el problema va a surgir desde el Gobierno nacional, que quiere que sectores como el automotor, bancario, textil, alimentario, siderúrgico, plásticos, entre otros, cierren sus negociaciones a partir de marzo y que el porcentaje de aumento que consigan, luego sirva para comenzar a trabajar sobre una reducción en las expectativas inflacionarias.

En definitiva el Gobierno no vería con buenos ojos el acuerdo, y presionaría para que el aumento no supere el 22% en ningún caso. Es más, fuentes señalan que tratará de controlar los reclamos entorno al 18% de aumento. Al parecer no comenzó el año y ya hay problema en puerta.-

Comentarios