Edición n° 2286 - lunes 24 de abril de 2017
Información general
Viernes 21 de abril de 2017 - 09:30

Crisis frutícola: Productora de peras y manzanas al borde del cierre

Se trata de la emrpesa Frutas Nace de Río Negro. Quedarían en la calle 40 familias de la localidad de Lamarque.

Frutas NACE

Frutas NACE

La productora de peras y manzanas Frutas NACE comenzó a despedir a una parte de su nómina de empleados y adelantó que cerrará las puertas de su establecimiento en Lamarque, provincia de Río Negro.

De no mediar un rescate de última instancia, la empresa despedirá a 40 empleados en medio de una crisis que afecta a todos el sector frutícola del alto valle de Río Negro, por los costos de producción y los bajos precios de comercialización. La firma cuenta con un galpón de empaque y cámaras de frío que podrían dejar de funcionar definitivamente en las próximas semanas.

Desde la empresa sostienen que la difícil situación del sector frutihortícola le impide cumplir con los compromisos con sus empleados y denuncia presiones de los sindicatos. Desde el gremio explican que los pedidos responden a derechos legítimos de los trabajadores. Es la tercera gran empresa del sector que aplica cierres de plantas y despidos en la provincia.

El sector está en una situación comprometida también por cuestiones climáticas que azotaron los cultivos. Se cuentan despidos de Expofrut, por el levantamiento de muchas hectáreas de frutales, y el cierre de la tomatera Canale, junto a la pérdida de fuentes de trabajo en otros galpones.

La gestión de Alberto Weretilneck empezó esta semana a destinar los 10 millones de pesos que el Gobierno nacional había enviado a productores rionegrinos en el marco de la emergencia climática por la caída de granizo. Por ventanilla, el gobierno rionegrino está pagando el aporte no reintegrable nacional que llegó a las arcas provinciales el 22 de noviembre de 2016.

Por ahora, no alcanza a todos los productores: el desembolso llevará varios días, ya que recién desde ayer las Cámaras locales están avisando a los beneficiarios. Los productores se venían quejando porque ya habían pasado cinco meses desde que la administración nacional había mandado el dinero y el mismo no era repartido. NA.

Comentarios