Edición n° 1403 - domingo 23 de noviembre de 2014
Información general
Tuesday 28 de February de 2012 - 11:00

Aleara movilizará en San Fernando

El Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar de la Argentina (ALEARA) se declaró en estado de alerta y movilización y pidió una urgente reunión con el intendente de San Fernando.

Aleara movilizará

Aleara movilizará

Luego de recientes declaraciones de representantes del Bingo King de esa localidad, que dan cuenta de la “amenaza patronal de trasladarse de jurisdicción y reducir la plantilla laboral”.

En la nota dirigida al intendente y al titular del Concejo Deliberante, ALEARA sostuvo que la empresa que explota el Bingo “se niega en forma injustificada a negociar un Convenio Colectivo de Trabajo que regule las condiciones laborales de los casi 400 trabajadores que emplea” y se opone a “acordar paritarias, lo que importa la negativa a abonar sueldos acorde a la pauta salarial del 30% pactada con todas las empresas del sector”.

Además, el Sindicato salió al cruce de declaraciones del presidente del Bingo King, Pascual Isabella, quien cuestionó la cantidad de empleados con que cuenta esa sala. Ante ello, ALEARA afirmó que defenderá “cada uno de los puestos de trabajo” existentes dentro del sector y advirtió que no permitirá despidos ni reducción de personal.

“En el Bingo King de San Fernando han precarizado las condiciones de trabajo y pagan malos sueldos a los empleados. Ahora se quejan porque el Concejo Deliberante ha creado un nuevo impuesto y entonces advierten con tomar medidas contra los trabajadores. ¿Por qué nosotros tenemos que ser los perjudicados en esta historia”, dijo el secretario Gremial de ALEARA, Ariel Fassione.

El Gremio advirtió sobre “la apremiante situación que atraviesan los trabajadores” del Bingo King y dijo que la empresa “ha venido demostrando un grave comportamiento reñido con las buenas prácticas laborales y sindicales desde hace más de un año”.

Como ejemplo de ello, además de la negativa a negociar un Convenio Colectivo y acordar paritarias, mencionó “las pobres condiciones laborales y edilicias que la empresa ofrece a sus trabajadores, el abuso de la forma de contratación de tiempo parcial y la violación de los derechos sindicales de los trabajadores, entre otras practicas que repudiamos”.

También remarcó que este Bingo incurre en “violación de los derechos sindicales de los trabajadores”, despidió “sin causa” a un trabajador candidato a delegado sindical y “se niega a instalar guardería para trabajadoras madres de menores de 0 a 5 años, o abonar el costo que la misma insuma a las mismas, siendo una de las pocas empresas de la actividad que aún se encuentra retrasada respecto de este tipo de derechos sociales”.

Y en el mismo sentido, afirmó que incumple con “la ley de aforo Nº13.063,  cuyo artículo 7º dispone que las salas de  bingo deberán preservar como condición ineludible para el mantenimiento de  la autorización para funcionar una nomina de agentes no inferior a un puesto laboral por máquina autorizada”.

Sobre la situación actual, Fassione subrayó: “Si una decisión del Concejo Deliberante perjudica a la empresa porque tiene que pagar más impuestos, no puede ser que se la agarren con los trabajadores, que son quienes día a día ponen el hombro para que esto funcione. No vamos a permitir reducciones de personal ni despidos. Vamos a seguir defendiendo a nuestros compañeros con todas las herramientas posibles”.

Esta reacción del Gremio se produjo por declaraciones del presidente del Bingo King de San Fernando, quien se refirió a una ordenanza que votó el Concejo Deliberante de ese distrito, creando un impuesto sobre las máquinas tragamonedas.

En esas declaraciones, Isabella dijo: “Tenemos la obligación de tener un empleado por máquina, lo que significa que tenemos 540 empleados acá, que con 150 nos sobraría. Tenemos un montón de trabas que, en definitiva, dificultan la mejor explotación de este negocio”.

“Tenemos la obligación de tener el triple de personal del que necesitamos, y de lo que queda pagamos el 35 por ciento de ganancias, además el impuesto al cheque y todo lo demás. No nos quejamos, lo que pasa es que estamos cansados de que todos los años nos inventen una”, dijo Isabella.

Frente a ello, el secretario Gremial de ALEARA insistió en remarcar que “los trabajadores no somos una variable de ajuste. No somos nosotros los que impedimos que crezca la actividad, sino todo lo contrario. Somos parte de este engranaje y como tal queremos que se respeten nuestros derechos”.

 

Comentarios